Asomo al tantra

    Asomo al tantra

    Mejora las relaciones con tu pareja.

    Autor: Redacción Maxim 24 julio, 2020


    Durante años hemos escuchado historias maravillosas sobre el sexo tántrico, sin embargo, poco sabemos de lo que trata esta práctica en realidad, resaltamos algunos puntos.

     Empezaremos dando una noticia mala y otra buena. La mala es que el sexo tántrico como tal no existe, lo que sí existe es el tantra, una filosofía milenaria que surge en oriente y está relacionada con el hinduismo, el budismo y el taoísmo. La buena es que algunas prácticas de la llamada Sexualidad Sagrada pueden ser de gran ayuda a la hora de llevar a cabo nuestras prácticas amatorias e incluso para quienes quieran profundizar, el estudio y la experiencia de esta doctrina, según dicen los expertos, puede servir para alcanzar una vida plena.

    Dicho de otra forma, el centro de gravedad del tantrismo no es la sexualidad, sin embargo, en la actualidad el mundo occidental se ha apropiado de algunos principios vinculados con el placer, la duración de una relación y otra forma de experimentar el sexo, que, aunque muchas veces no se habla, es central en nuestra vida.

    via GIPHY

    Un buen comienzo consiste en cambiar la forma en la que concebimos la sexualidad. Entender el placer no como algo simplemente mundano, sino como un camino espiritual que con la práctica permitirá conocernos mejor a nosotros mismos. Según el tantra, debemos concentrarnos menos en el placer propio y más en la experiencia que tenemos con el sexo opuesto, ya que el éxtasis se encuentra en la unión de dos cuerpos que se olvidan de que están separados y se funden completamente en la experiencia con el otro para volverse uno.

    Otra actitud tántrica sería rendirle culto al momento que estamos viviendo, concentrarnos en el aquí y el ahora, ya que para esta filosofía el presente es el único tiempo que existe. Para preparar a la mente y al cuerpo antes de la relación sexual, se recomienda practicar una respiración que ayude a disipar todos los pensamientos ajenos a ese momento, imaginando en el mismo acto de la exhalación e inhalación que estamos dando y recibiendo placer hasta vaciar la mente y preparar al cuerpo para lo que viene, una especie de meditación tántrica que puede ser continuada durante el acto.

    via GIPHY

    Una vez abierto el flujo de energía, lo importante es dejar que transcurra la relación y olvidarse del orgasmo. El ejercicio consiste en llevar la relación por largo tiempo y parar cuantas veces sea necesario para evitar la eyaculación, de manera que no lleguemos al “punto de no retorno” y que podamos rendirle culto al goce femenino y procurar mantener la energía indefinidamente. La idea es que, en vez de vaciarse de energía, el cuerpo y la mente se llenen de la misma, hasta tener una experiencia diferente donde la energía circule, pero no se pierda para conservar la vitalidad.

    Según el tantra, el problema no es disfrutar los placeres sino el apego que tenemos hacia ellos, disfrutar de una vida sexual plena también consiste en probar algo diferente. Es posible que, si investigamos más sobre esta tradición, encontremos mayor satisfacción no solo en el ejercicio de nuestra sexualidad sino en el enriquecimiento de nuestra espiritualidad.

    Algunas actividades para hacer en casa, ACTIVIDADES PARA HACER EN PAREJA

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Mejora las relaciones con tu pareja.