Esteban Gutiérrez y su regreso a la Fórmula 1

    Esteban Gutiérrez y su regreso a la Fórmula 1

    Piloto en desarrollo.

    Autor: Redacción Maxim 10 julio, 2019


     

    FOTO: Cortesía

     

    Por Óscar Santillán

     

    Esteban Gutiérrez, embajador y piloto en desarrollo de Mercedes-Benz México, nos habla de su trayectoria y preparación para la más importante de las pruebas: su regreso al máximo circuito.

     

    La pasión de Esteban Gutiérrez por el automovilismo fue una semilla que germinó desde su infancia, aunque floreció un poco más tarde: tenía 14 años cuando comenzó a correr. “La mayoría de los pilotos empiezan desde muy pequeños, hay algunos que desde los tres años ya están corriendo. Siempre sentí que podía llegar muy lejos”.

    La admiración se volcó en el piloto Ayrton Senna y su manera de llevar el monoplaza más allá del límite. Otra influencia nació de Niki Lauda, tanto en su trabajo dentro de las pistas como en su labor como presidente no ejecutivo de Mercedes. En ese entonces, Esteban se divertía en los gokarts, y lo que era una afición, pronto se convirtió en profesión cuando saltó en 2007, con tan solo 16 años, a la Fórmula BMW en Estados Unidos. “Comencé a viajar más, dejaba de ver a mi familia, mis amigos, estaba de tiempo completo en el deporte; pero nunca dejé de estudiar, sabía que sería importante para mi futuro”, le cuenta a Maxim.

    En 2009 saltó a la Fórmula 3 Euroseries y en 2010 se coronó en la categoría GP3 Series. En tres años daba pasos agigantados, pues ya en 2012 competía en GP2 Series y el 23 de noviembre de ese año el equipo Sauber lo confirmó como su piloto titular en F1. Para Esteban era prioritario entrenar como si estuviera de tiempo completo en la Fórmula 1 y desde esas fechas hasta ahora se ha impuesto una rutina. “Hago acondicionamiento físico, box, ejercito mucho el cuello y la espalda porque es básico para aguantar una carrera. Tomo muchos líquidos, como muchas frutas y verduras porque me dan energía para aguantar jornadas muy duras y largas de trabajo”.

     

     

    El piloto sabe que el cuerpo no lo es todo, así que son dos elementos los que busca en un auto; velocidad y estabilidad: “debe tener un perfecto equilibrio entre el chasís y la unidad de potencia. La aerodinámica es básica en esta época en la Fórmula 1, y la unidad debe de estar en las mejores condiciones para que resista lo más posible”.

    Una vez en la cima de la competencia, Esteban Gutiérrez vivió una experiencia muy complicada en las escuderías Sauber y Haas y los resultados no fueron los esperados. “Lo más fácil hubiera sido darme por vencido, sin embargo cuando te propones una meta alta, hay que tener resiliencia para seguir luchando hasta alcanzarla”. Cuando todos pensaban que su carrera había finalizado, Esteban aceptó una oportunidad como piloto de desarrollo en Mercedes.

     

     

    Actualmente aprende y obtiene las herramientas que le brinda participar en el desarrollo de un auto ganador. “Pasé de estar en Sauber, un equipo en crisis, a una escudería completamente nueva sin experiencia previa en F1. Al estar en Mercedes conoces lo importante que es el orden, la claridad y el compromiso de cada uno de sus integrantes para poder triunfar”. Con la experiencia acumulada por victorias y derrotas, Esteban Gutiérrez añora esa sensación inexplicable que se experimenta con la velocidad. Por ello, cultiva la paciencia, la determinación y la perseverancia, para regresar a competir en los máximos circuitos.

     

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

Piloto en desarrollo.