Entra al cuarto de lluvia sin mojarte

Una obra de arte surrealista llega a Melbourne.