Alex Strecci, sobre la vida del influencer y ser un melómano | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

Alex Strecci, sobre la vida del influencer y ser un melómano

De estilo irreverente en redes sociales y bajista en Lola Club.

Autor: Aarón Martínez 6 agosto, 2018


 


Fotografía por Rodrigo Palma.  Camisa, Express. Pulseras y anillo de doble argolla, 137 designs.

 

 

 

Platicamos con Alex Strecci sobre su carrera en la música y en YouTube. Aquí las fotos y la entrevista completa

 

 

Strecci es de los gigantes digitales en México. Comenzó a ganar fama hace 6 años por su canal de YouTube (AlexXxStrecci), donde acumula más de cinco millones de suscriptores.  Sus videos tratan de todo, desde echar volados con sus amigos y cumplir retos como inhalar Miguelito o comerse un cigarro a mordidas, pasando por sus aventuras de viajero en Colombia, Los Ángeles o Nueva York, hasta tutoriales de cocina bajo el lema “Yo no soy un chef”.

 


Chamarra, That’s Hot. Collares, 137 designs.

 

 

 

Su estilo improvisado, humor ácido e irreverencia lo convirtieron en todo un personaje que sale de lo digital a las calles, lo cual, como él explica, tiene sus pros y sus contras: “Lo bueno es que si llegas a un lugar y te reconocen, evidentemente te tratan muy bien. Las desventajas son no poder hacer una vida normal en muchas ocasiones: soy una persona que le gusta comer afuera del Metro esos tacos de cinco por 20 baros, y sí, es feo que cuando se te está escurriendo la salsa por la cara llegue un güey a pedirte una foto.

 

O hay esa confianza de llegar, jalonearte, darte un beso; muchas veces me han robado sombreros o gorras, porque como soy un personaje irreverente en las redes sociales se les hace muy cagado arrebatarme la gorra y echarse a correr. Piensan que es lo más cagado del mundo cuando no, la neta es horrible”.

 

 

 


Pants, True Religion. Chamarra de mezclilla, True Religion. Playera, Joe’s Jeans. Pulseras, 137 designs. Tenis, Le Coq Sportif. Gafas propiedad de Alex.

 

 

 

A pesar de lo anterior, hoy su camino como influencer le da para vivir, está en un punto donde las marcas lo buscan para generar contenidos al conocer la afinidad que tiene con sus seguidores. Además, Strecci tiene otra misión en paralelo, la de su banda Lola Club, un grupo que suena entre reggae, pop y un poco de rock, en donde él es bajista. “Acabamos de estrenar nuevo disco, se llama Ahora todos los discos tienen nombre”. Ahondamos en cómo ha sido ese proceso en el que se toma con gran dedicación a Lola Club, banda que por decisión de sus integrantes se mantiene independiente, lejos de las casas productoras. “Obviamente no cuentas con el apoyo de una disquera que te apadrina, que te da todos los recursos para poder hacer un show como quieres, por lo mismo muchas veces nosotros no ganamos dinero de estar haciendo conciertos o giras, pero también es padre porque tú solito vas creando tu nombre, y cuando llegas a las ciudades ves que hay gente, y sabes que todo ese esfuerzo y sacrificios que conllevan valen la pena”.

 

 


Camisa, Express. Chamarra, True Religion. Collares y anillo de doble argolla, 137 designs.

 

 

 

Más a fondo, expone que aunque los han buscado varias compañías discográficas, ellos están felices así, porque musicalmente hacen lo que quieren, y no hay alguien a quien le firmaron orillándolos a tocar algo que no suena a ellos. “El problema es que la disquera prácticamente se vuelve tu cerebro, decide por ti. Tú puedes componer una canción que te encante, llegas con la disquera y te dice: ‘Está padre tu canción pero mejor haz reguetón’, y a ti no te gusta el reguetón. Entonces seguimos esa línea, ser libres y componer lo que queramos”.

 

 


Camisa, Express. Chamarra, True Religion. Collares y anillo de doble argolla, 137 designs.

 

 

Una de sus citas más importantes está por llegar al Teatro Metropólitan el 3 de noviembre, donde será el escenario ideal para presentar su disco. Strecci explica que aunque es un gran orgullo el trabajo de la banda, tiene sus complejidades: “Mucha gente podrá decir que los boletos están caros, que seguramente nos quedamos mucho dinero,  pero la verdad es que no. En realidad nunca vemos dinero de esos shows, siempre ha sido más para la producción que queremos que se lleve a cabo el día del concierto, para que la gente lo disfrute, porque si voy a tocar nada más con mi bandita y ya, pues mejor voy a un bar. El chiste de ir a un concierto es tener algo nuevo, algo innovador”. Por ejemplo, nos adelanta, habrá mariachi tocando con ellos algunas canciones.

 

 


Pants, True Religion. Chamarra de mezclilla, True Religion. Playera, Joe’s Jeans. Pulseras, 137 designs. Tenis, Le Coq Sportif. Gafas propiedad de Alex.

 

 

Como conclusión, lanzamos una pregunta: ¿Entonces te gustaría ser más reconocido por la música que por los videos? Y responde determinado: “¡Mil veces! Sí, ser un personaje, pero que mi banda sea conocida. También ese rollo en donde la gente diga: ‘Este güey tiene visión para esto o lo otro’. El chiste es prevalecer, ser persistente, y marcar bien lo que quieres, nunca decir pendejadas de las que te puedas arrepentir, porque eso es lo peor del mundo. Puedes llegar a decir ‘yo quiero ser el mejor músico del mundo’, pero lucha por eso y no te quedes en la casa acostado viendo Dragon Ball Z”.

 

 


Chamarra, True Religion. Playera, Express. Pulseras, 137 designs, Pantalón y botas, propiedad de Alex.

 

 

Stylist, Paola Caballero @paolacbo para Classic Parade @classicparade; maquillaje y peinado, Odette Lima @mitristevida; producción, Maxim México.

 

 

Hablando de música, lee esta entrevista que le hicimos a Kinky.

Temas relacionados con esta nota:     , , , , ,