La gratitud y voluntad de Luisa Fernanda Castaño | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    La gratitud y voluntad de Luisa Fernanda Castaño

    Iniciamos el año viajando por el continente e hicimos una escala en la bella Colombia para encontrarnos
    con la modelo y empresaria que es un ejemplo de determinación y empoderamiento.

    Autor: Aarón Martínez 5 enero, 2021


    Fotografía por Sergio Valenzuela  @sergio.valenzuelach

    Talento: Luis Fernanda Castaño @luisacasta , Estilismo, Gerard Angulo @gerardangulo;  maquillaje y cabello, Andrea Moreno  @andreamorenomakeup;  producción, Step On Fashion @steponfashion;  agencia de PR, Get Talent  @getagencia.

    Luisa creció en Medellín, conocida también como la Eterna Primavera. De su vida de niña nos cuenta que la pasaba feliz jugando avioncito en las calles (en Colombia se conoce este juego como “golosa”), así como Yeimi,  juego que consiste en formar una torre con trozos de roca o restos de materiales de construcción como ladrillos, así como  una pelota y equipos de igual número de integrantes.  Ella nos explica, “Amaba los juegos grupales en la calle en compañía de mis primas”. 

    Además, “Desde pequeña jugaba a la pasarela, mi familia me hacía ronda y yo simulaba ser modelo”. Y aunque también tenía inquietudes por convertirse en médica cirujana, el modelaje de forma profesional estuvo presente desde entonces, contexto que le ha abierto las puertas para saltar a la fama. “El mundo del modelaje me abrió las primeras puertas al reconocimiento social. Desde que entré en este medio he anhelado con todo mi corazón y mis ganas chulear en la lista, portadas muy reconocidas a nivel mundial, trabajar de la mano con los mejores artistas, ya sea videoclips, marcas o pasarelas. Y vamos por buen camino”.

    En paralelo a esta profesión, Luisa decidió diversificar sus actividades, y fue a través de los negocios que encontró nuevas formas de creatividad y crecimiento. Tal es el caso de Alalma, un proyecto que surgió a los 16 años, “desde ese entonces me sentía muy atraída por el mundo de la lencería, me parecen espectaculares los encajes y tonalidades, y siempre fue unos de mis sueños, poder materializar mi propia marca y hoy Alalma Lingerie es una realidad”.

    Luisa es una mujer que reposa su confianza en la divinidad, “Dios siempre ha sido mi mayor proveedor, se ha encargado de cada detalle para lograr materializar Alalma y claramente siempre me ha gustado mucho ahorrar”. Hoy esta marca es una realidad en Colombia y poco a poco espera ir expandiendo sus horizontes. El éxito radica en que, como  explica Luisa, “Cuento con un equipo maravilloso, trabajando de la mano con mi diseñadora (una mujer muy preparada), siempre investigamos, buscamos ideas, creamos propuestas basadas en tendencias y las mejores marcas de lencería”.

    Pero la inquietud de Luisa Fernanda no termina ahí, ya que desde hace 11 meses, emprendió otro negocio, llamado MUSSA SPA. “Inició en tiempos de pandemia y aún así es todo un éxito. El concepto de Mussa está definido por la simplicidad y un estilo cargado de una sofisticación sutil, está construido con colores acogedores, neutros y armónicos que definen a la mujer Mussa, una mujer actual, elegante y clásica”. Sobre los altibajos, aunado al contexto en el que inició, ella nos explica que “De las cosas más difíciles es lograr satisfacer a todas nuestras clientas con sus gustos, sin embargo todas nuestras chicas están capacitadas para hacer todos los estilos con las últimas tendencias”. En contraparte, “Lo más divertido es sin duda el servicio y los lazos que se van formando entre nuestras trabajadoras y clientas que cada vez son más fieles a Mussa y se sienten como en casa”.

    En perspectiva, como emprendedora y empresaria, Luisa nos confiesa qué tan complicado ha sido tomar una posición en el mercado, “Para nadie es un secreto que los sueños requieren esfuerzo, disciplina y constancia. Yo me he puesto estas tres herramientas como objetivo principal para darle vida a lo que antes era solo un sueño y que hoy sigue siendo un sueño pero hecho realidad”. Este pensamiento viene desde muy temprana edad, “he deseado aparte de ser una exitosa modelo, ser una mujer con varios emprendimientos propios y en el momento que se me ha dado he aprovechado la oportunidad al máximo”. 

    Al tocar el tema con ella sobre el formidable momento de apertura en el que cada vez más mujeres marcan una pauta en los negocios y diversos ámbitos de la sociedad, ella cambia su expresión a una de alegría y nos expone:“¡me parece lo más admirable y gratificante que he podido vivir hoy en actualidad, amo que las mujeres también seamos pioneras de los mejores comienzos, proyectos, empresas!”.

    Y para Luisa, una persona que ha encontrado hacia delante una oportunidad de crecimiento en cada paso, sus nuevos sueños la están llevando a otro lugar, “Hace algunos meses vengo con una idea en mi mente que no se desvanece, todo lo contrario, cada vez lo pienso más y suelo perseguir mis sueños con toda mi energía, me gustaría entrar en el mundo de la actuación, me gustaría mucho ser una gran actriz, así que me comenzaré a preparar para hacer eso posible”.

    La llave del éxito es clara para una mujer como ella, “Siempre, donde sea que vaya, con quien sea que platique, les recuerdo que la clave es no perder nuestra comunicación con la fuente, con el creador de tu ser, la gratitud abre más puertas de lo que podemos llegar a imaginarnos. Soy una mujer muy tranquila y llena de mucho agradecimiento, y es por ello que hoy he podido ver lo que antes era solo un deseo”.

    Temas relacionados con esta nota: ,

Iniciamos el año viajando por el continente e hicimos una escala en la bella Colombia para encontrarnos
con la modelo y empresaria que es un ejemplo de determinación y empoderamiento.