El secreto de Aston Martin

    El secreto de Aston Martin

    La primera SUV.

    Autor: Redacción Maxim 31 julio, 2020


    Por Jared Paul Stern

    La histórica marca británica presentó la DBX.

    Su primera camioneta SUV, y no podemos dejar de pensar que lo único que le hace falta es James Bond.

    Impulsada por 542 caballos de fuerza con un motor V8 de 4 litros y doble turbo de AMG, es capaz de ir de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos con una velocidad máxima de 290 km/h. La revista Car and Driver especula que la DBX bien podría romper el récord de vueltas impuesto por un SUV en el legendario circuito alemán de Nürburgring. Eso y su precio de casi $200,000 dólares lo colocan firmemente en una nueva categoría de superSUV que incluye al Lamborghini Urus y la costosa Rolls-Royce Cullinan.

    Esta camioneta es un poco más sutil que las otras y tal vez un poco más genial al ser menos llamativa, si es que, claro, no ordenas la tuya en color morado. De cualquier forma, esperamos que nadie haga algo estéticamente desafortunado con los interiores en cuero color arena que Aston Martin le otorgó a esta camioneta junto con el set de maletas del mismo tono de la afamada marca escocesa de 105 años de antigüedad Bridge of Weir, la cual usa solamente los mejores y más finos cueros.

    “El diseño de la DBX comenzó sobre un papel en blanco”, afirma el Vicepresidente y Director Creativo del Aston Martin Lagonda, Marek Reichman. “Creamos un auto con proporciones increíbles y una practicidad que va a cambiar por completo el estándar de los SUV en cuanto a espacios de lujo. Ha sido un trabajo monumental el entregar este auto tan especial, desde el diseño inicial hasta el fantástico trabajo hecho por los ingenieros en dinámica, y al tener que crear un nuevo sitio de manufactura para producirlo”. Pero la inversión parece haber dado ganancias pues los pedidos por esta camioneta han sido numerosos.

    Como el DB5 y el reciente DBS Superleggera, la DBX contiene las iniciales de David Brown, el distinguido hombre de negocios británico que fue dueño de la empresa de 1947 a 1972. Ahora Aston ha entrado a un nuevo capítulo de inversión. En enero fue anunciado que el billonario canadiense Lawrence Stroll había aceptado comprar hasta el 20% de la empresa y renombrar su equipo de Fórmula 1 Racing Point con el nombre de la marca, dándole así una nueva y poderosa presencia a nivel mundial (el acuerdo de patrocinio de Aston Martin con Red Bull termina este año).

    Tal vez la era LS alguna vez iguale a la de DB. Mientras tanto, la colaboración con un equipo de la F1 y la experiencia de sus ingenieros está destinada a beneficiar los otros autos de Aston Martin, y tenemos confianza en hacer la predicción de que una versión Superleggera de la DBX algún día vuele las puertas de cualquier cosa que el 007 haya tenido en sus manos.

    Hablando de grandes motores CRISTIANO RONALDO SE REGALA UN BUGATTI CENTODIECI

    Temas relacionados con esta nota: ,

La primera SUV.