Público: un cowork en CDMX fuera de lo común | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Público: un cowork en CDMX fuera de lo común

    Hablamos con los fundadores de éste espacio de trabajo que ofrece una experiencia completamente diferente.

    Autor: Redacción Maxim 24 noviembre, 2017


     

    El concepto de Público nació de las ideas de tres amigos, comenzó cuando Andrés Martínez, luego de un largo viaje por el mundo, regresó a la Ciudad de México y abrió una oficina de fondo de inversión.

     

    Se hallaba solo, trabajando frente a un teléfono y una computadora, “rentando un espacio donde no interactuaba con humanos. Me estaba volviendo loco”, explica. Sin embargo, se puso en contacto con Emilio IIlanes, con el que estudió ingeniería civil, y quien le planteó una idea de negocio dentro del concepto de las oficinas coworking; planearon lanzar uno de estos proyectos en la CDMX. Mientras la idea se gestaba, requerían de un arquitecto y pensaron en Alfonso López-Velarde para que se uniera. “Poncho llegó con un tema de ser más agresivos con la adaptación de los espacios, y cambiar los edificios por completo para que funcionaran para este concepto que estábamos creando”, describe Emilio.

     

    El plan comenzaba con la búsqueda de una casa en una zona idónea y de ahí adaptarla a lo que llaman cowork boutique. Pensaban en remodelarla con la menor cantidad de dinero posible y tratar de rentar al costo más elevado. No obstante, Alfonso les hizo ver que eso no iba a funcionar, pues, como él mismo expone: “Si hacían eso, iban a tener una casa adaptada para oficinas, y en realidad lo buscaban que las oficinas tuvieran una experiencia muy distinta a lo convencional. “Era muy importante que entraras a un vestíbulo de una triple altura donde destacara el arte, que es el mismo sentimiento que puedes tener al estar en un museo; y lograr espacios más íntimos como lo puede ser una casa y generar una comunidad”, define Alfonso. Al final, se logró tener la sensación de poseer un espacio que la gente recorre y que no se siente como en una máquina en la que trabaja, donde hay espacios que se rompen y de pronto te encuentras gente sentada tomando el sol o preparándose un café.

     

     

    A estos emprendedores mexicanos les gusta pensar que Público no es una empresa que hace oficinas, sino que es una firma que investiga la manera en que vive la gente en las ciudades, su infraestructura y cómo pueden hacer excelente la convivencia, que genera productos como Público Comedor, un restaurante liderado por el chef Pablo Salas, que fue colocado entre sus espacios.

     

    Parte importante de lograr esta experiencia se basa en un credo que se plantearon, que habla del bienestar individual y colectivo, de darle peso al debate y la colaboración con mentes creativas, cuestionar el statu quo, buscar mejores alternativas y hacer de la reinvención una constante, pero también respetar su esencia, que querían era una oficina que algún día había sido una casa. Además, quería convencerlos de que lo mejor era hacer un proyecto que no tuviera mucha competencia, que fuera disruptivo con lo que ofrecían los demás”. Entonces, terminaron por diseñar un proyecto que en inversión significaba tres veces más de lo que se pensaba gastar, y empezaron la construcción.

     

     

    La autenticidad cultural, investigación responsable y la atención a los detalles. Actualmente, la idea que comenzó en la calle de Séneca, en Polanco, se expandió las colonias Roma y San Miguel Chapultepec, las cuales fueron elegidas como los lugares idóneos para encontrar una manera diferente de trabajar, convivir y disfrutar.

     

     

Hablamos con los fundadores de éste espacio de trabajo que ofrece una experiencia completamente diferente.