Alfonso Celis una promesa del automovilismo mexicano

    Alfonso Celis Jr una promesa del automovilismo mexicano

    “Tuve un papel bastante respetable para ser mi primer año oficial y de ahí di el brinco para la Fórmula Renault 2 litros”

    Autor: Aarón Martínez 18 julio, 2018


    FOTO: Rodrigo Palma

     

    Nos fuimos a una pista en Tehuacán, Puebla, para platicar con la joven promesa del automovilismo mexicano de 21 años, que se declara fanático del mundo de la velocidad desde muy temprana edad.

     

     

    Alfonso Celis Jr. describe que antes de una bicicleta tuvo su primera motocross, una Yamaha PW50. Ese camino lo vivió al extremo, a tal nivel que a los 12 años tuvo un fuerte accidente durante un entrenamiento. “Hice un salto muy alto y después de eso me quedé en coma, se me apagó la luz un ratito. Mi mamá le dijo a mi papá: ‘No más motos o me divorcio de ti’”.

    Sin embargo, Alfonso buscó de otra forma alimentar su pasión. “A partir de eso, dije: ‘Ok, está bien, no hay motos, pero entonces cómprenme un go-kart’”. Después, comenzó a ponerse a prueba en algunas competencias nacionales, hasta que se sintió seguro de probar suerte en una competencia “Fórmula”, a nivel Latinoamérica, y después optó por emigrar a Europa. “Decidí irme por la Fórmula BMW para perseguir mi sueño; curiosamente mi mamá fue la que presionó, me dijo que si quería seguir haciendo esto no iba a ser un hobby, iba a ser algo profesional, entonces fue ahí donde tuve un cambio de 180 grados a mi proyecto. Llegué a Europa joven, de 14 o 15 años”.

    Tuvo que hacer pruebas, análisis psicológicos, filtros, y al final entró. “Tuve un papel bastante respetable para ser mi primer año oficial y de ahí di el brinco para la Fórmula Renault 2 litros”. Ahí, Celis tuvo que competir contra corredores de gran experiencia. Más adelante, optó por correr en GP3. “Fue un año muy difícil, es un salto abismal, de 2 litros a GP3, corrí el doble o casi el triple, pero al final de la temporada hubo destellos, puntos”. Luego de esa temporada vino uno de los momentos más complicados para Alfonso, “Cuando había firmando para correr mi segundo año para GP3, en el mejor equipo que era ART, me fui a preparar a Nueva Zelanda y me rompí la columna y me desvié el coxis”.

    Pero un llamado le daría un giro a esa mala época de lesión, y llegó cuando lo buscaron para ser piloto de reserva de Sahara Force India de la Fórmula 1. Su labor en esta escudería consistía “en ir a probar el simulador para este equipo, y me invitaron una y otra vez, hasta que me dijeron que había oportunidad de probar el coche en Abu Dabi. Acepté encantado porque ese era mi sueño. Gran parte del desarrollo yo lo tuve que ver, inclusive el volante; ahora que lo veo, sigue siendo el mismo que se escogió y diseñó en 2016”.

     

    FOTO: Rodrigo Palma

     

    En 2017 fue de muchas emociones y pruebas para Alfonso, tuvo la posibilidad de mostrarse ante su gente al correr en el Autódromo Hermanos Rodríguez como tercer piloto de la escudería Force India durante las primeras pruebas del Gran Premio de México; sin embargo, su monoplaza se salió de control y se impactó al entrar un poco pasado en una de las curvas. “El coche no estaba balanceado y yo soy una persona muy fría cuando estoy en el coche, pero en ese momento me dejé llevar, porque estaba en México, cosa de la cual no me arrepiento”. Ponemos el tema en la mesa de que debía mostrarse, aunque tuviera que poner en riesgo la situación, y él explica: “La gente sabía, con la que he hablado de esto, está orgullosa, tenía que arriesgar, y habría hecho lo mismo”.

    A pesar del mal trago, en diciembre de 2017 tuvo tres ofertas de equipos diferentes de Fórmula 1, pero ninguna era para correr, sino para seguir siendo piloto de reserva, y decidió desistir para buscar otro espacio en una nueva competencia. “Yo me negué rotundamente a ser reserva otra vez, porque yo no voy a las carreras a ver al show, a ver la farándula; yo voy a correr, porque es mi pasión, entonces, al no poder correr y ser un calientabancas, decidí tomar el camino americano, moverme hacia la Indy Lights”.

    Con apenas las primeras carreras en esta competición, Alfonso piensa en su futuro, y describe: “No descarto Fórmula 1, quiero brincar en cuanto antes a IndyCar, también estoy abierto a Fórmula E, Fórmula 2, no lo sé. Aunque creo que hay más oportunidad de llegar a Fórmula 1 ganando IndyCar”. Lo cierto es que Celis tiene una larga carrera profesional en el automovilismo a una corta edad, y que a pesar de las grandes pruebas, se ha sobrepuesto hasta llegar a un mejor lugar.

     

    FOTO: Rodrigo Palma

     

    FOTO: Rodrigo Palma

     

     

    FOTO: Rodrigo Palma

     

    El legendario piloto Adrián Fernández, se estrena como nuestro columnista invitado y nos cuenta su historia.

     

     

     

“Tuve un papel bastante respetable para ser mi primer año oficial y de ahí di el brinco para la Fórmula Renault 2 litros”