Al borde del abismo

    Al borde del abismo

    Esta estrella de ciclismo de montaña nos cuenta sus secretos.

    Autor: Redacción Maxim 1 julio, 2020


    FOTO: Cortesía

    Por Keith Gordon

    Brandon Semenuk, una superestrella del ciclismo de montaña estilo libre, explica el método detrás de su aparente locura.

    Mientras Brandon Semenuk llegaba a su concurso de ciclismo de montaña estilo libre realizado en octubre pasado, el Red Bull Rampage, aquellos poco familiarizados con el deporte lo veían como un intento imprudente y hasta suicida. Después de todo, la empinada y peligrosa ladera que estaba a punto de atacar no se vería extraña si estuviera repleta de escaladores enganchados a equipos de seguridad tratando de bajar por la misma ruta por la que él estaba a punto de hacerlo.

    Pero para Brandon y sus compañeros competidores, Rampage representaba la cima en el calendario de eventos de ciclismo de montaña. Mientras Semenuk se lanzaba sobre la piedra haciendo backflips en algunos saltos y otras veces con movimientos de 360 grados a través de huecos en las piedras, lo que parecería ser un acto de pura supervivencia tomó el ritmo y la poética de una rutina coreografiada, una que muchos consideran que desafía a la muerte. Terminando su presentación sin error alguno y con una gran dosis de estilo, Semenuk aseguró su tercera victoria en Rampage, consolidando su reputación como uno de los mejores ciclistas de montaña estilo libre.

    La victoria de Semenuk en este deporte tomó décadas en realizarse. “Crecí en Whistler, Columbia Británica, un lugar que es como la meca del ciclismo de montaña”, explica el canadiense de 29 años. “Mientras crecía, era el lugar perfecto para andar pues había circuitos muy interesantes para practicar el ciclismo de montaña por todas partes. Así que era un deporte muy accesible para mí”.

    Siguiendo los pasos de su hermano mayor, Semenuk comenzó en carrera cross country antes de descubrir otras disciplinas de ciclismo de montaña. Recuerda que “luego de participar en carreras por un tiempo, todo se me llevó a intentar en otros lugares, tener la oportunidad de participar en otros concursos y viajar para poder andar en bicicleta. De pronto caí en la categoría de ciclismo de montaña estilo libre y me enamoré”.

    El estilo libre es una de las muchas categorías dentro del mundo del ciclismo de montaña. Otra disciplina como el slopestyle, se enfoca en las acrobacias más extremas que los ciclistas puedan realizar en una ruta determinada. “El slopestyle tiene movimientos más vistosos”, explica Semenuk. “En gran parte está basado en los trucos y se te evalúa principalmente por ellos; no tanto por tu línea, pues típicamente muchos de los eventos solo tienen una línea”.

    El gran reto y fuente de emoción para Semeuk y sus compañeros es el evento anual Red Bull Rampage. En lugar de que todos los ciclistas tomen el mismo camino cuidado cuesta abajo, los competidores llegan una semana o más antes de la competición para recorrer la montaña y diseñar su propia línea por la cual descenderán. Los competidores tienen permitido construir, alterar o excavar caminos y atributos para realzar su carrera. “Yo lo llamaría el evento freeride más importante”, confiesa Semenuk. “Porque puedes construir tu propia línea, observar la montaña a tu manera y cada ciclista tiene su propia línea. No son solamente trucos, sino el cómo manejas la línea, qué tan rápido y fluido la desciendes. Selección de los trucos, selección de la línea… es una variedad más amplia lo que deben considerar los jueces”.

    En lugar de identificar el camino más seguro o el más obvio, los competidores buscan aquellos que les permitan mostrar sus habilidades y llevarlas al máximo de sus límites. De acuerdo con el tres veces campeón, Semenuk, “uno quiere escoger la línea de bajada más complicada que crea que puede descender. Una parte del reto es observar la colina y convertirla en aquello que tenías en mente y que sientes que tus habilidades te permitirán llevar a cabo”.

    Trazar su camino de manera previa es una gran parte de la competencia y de la preparación del ciclista. Los competidores tienen la libertad de construir la más extrema línea de descenso, una parte vital y estresante del éxito de Rampage. “Cuando nos presentamos al evento, a la montaña, se nos da un día para recorrerla a pie, lo que nos permite ir alineando el camino, ya que la montaña es enorme”, describe Semenuk. “Es muy difícil conectar el camino y tomarlo cuesta abajo pues encontrarás cosas que te gustan mucho, pero de pronto te puedes topar con un enorme precipicio… lo cual hace que tu toma de decisiones tarde más tiempo”.

    Además de una bicicleta, un casco y protectores, la herramienta más utilizada en la colección de Semenuk es una pala. “Luego del día de recorrido, tenemos ocho días para excavar y practicar”, explica. “Yo diría que un 90% de esos días se va en excavar. Lo hacemos hasta el último momento, y si tenemos mucha suerte, podemos darle dos pasadas al camino. Lo que hace de Rampage tan especial es que es una experiencia única y todos construimos nuestra propia línea”.

    Además, hay una sensación de comunidad entre los competidores. “El mundo del estilo libre engloba a todas las personas con las que compito. Son personas con las que hago carreras de manera continua. Algunos, cuando nos vemos, nos emocionamos mucho de poder pasar tiempo juntos y practicar fuera y dentro del concurso. Es increíble el ambiente que se crea, especialmente en Rampage o cuando estamos construyendo las líneas, estamos todos juntos en una misma área por 10 días haciendo una labor muy extrema. Pero es muy divertido. Estás con todos tus amigos y todos la pasan muy bien. Esta es una de las razones principales por las que amo este deporte, pues puedes quitarle lo divertido si no disfrutas hacerlo con todas las personas a tu alrededor”.

    A pesar de los obvios peligros de lanzarse cuesta abajo en una montaña con una bicicleta, Brandon ha sido muy afortunado al todavía no haberse accidentado de gravedad. “Obviamente, el lastimarse es una gran parte de este deporte”, admite Semenuk. “Me he lastimado bastante, pero he tenido suerte. Solo me he roto algunos huesos, tuve algunos moretones y torceduras de ligamentos, pero nada que me haya sacado de la escena por mucho tiempo. Debo decir que he tenido bastante suerte”.

    Aquellos que no conocen el deporte pueden catalogar a Semenuk y sus compañeros como temerarios, o adictos a la adrenalina, pero Brandon no está de acuerdo con esta categorización. “Realmente no me considero un adicto a la adrenalina. Crecí esquiando, haciendo skateboard y cosas por el estilo, así como mucho manejo en rallies en la última década. Pero para mí no se trata de la adrenalina, es un reto y se da una extraña sensación de lentitud cuando te involucras en el ritmo de estos deportes. Es casi pacífico, aun cuando las personas que nos observan no lo crean así. Eres solamente tú y estás enfocado en una sola cosa. Todo lo demás se desvanece”.

    Grandes del deporte, CAM NEWTON, ASÍ ENTRENA EL NUEVO QUARTERBACK DE PATRIOTS

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Esta estrella de ciclismo de montaña nos cuenta sus secretos.