En nuestra revista para adultos, Kary Correa te cuenta todo sobre su vida.

Kary Correa: Voluntad de acero en una vocación dominada por hombres

Detrás de cada uno de sus comentarios deportivos, se esconde la lucha de una mujer tenaz que sonríe con una libertad inspiradora. Recibimos en Maxim, la mejor revista para adultos, a Kary Correa para contarte todo sobre su vida.

Autor: Andrei Vásquez 2 febrero, 2018



Fotos: Jorge Ramírez Posada @Jorgeramirezposada

 

 

La vemos todas las noches comentar los mejores momentos deportivos del día, defender argumentos en debates intensos y tomar el riesgo de pronosticar resultados. Vive el sueño de cualquier fanático de los deportes, sólo que con mayor carisma, belleza, conocimiento y amor por el juego. En Maxim Mexico, la revista para adultos ¡Kary Correa!

 

Sin embargo, el camino no fue sencillo. Antes de convertirse en la conductora estelar (aunque ella no se considera así) de SportsCenter y NFL Live de ESPNKary Correa tuvo que superar pruebas existenciales para aferrarse a su vocación, abrirse paso en un mundo dominado por hombres y encontrar su estilo personal. La invitamos a comer unas costillas BBQ para robarle su secreto del éxito. Nos dijo: “Soy vegetariana”, y risueña comenzó a responder nuestras preguntas.

 

 

 

¿En qué momento te cruzaste con tu vocación? 
Es gracioso porque toda la gente que me conoce desde la infancia recuerda que siempre quise salir en televisión. En cuanto al futbol americano, me gusta desde que veía a mis primos emocionarse con los partidos. No entendía nada de la NFL, pero me sentaba con ellos y me contagiaron su pasión.

 

¿Fue sencillo seguir esa afición?
Fue muy doloroso porque mi papá esperaba que estudiara alguna ingeniería, era buena en matemáticas, física, química. Cuando terminé la prepa y les dije que quería estudiar actuación, fue un escándalo porque mis padres son personas de ciencia, querían protegerme de un medio que no conocían y del que sólo escuchaban cosas malas. Me tuve que salir de casa para poder estudiar actuación.

 

¿Cómo le hiciste para sobrevivir?
Trabajé en televisión, modelaje, campañas de publicidad. Cuando eres joven y tienes un sueño, a veces es frustrante sentir que tocas puertas y nadie te hace caso. No sabía por dónde arrancar, sentía que se me iban los años haciendo trabajos paralelos. En ocasiones me ganaba la tristeza, pero lo importante es que nunca dejé de intentar y no desprecié ningún proyecto. Ahora te puedo decir que todo funcionó porque eran tablas.

 

¿En algún momento sentiste que te cerraron las puertas?

Nunca hubo puertas cerradas por parte de televisoras, sin embargo creo que aún al día de hoy sigo lidiando con algunas mentalidades atrasadas. Siguen pensando que las mujeres no son para los deportes. Vivimos con eso todo los días pero te juro que llega un momento en el que te acostumbras.

 

 

 

Fue de casualidad – dice Kary Correa – ese entonces me dedicaba a manejar una agencia de modelos. Me contactaron para llevar dos extranjeras que condujeran un programa previo al Mundial de Sudáfrica. Vieron cómo les daba instrucciones y al final el director del canal me dijo: “Bueno, queremos que te quedes tú”.

 

 

¿Cómo te convertiste en experta de NFL Live?
Me fui colando por cuenta propia y en contra de mucha gente en redes sociales. Era un grupo muy cerrado y muy pequeño de cinco talentos hombres que además tenían muchos años de conocerse. Yo le pedía siempre al productor: “Por favor, inclúyeme en algo”. Me dijo: “Mira, la única forma de meterte es para dar la mención del patrocinador, pero eso va a ser todo”. Al acabar ese patrocinio le dije: “Déjame mandar a corte comercial”, y dijo: “Bueno, está bien”. Partió de mí dar alguna estadística cada vez que me tocaba participar, para que ellos solitos se dieran cuenta de que sí sabía. Cuando el programa comenzó a hacerse diario, me dijo: “Te vas a sentar en la mesa y lo vas a conducir”. Ahora ellos dicen que soy su consentida pero porque me vieron crecer desde pañales.

 

 

 

Y ahora eres la conductora estelar de SportsCenter…
Pues no me creo eso de “estelar” porque en el momento en que en verdad te tragas ese cuento, pierdes. Un día bajó el jefe y me dijo: “¿Te sientes bien?, ok, porque el lunes empiezas con SportsCenter”, así, de un viernes para un lunes. Si me tiran un reto, nunca me echo para atrás, y pensé: “Si él considera que estoy lista, quiere decir que puedo aventarme al ruedo”.

 

 

¿Cómo encontraste tu estilo?

La fórmula para que funcione es que tienes que saber muy bien de lo que estás hablando para que después lo puedas platicar, y así la gente lo escucha mejor. De otra manera sería como escuchar cualquier programa de noticias, que pueden ser de deportes o de cualquier otra cosa.

 

 

¿Es difícil todavía ser mujer y conducir deportes?
Cuando debuté en Sports Center estaba muy nerviosa pensando en toda la información que debía tener bien estudiada. Cuando termina el show, los comentarios que recibí fueron acerca de mi vestido, de por qué no estaba escotada o mostraba más pierna, nadie se preocupó en realidad de lo que yo estaba diciendo. Estábamos muy lejos de entender que ese espacio se le dio a la mujer porque estaba preparada para desarrollarlo.

 

 

 

¿Notas alguna evolución en ese sentido? 
Creo que sí estamos viviendo un proceso de transformación. Cuando era chica, no recuerdo a ninguna mujer de habla hispana presentando deportes. Después aparecían pero como una figura de decoración. Cuando llegué a ESPN había una mujer, Adriana Monsalve, que justo se estaba yendo hacia Los Ángeles. No había ninguna mexicana porque, según mi jefe, cuando llegaban al casting no demostraban conocimiento. Me dije: “Bueno, voy a ser la primera mexicana en conducir SportsCenter”. Con orgullo puedo decir que lo logré y no es porque me guste echarme flores; que sea un segmento acaparado por hombres no significa que toda la vida lo van a hacer ellos, también podemos hacerlo nosotras.

 

 

¿Cómo es un día cotidiano ahora que tienes el mejor empleo del mundo?

Mientras desayuno veo todo lo que sucedió en la mañana en el aspecto deportivo. A veces sí creo que hago un poco mal porque vivo en una burbuja de deportes y me pierdo de algunos asuntos que pasan en nuestra actualidad. Me nutro mucho de mi papá que siempre está al día. En las noches, ya cuando llego del trabajo, comienzo a revisar las noticias que tienen que ver con el mundo, con la política, con la sociedad, pero sí vivo en una burbuja de deportes. Me sé por horarios los programas que quiero ver o escuchar de deportes, no nada más de ESPN, sino de alrededor del mundo. Voy al gimnasio, tengo una perrita, por ser mujer tengo roles de mi propio género, voy al súper y hago de comer porque además de todo soy vegetariana. En fin, hago todos mis pendientes del día y a las siete de la noche ya me voy para la oficina, cuando todo el mundo se va a su casa a descansar, apenas voy a trabajar.

 

 

¿Cómo ha cambiado tu vida este trabajo?

Completamente. En cualquier reunión social ahora estoy en el grupo de la gente que habla de deportes porque me preguntan y a mí me apasiona. Mis amigas lo entienden pero cada vez tengo menos  y mi dinámica diaria ha cambiado también por los horarios, las exigencias del trabajo. Mientras más creces más responsabilidades tienes, de engrandecer tu conocimiento, de estar al día. No me puedo despegar de lo que está sucediendo ni siquiera cuando estoy de vacaciones, ni siquiera cuando estoy en mis días de descanso. Por ejemplo, los domingos que antes eran mis días familiares, ahora trabajo, voy al canal porque es el día que tenemos más acción de NFL y hago SportsCenter, afortunadamente me casé con un hombre que me apoya muchísimo en mi carrera y que como buen argentino ama el futbol. Escuchamos los mismos programas los dos pero sí ha sido un gran cambio. Y estoy muy feliz con mi vida.

 

Con esa sonrisa permanente, nos preguntamos si odias a alguien…

Ya lo perdoné pero de todos modos no me gustaron los comentarios despectivos de Cam Newton hacia una reportera.

 

Si estuvieras ante alguien que tuviera todas las respuestas, ¿qué le preguntarías?

¿Por qué hay tanta desigualdad social en el mundo?, ¿algún día llegaremos a tener un mundo más equilibrado?

 

¿Cuál fue la última película que te hizo llorar?

Bienvenida al mundo, de Sergio Castellito.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter y conoce a todas las hermosas mujeres de Maxim México!

 

 

 

Agradecemos a Porco Rosso Roma por abrirnos las puertas para nuestro encuentro con Kary Correa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Temas relacionados con esta nota:     ,