Islas Turcas y Caicos, un referente eterno de descanso y felicidad

    Islas Turcas y Caicos, un referente eterno de descanso y felicidad

    Referencia en tus recuerdos.

    Autor: Redacción Maxim 30 septiembre, 2019


    FOTO: Cortesía / COMO Parrot Cay Resort

     

    Por Jared Paul Stern

     

    En las Islas hay lujosas villas privadas, ya sea comprar una propiedad o reservar en un lugar de lujo, este lugar será un referente eterno de descanso y felicidad.

     

    Kylie Jenner celebró su cumpleaños en una de los más lujosos Airbnb en su catálogo: una propiedad de $50 millones de dólares con 23 habitaciones, chef privado, mayordomo yconciergepersonal, quien sorprendió a la cumpleañera y sus amigos con un show de fuegos artificiales a la orilla del mar. En 2017, el alquiler por noche era de $10,000 dólares con una estadía mínima de 5 noches. Otras celebridades como Keith Richards y Bruce Willis gustaron tanto de las Islas que adquirieron propiedades ahí.

     

    Amanyara

     

    Algunas de las villas privadas frente al mar más atractivas están a la venta o renta en Amaynara en Providenciales, sitio rodeado por una reserva natural y con vista a un parque marino, hogar de uno de los resorts más hermosos, cortesía del Grupo Aman, y diseñado con un estilo asiático contemporáneo, lo que le otorga una personalidad digna de una escena de alguna película de James Bond. La propiedad hace alarde de casi un kilómetro de playa privada con algunas pequeñas villas construidas en madera y rodeadas de vegetación tropical, además de su cocina enfocada en la salud y que se encuentra dentro de las mejores de la región.

     

     

    Complejo Verandah

     

    Algunos de los exclusivos visitantes que Amaynara ha recibido han sido personajes como Brad Pitt o LeBron James. El mercado nacional de venta de bienes raíces de lujo ha presentado tentadoras ofertas en los último tiempos, de acuerdo a International Investment, con una villa en Amaynara vendida recientemente en $6.55 millones de dólares, mientras que una propiedad de más de 2 hectáreas y con 6 habitaciones en Providenciales, propiedad del músico Prince, tenía un precio de lista de $12 millones de dólares.

     

    Complejo Verandah

     

    Amanyara

    A tan sólo 30 minutos de distancia por barco está la isla privada de 400 hectáreas conocida como Parrot Cay, en donde la villa de Keith Richards está ubicada, y la cual cuenta también con un elegante resort del grupo COMO. En algún bar local puedes encontrar de pronto a los Rolling Stones tocando.

     

     

    Muchas de las iluminadas y aireadas villas a la orilla del mar del grupo COMO —la más grande llamada Sanctuary y diseñada por una de las residentes de la isla, Donna Karan, usualmente se alquilan por $24,000 dólares la noche— cuentan con albercas infinitas, a pesar de que el mar ofrece una de las mejores experiencias de nado que se pueden experimentar. Los dueños e inquilinos de las villas pueden hacer uso total de las amenidades del resort, incluyendo los deportes acuáticos, una alberca de tamaño oficial, gimnasio, spa, clases de yoga, canchas de tenis, restaurantes de clase mundial y un club de playa con el excelente servicio de bar y en donde los tragos tropicales se preparan a la perfección. La cocina con el estilo COMO del restaurante Shambala tiene platillos que se concentran en ingredientes orgánicos y energizantes con énfasis en los alimentos crudos los cuales, señalan, “son más fáciles de digerir, al igual que más ricos en enzimas vivas, vitaminas y minerales del mar” y los cuales se combinan con elementos panasiáticos.

     

    Amanyara

     

    COMO Parrot Cay Resort

     

    Si lo que quieres es presumir tu riqueza y guardarropa, las Islas Turcas y Caicos, con su atmósfera de perfil bajo y sin sitios presuntuosos, tal vez no sean el lugar ideal para hacerlo, pero si es la naturaleza, la belleza, la privacidad y el lujo en pies descalzos y un poco de anonimato lo que estás buscando, este destino tiene que estar en el puesto número uno de tu lista. Tal como lo menciona Keith Richards, es un lugar “en el que puedo relajarme” y a la gente “no le importa un carajo quién soy.” En otras palabras, no tiene precio.

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Referencia en tus recuerdos.