El sabor de CDMX

Descubre los rincones que tienen una excelente propuesta de diseño y alimentos que despertarán tus 5 sentidos.

Autor: Redacción Maxim 10 Abril, 2017


Xaman Bar

La ciudad de México es un lugar atractivo, misterioso e inigualable, por eso la demanda de espacios alternativos ha crecido. La gente busca sitios donde experimentar varias sensaciones en un solo lugar. En la ciudad encontrarás cafés, bares, restaurantes y juice bar que no le piden nada a Nueva York, Los Ángeles o París. Por eso nos dimos a la tarea de reconocer y apreciar estos rincones que le han dado vida y sabor. Diseño, concepto y sabor fueron los atributos que admiramos.

 

Xaman

Copenhague 6, Juárez

 

Chamán es una palabra que significa “médico-brujo de una clase que afirma tener contacto único con dioses y otros mundos”. A tu llegada notarás el peculiar olor a incienso, la decoración mística, plantas por doquier y uno de los elementos principales del lugar: la madera, que hace vivo y cálido este espacio. Además verás mucha simbología que caracteriza el concepto. Este bar no es como cualquiera; su modalidad es diferente porque no hay una barrera entre el bartender y tú como cliente y tampoco hay meseros. Para ellos dividen el alma del lugar
en cuatro partes: mixología etnobotánica, música hipnótica, espacio metamórfico y xamanes.

 

 

Los tragos son su especialidad, basados en herbolaria mexicana y especias. Uno de los más populares es el “piedra del mar”: ginebra beefeater 24 infusionada con alga wakame, galliano, jugo de lima, xoconostle y jarabe de té de limón. Por su parte, la música es perfecta, con ritmos latinos y toques electrónicos, ideales para bailar un poco y disfrutar de una buena conversación con tus amigos o un date.

 

Xaman es un lugar perfecto para olvidar qué día y hora es, y sumergirse a otra dimensión. Recuerda el lema del bar: “tratar las cosas como un Espíritu”.

 

Público

Moliére 50, Polanco

 

En Público Comedor se distinguen por el trato hospitalario y la sazón propios de una comida casera. Los ingredientes son de primera, en combinación con la maestría del chef Pablo Salas quien, como fiel promotor de la gastronomía mexicana, diseña su cocina a partir de ingredientes que encuentra en los mercados de distintas partes del país, para crear propuestas de recetas basadas en técnicas modernas y tradicionales que contengan los sabores ya establecidos en el paladar mexicano.

 

 

Sus servicios incluyen desayunos, menú de comida en tres tiempos, comida a la carta, comida para llevar, así como venta de comida en cantidades familiares. Sus precios son accesibles, pues el costo promedio de una comida completa oscila entre $150 y $200. Algunos de los platos recomendados son: la milanesa de res a la mantequilla, albóndigas de res en salsa verde, salmón trout en adobo de chiles, y para terminar un pastel de elote o panna cotta de menta.

 

 

El objetivo de Público Comedor es que los comensales se sientan como en casa y disfruten de la sazón mexiquense de una buena comida casera.

 

Luigia

Tabasco 46, Roma norte

 

A una calle de la avenida Álvaro Obregón está la Casa Purveyor, que alberga varios restaurantes, pero al fondo notarás un increíble lugar de origen napolitano. En uno de sus muros hay una luz neón que dice “Made In Italy” —digna de una foto para Instagram—.

Este proyecto culinario nació hace 9 años por obra de Nonna Luigia, sin embargo, el negocio fue pasando a manos de los nietos hasta que llegó a Gianmarco D’Amico. El espacio es pequeño, con toques hogareños, como cojines, plantas y la atención hospitalaria.

 

 

La pizza es exquisita, suave y delgada, y las orillas son un poco más gruesas; nuestra preferida fue la margarita. La particularidad, sin duda alguna, es que son muy pocos los lugares para deleitarse con sabores de Italia; el amor y lo hecho a mano son una de sus grandes fortalezas. Aunque también puedes optar por una ensalada al grill o un fetuccine. Acompañados de un vino, los meseros te harán una recomendación de acuerdo a los alimentos que ordenes.

 

Temas relacionados con esta nota:     ,