El último rincón del mundo

    El último rincón del mundo

    Espacios inhóspitos, con una relación íntima con la naturaleza o culturas fascinantes.

    Autor: Redacción Maxim 2 julio, 2020


    Texto por Jared Paul Stern

    Esto es lo que hoy en día realmente significa un viaje de aventura personalizado y de ultra lujo.

    Nada se le compara, son experiencias que se enfocan en espacios inhóspitos, con una relación íntima con la naturaleza o culturas fascinantes. Coordenadas de nuestro mundo que ni en tu sueño más irreal habrías podido ver. ¿Estás listo para  tu siguiente plan? Este te tomará bastante tiempo planearlo.  Es mejor comenzar desde ahora.

    Imagina subirte a un jet privado, volar a un destino exótico y vivir unas vacaciones superiores y únicas.

    Todo lo que se necesita actualmente es tener un límite crediticio decente. Gracias a una especie de retroceso en los viajes de lujo, lo que alguna vez estaba reservado solamente para los viajeros de élite, ahora es accesible para casi cualquier persona, al mismo tiempo que las marcas tratan de llamar la atención de audiencias más grandes y, dando como resultado, la alienación de los clientes más adinerados.

    “Las marcas de lujo usualmente pierden oportunidades para alcanzar los niveles más altos de viajeros al ofrecer experiencias más pequeñas y limitadas”, así lo afirma Wealth-X, una compañía de datos que analiza los comportamientos de las personas más adineradas alrededor del mundo. “Este es el resultado de una tendencia del mercado de lujo en masa, la estandarización de la publicidad de los viajes de lujo para llamar la atención tanto de los individuos con alto poder adquisitivo, como de aquellos de ultra alto poder adquisitivo, así como la homogeneización de los productos de lujo y los servicios a través de estos puntos de riqueza”. La distinción entre estos dos grupos de individuos es importante pues la primera engloba aquellos que tienen un valor neto que va desde el millón de dólares hasta más de $29 millones, mientras que para pertenecer al segundo grupo se tiene que tener más de $30 millones a tu nombre.

    Tomemos como ejemplo un artículo recientemente publicado en National Geographic del Reino Unido, en el cual se decía que “los operadores de viajes de lujo están haciendo cada vez más esfuerzos por ofrecer viajes completamente personalizados a destinos inaccesibles… Los agentes de viajes han sido elevados a la categoría de diseñadores de viajes que pueden organizar el acceso a lugares que usualmente estarían fuera del alcance de la mayoría de nosotros”. Nos imaginamos a esos “diseñadores de viajes” en elegantes oficinas llenas de sillas forradas en cuero italiano, pero con poco para ofrecer sobre verdaderas experiencias personalizadas.

    Esto es exactamente el tipo de publicidad que Wealth-X atribuye “a una serie de tendencias sociales, culturales y tecnológicas” que se han desarrollado en años recientes, incluyendo la “extendida exposición a plataformas digitales como Instagram y el aumento de la economía compartida”, en donde cada individuo quiere una cuenta de Instagram que refleje aquello que admira de su celebridad preferida. Todo eso ha llevado a los verdaderos especialistas en aventuras personalizadas a redefinir el concepto mismo de los viajes de lujo.

    Actualmente, el lujo se trata, según lo afirma Matthew Robertson, fundador de la empresa situada en Londres Momentum Adventure, “sobre conocimiento. Somos capaces de abrir las puertas a lo inaccesible y lograr imposible. Aspiramos a que nuestros clientes tengan una experiencia intrínseca”. Momentum se especializa en verdaderas aventuras de lujo personalizadas a la medida de cada cliente, haciendo realidad sus deseos, algunos de los cuales pueden costar más de $1 millón de dólares y que, por lo tanto, solamente están al alcance de los individuos de ultra alto poder adquisitivo. Muchos de los clientes de Robertson se acercan a él luego de haber agotado todos los límites de las agencias de viajes de lujo, perdón, de “diseñadores de viajes” y de sus oficinas con mobiliario importado. Pero el tiempo que se pase o el plantar una bandera en una cumbre remota no es tan importante como lo es el que la experiencia sea realmente algo único.

    “Es menos sobre la meta de escalar  el monte Everest y más sobre realmente vincularse con el destino”, le cuenta Robertson a Maxim. Y mucho mejor si son experiencias fuera de las tradicionales. “Podría ser en Suecia, en Namibia, en Colorado o en Escocia. El verdadero lujo son las memorias que creas durante el viaje. Con esto no queremos decir que nuestros clientes no usan jets privados y yates. Por supuesto que lo hacen, pero cómo viajaron o dónde se quedaron es algo sobre lo que nunca hablan durante la cena cuando regresan a casa”.

    Las experiencias que están de moda estos días entre los clientes de Momentum incluyen “submarinos, inmersiones culturales, retos, comida, paseos en lugares salvajes y experiencias únicas de vida silvestre,” nos dice Robertson. En cada lugar “trabajamos con los mejores en el campo de las actividades al aire libre”, anota, “desde arqueólogos y conservacionistas hasta ex elementos de las fuerzas especiales y los guías de montaña y logísticos mejor acreditados… Momentum ha estado construyendo por 30 años una red global de este tipo de personas. Sin un equipo altamente eficaz, un viaje complicado se vendría abajo y, por lo tanto, no sería capaz de entregar lo que se promete”.

    Con la tecnología submarina personal al alcance —aunque los submarinos sigan siendo muy caros—, esta es una de las áreas de viaje que los ultramillonarios todavía pueden disfrutar de forma exclusiva. “Usamos tres tipos distintos de submarinos en Las Azores y en Costa Rica”, dice Robertson. La compañía es conocida por usar submarinos Triton, la marca líder en submarinos privados, y cuya serie 7500 para dos personas tiene un costo inicial de $5.8 millones de dólares. El costo de la experiencia personalizada que ofrece Momentum varía, pero Robertson dice que el cliente debe tener en mente pagar más de $100,000 dólares para explorar el fondo del océano con estilo.

    Momentum es una de las pocas empresas que alquilan de manera privada submarinos en Las Azores, un archipiélago portugués en la mitad del Atlántico conocido por sus exuberantes paisajes. La compañía solamente lleva a cabo este tipo de viajes a pedido, y las atracciones han incluido un volcán bajo el agua y un submarino alemán hundido en 1942, el cual ha estado ahí bajo 2,000 pies de agua; se ha sabido que los submarinos han llegado hasta los 3000 pies, una profundidad que pocas personas han podido experimentar.

    Si las aventuras a nivel de tierra son más de tu estilo, por más de $1.2 millones, Momentum puede prepararte para competir y posiblemente ganar el legendario Rally de Dakar, una verdadera aventura de resistencia que puede destruir o forjar la reputación de una constructora de autos. La edición del 2020 de esta icónica carrera se llevó a cabo en Arabia Saudita por primera vez, haciendo de esta experiencia más única. La Momentum del Dakar incluye tu propio Land Rover Defender personalizado y diseñado por la empresa Bowler, ubicada en el Reino Unido, así como todo el viaje, el hospedaje, el entrenamiento, la asistencia en la carrera, la administración y la logística.

    “Cuando hablamos por primera vez con alguien, generalmente no tiene ideas muy definidas”, dice Robertson, “tiene solamente el deseo de expandir sus horizontes… nuestros clientes están buscando una experiencia auténtica y que los inspire. Quieren hacer algo realmente diferente. Eso es exactamente lo que ofrecemos, una aventura personalizada que sucederá solamente una vez y para nuestro cliente”.

    Pocos hombres conocen más sobre crear verdaderas experiencias de viaje que el fundador y copresidente de Abercrombie & Kent, Geoffrey Kent, ampliamente reconocido como el primero en introducir al mundo de los viajes el primer Safari africano fotográfico de lujo en 1962. “Desde el comienzo, he creído que el verdadero lujo es el privilegio de descubrir, de vivir la aventura, la relajación y el conocimiento, disfrutado en un contexto que se ajuste perfectamente a la experiencia”, le dice Kent a Maxim. “Se ofrece servicio impecable y seguridad. Pero es lo inesperado lo que inspira un sentimiento de asombro y eleva la aventura a una verdadera experiencia de lujo”.

    Kent acredita su éxito a una filosofía que propone: una aventura de día y confort por la noche. “Nuestros clientes viajan a lugares remotos y espectaculares con los mejores guías en vida salvaje, con el distintivo de la marca A&K y sus privilegiados accesos, una gran organización y servicio fuera de serie”, comenta. En las últimas décadas, añade, “la definición de lujo ha cambiado. Se ha convertido en algo más flexible con un énfasis en las experiencias y en el servicio especializado, más que en la mera fisicalidad del lujo”.

    Actualmente, expone Kent, “vemos que nuestros clientes pasan un largo rato investigando en internet y tienen más claro cuáles son el tipo de experiencias que buscan, por lo que requieren más personalización y conocimientos que antes. Pero cuando se debe tomar una decisión, lo que quieren es saber que todo un itinerario ha sido planeado para ellos por un especialista, alguien que tiene el conocimiento de primera mano y la experiencia”.

    Hace cuatro años, Kent introdujo al mundo de los viajes su propuesta más impresionante hasta el momento, llamada Inspiring Expeditions “para el aventurero moderno que quiere explorar las tierras y los océanos más espectaculares en el planeta y conocer a las extraordinarias personas que viven ahí”. Para empezar, “recreamos la famosa expedición a Palau de Jacques Cousteau a bordo de un exclusivo súper yate privado”, relata. “Nuestros clientes disfrutan de las más hermosas experiencias de buceo y esnórquel del mundo. He conducido una expedición alrededor del mundo en un jet privado con paradas en Lanai, una isla de Hawái, Tasmania, Borneo, el campamento base del Everest, Bután, Armenia e Islandia.

    El pasado octubre, Kent se embarcó en una expedición a Etiopía con helicópteros privados que transportaban dos personas cada uno, “viajando desde las iglesias de Lalibela, el desierto de Danakil, usualmente conocido como el lugar más caliente de la tierra, hasta las montañas de Simien y las tribus en la región del Delta del río Omo.” El truco es, nos dice, “ofrecer una experiencia tan exclusiva y superior que ni siquiera los clientes la hayan imaginado por ellos mismos”.

    Esto ciertamente aplica a “La vuelta al mundo con Geoffrey Kent: una experiencia inspiradora en Jet Privado”, un tour que tiene un costo de $160,000 dólares por persona. Al crearlo, “me reté a mí mismo a crear una nueva ruta que incluye destinos que me han fascinado pero que no he tenido la oportunidad de visitar, por ejemplo, Eritrea y su arquitectura única, Benín, uno de los epicentros del vudú africano, y el parque nacional de los Lençóis Maranhenses en Brasil, un maravilloso paisaje con dunas de arena blanca salpicado con estanques de agua clara y cristalina”, explica Kent.

    “Este viaje no se trata de simplemente tachar lugares de una lista”, aclara Kent. “Se trata de descubrir nuevas experiencias en destinos que los viajeros usualmente pasan de largo, y hacerlo de una forma en la que no se sacrifiquen el confort y el estilo”. Intenta obtener esto de tu agente de viajes local, sin importar cuantas sillas forradas con cuero italiano tenga en su oficina.

    Los arqueólogos que trabajan en Durrington, encontraron al menos 20 fosos prehistóricos, DESCUBREN CÍRCULO PREHISTÓRICO CERCA DE STONEHENGE

    Temas relacionados con esta nota: ,

Espacios inhóspitos, con una relación íntima con la naturaleza o culturas fascinantes.