Gran Premio de México: Otro fin de semana memorable

    Gran Premio de México: Otro fin de semana memorable

    Nuevamente, la fiesta y emoción se desbordaron.

    Autor: Redacción Maxim 29 octubre, 2018



    Fotos: Cortesía.

     

     

    Se está volviendo costumbre hacer de la Fórmula 1 uno de los eventos más esperados y espectaculares en nuestro país

     

    Este fin de semana la atmósfera de la Ciudad de México se construyó en torno a la Máxima Categoría del Automovilismo con colores tricolores y también los de nuestras tradiciones de Día de Muertos.

     

    Pudimos ver a la niña pintada de calavera, el joven con la máscara del Santo y su amigo con la de Blue Demon, alebrijes en las curvas del Foro Sol, mariachis en los pits, así como cientos de banderas en las gradas.

     

     

    El clima marcó la pauta desde el viernes, día de pruebas en donde el cielo se mantuvo nublado, influyendo en las decisiones de los equipos para su estrategia, como la elección de llantas. Para el sábado, día de clasificación, las vueltas más rápidas dejaron listo todo para lo que vendría un día después, con Daniel Ricciardo arrancando como primero el domingo. Al respecto dijo: “¡Súper feliz! Hace mucho que no lograba la pole.

     

    Hace mucho que no teníamos un muy buen fin de semana en general, y hemos sido rápidos todo el fin de semana. Y, desde el punto de vista del equipo, es increíble lograr el uno-dos en la calificación. Obviamente, tenemos que terminar el trabajo mañana… Creo que es demasiado pronto para afirmar que va a ser una carrera entre nosotros, por mucho que nos gustaría que así fuera”.

     

     

     

     

    La fiesta de domingo

     

     

    Poco a poco los 135,407 asistentes fueron inundando de alegría la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez. Como la previa a la línea de arranque, pudimos ver a los pilotos desfilando en autos clásicos, lo que nos dejó, entre otras cosas, el homenaje que la afición le hizo a Fernando Alonso al ponerse una máscara con su rostro, pues sería su último GP en nuestro país. También, pudimos disfrutamos el show aéreo, con aviones pintando el cielo en verde, blanco y rojo.

     

     

    Luego del himno nacional, entonado por el coro de niñas Mazahua de la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas, los pilotos tomaron sus posiciones para comenzar el Gram Premio de México, que tuvo desde sus primeras vueltas grandes emociones.

     

     

    Algunos de los sucesos más relevantes durante la carrera fueron que los pilotos tuvieron dificultades para encontrar los neumáticos correctos para la pista, viéndolos entrar a pits con frecuencia para cambiar de compuesto sus llantas. Por desgracia, no pudimos ver a Fernando Alonso terminar su último GP en nuestro país, ya que tuvo el incidente de pisar el alerón de Esteban Ocon, lo que afecto su automóvil al grado de dejarlo fuera de la competencia. También, nuestro compatriota Checo Pérez sufrió un percance con el sistema hidráulico, lo que no se pudo resolver y lo dejó fuera, un hecho lamentable para él y la afición, pues había dado una carrera en la que estuvo al límite con su Force India.

     

     

     

     

     

    Al final de las 71 vueltas, la victoria fue para Max Verstappen, el británico Lewis Hamilton se coronó Campeón del Mundo por segundo año consecutivo en nuestro país al quedar en cuarto lugar, posición suficiente para dejar sin posibilidades a nadie de alcanzarlo en los puntos generales del torneo.

     

    El piloto holandés Max dijo luego de su triunfo: “¡Increíble!, no dormí mucho anoche porque estaba decidido a ganar. La arrancada fue la clave: teníamos las llantas correctas y el coche se comportó de maravilla”.

     

     

     

    Asimismo, el ahora el pentacampeón, Hamilton, mostró su entusiasmo y afinidad por las tierras y afición azteca, quien a pesar de tener una carrera complicada, se proclamó campeón: “Muchas gracias a toda la afición mexicana que hace de esta carrera algo tan especial. ¡Fue una carrera horrible! Tuve una gran arrancada y empecé a adelantar, y después la verdad no sé qué pasó”.

     

     

    Luego de la premiación, la fiesta de los autos se volvió música a cargo del DJ Armin Van Buuren, quien tomó el escenario para subir los beats de todos los presentes y así cerrar las actividades.

     

    La afición mexicana debe estar feliz, pues por cuarta ocasión el Fórmula 1 Gran Premio de México estuvo lleno de adrenalina, emoción y pasión dentro y fuera de la pista, poniendo nuevamente el nombre de nuestro país muy en alto y mostrándoles al mundo y a la comunidad F1 que podemos albergar a la Máxima Categoría del Automovilismo de manera formidable.

     

    La cuenta regresiva ya empezó otra vez, estamos listos para la siguiente edición.

     

     

    Aquí te contamos Las claves detrás del éxito comercial de la F1 en México.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Nuevamente, la fiesta y emoción se desbordaron.