El segundo siglo de Zagato

    El segundo siglo de Zagato

    La carrocería italiana ha construido un legado como una de las casas de diseño y
    fabricación de vehículos con más historia.

    Autor: Redacción Maxim 27 julio, 2018


    FOTO: Cortesía Zagato

     

    Zagato se estableció con la fama que disfrutó en su primera década de existencia.

     

    Te contamos un poco de los inicios de esta compañía de renombre que ha marcado la historia como un fabricante de autos con las más exigentes necesidades.

     

    La marca (formada en 1919 por el obrero de aviones y automóviles Ugo Zagato) es el único fabricante de autos italiano sobreviviente de esa época de antaño en la que los negocios quedaban en familia. Andrea Zagato, el nieto de Ugo y vástago de la cresta “Lightning Z”, ahora lidera la marca en el siglo XXI.

    La base del trabajo de Zagato fue el dominio de Ugo en los aviones, lo que le permitió integrar filosofías aeronáuticas, como materiales livianos y aerodinámicos
    en sus diseños.

    Las colaboraciones con Alfa Romeo produjeron un éxito sin precedentes: de 1928 a 1930, los Zagatos Alfa Romeo 1750 obtuvieron el primer lugar en la Mille Miglia, la legendaria carrera de mil millas que iba de Brescia a Roma y de regreso. Un año antes, los Alfas construidos en Zagato se robaron los cuatro primeros lugares, consolidando el legado de la marca como uno de los fabricantes orientados al rendimiento más exitosos del periodo anterior a la guerra.

    Es revelador que tanto Ettore Bugatti como Enzo Ferrari (dos gigantes sin discusión en la historia del automovilismo) hayan trabajado con Ugo. Sus máquinas fueron obras maestras de la aerodinámica, mucho antes de las computadoras y los túneles de viento. Sus líneas afiladas, esquinas redondeadas y curvas elegantes continúan siendo las señas de identidad de la marca Zagato en nuestros días. Se dice que Ugo innovó los parabrisas inclinados y las cajuelas convexas, y fue el primero en incorporar faros en la carrocería para reducir el arrastre, un concepto nuevo en ese momento.

    Para los interiores, Zagato también pensó en la ligereza, prescindiendo del extravagante modernismo y los sobrecargados accesorios que estaban de moda en ese entonces (por ejemplo: la tapicería victoriana, los botones hundidos en tela, las cornetas, etc.). Esta mentalidad continuó y evolucionó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando debutó una filosofía de diseño llamada panorámica. Los vehículos Panorámica de Maserati y Ferrari favorecieron el tipo de espacio y aireación que se encuentra en un invernadero, utilizando plexiglás para crear nuevas curvaturas, perder peso y optimizar la visibilidad.

     

    FOTO: Cortesía Zagato / Alfa Romeo Giulia TZ

     

    FOTO: 1928 Bugatti Type 43 Zagato BASSA

     

    FOTO: 1937 Alfa Romeo 8C 2900 B Spider Carenato Zagato

     

     

     

La carrocería italiana ha construido un legado como una de las casas de diseño y
fabricación de vehículos con más historia.