Consejos para usar bien una camisa y no morir en el intento

    Consejos para usar bien una camisa y no morir en el intento

    Aprende en qué situaciones la puedes llevar por fuera.

    Autor: Redacción Maxim 23 septiembre, 2019


       
    Shutterstock

     

     

    Aciertos y errores al usar una camisa

     

     

    Existe un dicho que reza, “como te ven te tratan” y aunque tal vez no estamos tan de acuerdo con él, no hay duda de que la primera impresión jamás se olvida. Además, tu cuidado personal habla mucho de ti. 

     

    Una de las prendas de hombre más importantes a la hora de vestir bien, es la camisa. Tal vez te parezca un detalle no tan importante y con tal de que te sientas cómodo todo vale, pero no es así. Una camisa bien portada te da personalidad y estilo. 

     

    Por esto, quisimos recordarte algunos detalles que tienes que tener en cuenta al momento de comprarla y usarla. 

     

    Pon atención y no caigas en errores que pueden hacerte ver mal.

     

     

     

    Talla correcta

     

    ¡Importantísimo! No hay nada peor que usar una camisa que o te queda muy grande o muy chica. Así que ten en cuenta lo siguiente:

     

    Cuello. Primero asegúrate de que no te apriete y después gira la cabeza de un lado a otro. El cuello de la camisa NO debe girar junto con tu cuello. 

     

     

    Hombros. Tus hombros deben coincidir con los de la camisa. 

     

    Mangas. Asegúrate de que cubran todo el brazo, y al doblarlo el puño no debería moverse demasiado de su posición.

     

     

    Longitud. Es clave que te sientas cómodo y que cuando gires el torso la camisa no se salga del pantalón. 

     

    Puños. Deben SÍ o SÍ terminar donde comienza la palma de la mano y ser flexibles, es decir, no acartonados. 

     

    Recomendaciones

     

    Muchos deciden usar una playera debajo de la camisa, si vas a hacerlo procura que no sea blanca si tu camisa es del mismo color. Una de color gris hará que se note menos. 

     

    Queda prohibida la camisa de manga corta. Sencillamente, no la uses. 

     

     

    Las camisas que terminan en forma recta pueden ser usadas por fuera del pantalón, el resto SIEMPRE van fajadas. 

     

    El exceso de tela en la parte baja de la camisa siempre se ve muy mal. No dejes que por la cintura se abulte la tela. Cíñetela bien al cuerpo. 

     

     

    Los colores claros en camisa son los mejores para un look formal. Si es algo más casual, puedes usar colores más llamativos. Lo mismo pasa con los motivos. Para trabajar, es esencial que las camisas sean lisas. 

     

    Hay dos tipos de cuellos, el tradicional y el abierto. En el caso del primero, las puntas están más cerca de los botones del cuello, en el segundo, están más alejadas. Se considera que los cuellos amplios son mejores para hombres jóvenes.

     

     

     

    Ahora, presume esa nueva camisa con LA TRANSFORMACIÓN DE LOS ABRIGOS.

     

    Temas relacionados con esta nota: ,

Aprende en qué situaciones la puedes llevar por fuera.