El mejor golfista mexicano del momento

    El mejor golfista mexicano del momento

    Platicamos con él y nos contó su historia.

    Autor: Redacción Maxim 20 mayo, 2019


    Conversamos con Abraham Ancer, el mejor golfista mexicano, sobre sus orígenes y el gran momento al lado de grandes profesionales.

     

    El desempeño de Abraham Ancer en el círculo de los maestros del golf ha sido sobresaliente. Apenas a los 28 años se ubica entre los 100 mejores del mundo, en un deporte donde destacan los más longevos. Ha ganado dos abiertos de Nueva Escocia y un PGA Tour Championship de Australasia (Emirates Australian Open), “y ahora estoy muy emocionado para tratar de llegar al top 50”, nos cuenta, seguro de que el futuro prometedor no caerá por arte de magia, sino gracias a la disciplina. Abraham prácticamente nació con la disciplina para jugar golf. “Mi papá empezó a jugar a los 28 años. Desde muy chico me llevó al Club Campestre de Reynosa, empecé a jugar a los dos, tres años. Mi primer torneo lo jugué a los seis y desde ahí no he parado”. Nació en McCallen, Texas, pero él se considera 100% mexicano por su ascendencia y porque creció en la frontera noreste del país. Y basta platicar con él para darte cuenta de que es más mexicano que los tacos, que de hecho le encantan. Su talento lo llevó a estudiar en una universidad estadounidense en Odessa, Texas. “El primer año me di cuenta de que quizá tenía con qué para llegar al PGA Tour. Despertaba temprano para jugar golf, luego iba a clases y después a practicar golf todas las tardes”. Esos años de universidad, Abraham viajaba de dos a tres veces por mes para participar en algún torneo.

     

    Cuando terminó el primer año de Universidad ganó el premio Jack Niklaus, así supo que esta sería su carrera. “Ahora estoy 80% del tiempo fuera de casa. Si no me gustara el golf, sería horrible, pero como me encanta, me la paso muy bien”. Su experiencia más fuerte de vida fue perder a su padre, “me abrió los ojos. A él le encantaba el golf, fue quien me enseñó el deporte, tenía el sueño de que yo fuera profesional pero nunca pudo verlo. Hubiera estado increíble que me hubiera visto en el torneo de México, al lado de Tiger”. Con tal dedicación por el golf, resulta extraño imaginarlo en otro ámbito. “Me hubiera encantado hacer algo que tuviera que ver con carros, casi no tengo tiempo de ir a correr pero es lo que más me divierte aparte del golf. No me imagino en una oficina como doctor o abogado, no hubiera tenido otra vocación, para que te echo mentiras, a mí me gusta estar afuera”. Le comentamos que es la esperanza mexicana del golf y que vive un gran momento al lado de los mejores, pero él no se lo toma en serio, lo único que sabe es que quiere terminar la entrevista para ir a practicar. “Mi papá siempre decía que hay que comportarse con humildad porque siempre habrá alguien mejor. Es decir, dalo todo, trata de ser tu mejor versión, pero siempre siendo humilde”.

     

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

Platicamos con él y nos contó su historia.