Plataformas de streaming: cómo han cambiado estos últimos 10 años

    Plataformas de streaming: cómo han cambiado estos últimos 10 años

    Al parecer apenas estamos al inicio de una nueva era de consumo de contenidos.

    Autor: Elizabeth Rivera 28 noviembre, 2019



    Shutterstock

     

    Un breve repaso a la historia del streaming

     

     

     

    Llegaron a revolucionar la manera en la que consumimos programación y a cambiar por completo nuestros hábitos. Conoce más sobre estas plataformas y los cambios por los que han pasado desde sus inicios. 

     

     

    ¿Qué es el streaming?

     

    Antes que nada, vale la pena entender de qué se trata. Esta tecnología define una forma de consumir contenido a través del internet sin la necesidad de tener que descargarlo en computadoras, smartphones y tablets.

     

     

    ¿Cómo empezó todo?

    Tal vez recuerdes que antes, para escuchar una canción o ver una película, tenías primero que descargarla. Además de ser un proceso lento, tenías muchas veces que hacer espacio en tu disco duro y borrar otros elementos.

     

     

    A partir de la creación de dispositivos capaces de reproducir contenido multimedia, conexiones rápidas de internet, redes de emisión y almacenaje de contenido, y portales virtuales se dio lugar a la creación del streaming

     

     

    En 1997, RealPlayer, el primer sistema de reproducción de vídeo en streaming, fue lanzado al mercado. Durante los años siguientes, se crearon más programas como éste y los dispositivos fueron mejorando. Sin embargo, fue hasta el cambio de siglo que el internet realmente mejoró y ayudó a que el concepto de streaming se volviera fuerte. 

     

     

    La creación de YouTube en 2005 fue lo que daría una enorme pauta para lo que conocemos como streaming actualmente.

     

     

     

     

    Hoy en día existen miles de portales que emiten contenido tanto en directo como en diferido. El contenido que se consume vía streaming es prácticamente de música y vídeo, y las más conocidas son por supuesto, Spotify, que nació en 2006, Netflix, que apareció en forma de streaming en 2007 (ya que antes era una distribuidora de contenido por correo postal), Amazon Prime Video, que se fundó en 2006, Apple TV Plus Disney Plus, que se lanzaron este año, así como HBO Go (2010), Hulu (2007), Fox Play (2014), entre otras, ¡y las que faltan!

     

     

    Por cierto, seguramente te va a interesar este artículo sobre cómo se fundó el imperio de Netflix, y este otro en el que platicamos con el genio mexicano detrás de los algoritmos de Netflix.

     

     

    De esta forma, la manera de consumir contenido cambió para siempre. La televisión abierta y la de cable de pronto se vio rebasada por plataformas que ofrecen programación sin cortes y altamente personalizada. 

     

     

     

     

    Cambios provocados por los servicios de streaming

     

    Miles de usuarios se suman cada vez más a estas plataformas para tener acceso a contenido más rápido, accesible y dinámico. Ahora todo está en la red, atrás quedaron los días de almacenamiento en cassettes o DVDs, todo es inmaterial y sin necesidad de descargarlo. Sólo basta con pagar una cantidad bastante asequible para la mayor parte de las personas.

     

    Las plataformas de streaming han cambiado la manera en la que consumimos programas pues ahora no es necesario hacerlo solamente en una pantalla plana, también se puede hacer en una computadora o en el mismo celular, haciendo del contenido algo tremendamente accesible, pues puedes consumirlo en el transporte público, en la oficina o en la comodidad de tu cama. 

     

     

     

     

    Por otra parte, las plataformas de streaming han ido cambiando junto con su público. Ahora es posible regresar escenas y pausar el programa cada vez que el usuario se distrae con su celular pues está comprobado que cada cinco minutos las personas revisan su teléfono. 

     

    Otra de las cosas que han cambiado es la cantidad que se consume. Ahora las personas maratonean, es decir, ven lo que las plataformas ofrecen sin parar por varias horas, incluso días, algo que antes no pasaba. Lo cual nos lleva a otro cambio: el estrenar capítulos por semana es cosa del pasado, pues las plataformas ahora suben temporadas completas. Esto se ha vuelto una práctica habitual en una sociedad cada vez más estresada y que busca poder escapar por varias horas de su realidad. 

     

     

     

    Otro elemento que ha cambiado es el horario de ver los contenidos. Ahora es más usual consumirlos por la madrugada, horarios en los que la mayor parte de la gente no tiene que cumplir con obligaciones.

     

     

     

     

    Finalmente, las plataformas se están volviendo inteligentes y a partir de lo que has visto, te ofrecen más contenido similar, para así, mantenerte cautivo por más tiempo. 

     

     

    ¿Habrán más cambios en los próximos años? Estamos seguros que sí.

     

     

    Mientras tanto, te dejamos con LOS MEMES QUE MÁS RECORDAREMOS DEL 2019.

     

     

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , , , , ,

Al parecer apenas estamos al inicio de una nueva era de consumo de contenidos.