La diosa Shanina Shaik es la candente portada de julio de Maxim México

    La diosa Shanina Shaik es la candente portada de julio de Maxim México

    Descubre a uno de los nuevos ángeles de Victoria’s Secret, dueña de un exotismo inconfundible.

    Autor: Zeynep Yenisey de Maxim US 2 julio, 2019



    Fotografía por Gilles Bensimon

     

    ADELANTO DE FOTOS Y ENTREVISTA EN REVISTA MAXIM CON LA TOP MODEL SHANINA SHAIK, EL NUEVO ÁNGEL DE LA MARCA DE LENCERÍA VICTORIA’S SECRET

     

     

    En un mundo que parece estar lleno de “supermodelos” solo hay una Shanina Shaik. Sus llamativos ojos color avellana lanzan una mirada seductora. Su piel impecable es de un bronce resplandeciente espolvoreada con unas lindas pecas.

     


    Camisa y pantalones, Maison Alaïa; aretes, Sydney Evan.

     

    A pesar de su inusitado éxito, la diversidad de su pasado —una madre lituano-australiana y un padre pakistano-saudi— no siempre fue una ventaja. Si bien sus llamativos rasgos ahora son celebrados y resultan objeto de deseo para los diseñadores de todo el mundo, al principio de su carrera su genética incierta, era un obstáculo. “A veces el hecho de ser de un origen étnico tan diverso me impedía conseguir trabajo, ya que el público no podía ubicarme dentro de una categoría”, confiesa Shaik, “lo que me parecía absurdo y realmente desafortunado”. Por suerte, esos días ya han quedado atrás y ahora esta chica bellísima es uno de los rostros más codiciados y reconocidos en el medio; “estoy muy feliz de poder ser una inspiración para las chicas jóvenes que no necesariamente encajan en una categoría específica”.

     


    Sombrero, Eric Javits; lentes de sol, Acne Studios; bra y tanga, For love & lemons; anillo y brazalete, Sydeney Evan.

     

    Al nacer y crecer en Australia, “tú siempre estabas al aire libre pedaleando tu bicicleta o jugando con otros niños”, anota, “Siempre vestía ropa deportiva y me gustaba llevar mi cabello recogido. Era una chica poco femenina y mi deporte favorito era el baloncesto, los hombres siempre me elegían para ser parte de su equipo antes que la mayoría de los otros chicos de mi clase”.

     

    Aunque se proclamó como una chica “poco femenina”, Shanik supo desde muy pequeña que quería ser modelo: “Cuando cumplí 14 años floreció mi lado femenino. Mi madre era la que siempre me decía que me metiera al modelaje, después me buscaron diversos representantes que me recomendaron lo mismo”. Entonces, decidió cambiar su ropa deportiva por el glamour, y se movió rápidamente hacia las pasarelas de moda cambiando su país de origen por Nueva York para alcanzar su sueño, tras protagonizar el reality australiano Make Me a Supermodel.

     


    Suéter y zapatillas, Maison Alaïa.

     

    Desde que hizo su debut en el New York Fashion Week en 2009, ella no ha dejado de pasar por los eventos de Chanel, Oscar de la Renta y Tom Ford, de hecho, recientemente posó para el portafolio de este último, entre otros trabajos de alto perfil. En la cima de su temprano éxito, tuvo un gran cambio cuando quedó comprometida con su primer Victoria’s Secret Fashion Show en 2011, lo que le dio un giro a su carrera para siempre. “Antes de modelar en el Show, siempre había pensado que ‘era demasiado comercial’ y no me atrevía a pasear en los desfiles de ese tipo de moda. Eso cambió después del Victoria’s Secret Show”.

     

     


    Todo el look, Chrome Hearts.

     

     

    LEE LA ENTREVISTA COMPLETA Y MIRA TODAS LAS FOTOS DE SHANINA SHAIK  EN EL NÚMERO DE JULIO DE LA REVISTA MAXIM MÉXICO, EDICIÓN MOTOR. YA A LA VENTA.

     

     

     

     

     

    Styling, Caroline Christiansson; asistente de styling, Rap Sarmiento; maquillaje, Steven Canavan; cabello, Yoichi Tomizawa.

     

     

Descubre a uno de los nuevos ángeles de Victoria’s Secret, dueña de un exotismo inconfundible.