¡Cumple tu propósito de ahorrar! | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    ¡Cumple tu propósito de ahorrar!

    Parte de las lecciones que nos ha dejado la emergencia sanitaria es contar con un buen ahorro económico para cualquier situación, porque si bien “el dinero no compra la felicidad”, sí ayuda para resolver problemas.

    Autor: Redacción Maxim 25 enero, 2021


    Comer más sano, dejar de fumar y ¡comenzar a ahorrar! Estos suelen ser los propósitos más populares entre los mexicanos, pero en un examen de consciencia: ¿cuántos de nosotros llegamos al mes de diciembre felices por haber cumplido nuestras intenciones de noche vieja?

    Una de las grandes lecciones que nos ha dejado la emergencia sanitaria es que además de cuidar siempre nuestra salud, necesitamos contar con un buen ahorro económico para cualquier situación, porque si bien “el dinero no compra la felicidad”, lo cierto es que “cómo resuelve problemas”. Es por ello que te preparamos los siguientes consejos para que ahora sí cumplas tu propósito de ahorrar.

    via GIPHY

    Ponte una meta

    La meta de ahorro es muy sencilla de establecer, lo único que tienes que hacer es responder a la siguiente pregunta: ¿para qué quiero ahorrar? Puede ser desde la cirugía que llevas postergando y que tanto necesitas, pagarte la maestría que hará que te suban el sueldo en tu trabajo o, sorprender a tu mamá comprándote el departamento que necesitas para, por fin, volar del nido. Lo importante es que conozcas el motor por el cual comenzarás a ahorrar.

    Olvídate de las reglas

    Una vez que tengas definida la meta que quieres alcanzar, es necesario que destines un porcentaje de tus ingresos mensuales a tu ahorro. Seguro has escuchado que debes ahorrar el 10% de tu salario o, incluso que el 20% de tus ingresos mensuales deben ser destinados a este hábito, sin embargo –y al igual que las metas- las condiciones de cada persona son exclusivas, así que ¡no tengas miedo! Toma lápiz y cuaderno, o haz una tabla en Excel, y determina tu propio monto de ahorro de acuerdo a tus ingresos y diferentes obligaciones.

    El que persevera, alcanza

    via GIPHY

    Además de un monto mensual, piensa también en la frecuencia. Lo ideal es que cada quincena seas capaz de guardar dinero para alcanzar tu meta. Si estás pensando en llevar a cabo un ahorro mensual quizá te funcione, sin embargo, toma en consideración que la suma acumulada será del doble y quizá esto pueda significar un mayor esfuerzo para ti. Como antes mencionamos, no hay reglas en el ahorro, pero si consejos con los que lograrás más fácilmente tu meta. Lo importante aquí es ser constante y disciplinado para lograr el objetivo que tú mismo te has establecido.

    Cumple con tus fechas de pago

    Una de las situaciones más frecuentes que interfieren con el cumplimiento del ahorro, es tener pagos por realizar y, en la mayoría de los casos, estas obligaciones responden a las compras realizadas con tarjetas de crédito o hipotecas. Con el propósito de cumplir con tu meta de ahorro, te sugerimos ser puntual en el pago de tus deudas financieras, con esto evitarás tanto el pago de intereses adicionales como tener adeudos acumulados a la fecha de corte, ya que ambos pueden impedir que cumplas con tu monto y frecuencia de ahorro.

    via GIPHY

     Haz que el dinero trabaje para ti

    Ya que has tomado consciencia acerca de la importancia del ahorro, un segundo paso sería “poner a trabajar tu dinero”, es decir, invertirlo de manera inteligente de tal manera que te traiga verdaderas ganancias. Si eres de las personas que no entiende cómo funciona el mercado de inversión, te invitamos a asesorarte con una entidad financiera como Principal, quienes te ayudarán a entender cómo funcionan los Fondos de Inversión y otras herramientas financieras que te harán crecer tu capital, incluso podrás comenzar a realizar aportaciones voluntarias a tu Afore y mejorar tu estabilidad económica a corto y largo plazo.

Parte de las lecciones que nos ha dejado la emergencia sanitaria es contar con un buen ahorro económico para cualquier situación, porque si bien “el dinero no compra la felicidad”, sí ayuda para resolver problemas.