La nueva nave de Iron Man

    La nueva nave de Iron Man

    Los fanáticos pensarán que la decisión de Downey de modificar un Boss 302 es un sacrilegio, pero su innovación puede hacer que cambien de opinión.

    Autor: Redacción Maxim 11 diciembre, 2018


    Foto: Cortesía

    Por Chris Nelson

    El Mustang personalizado de Robert Downey Jr. es digno de un superhéroe.

     

    Desde hace un tiempo se sabe que el actor Robert Downey Jr. tiene un gusto fantástico por los autos: su garaje alberga una gran variedad de automóviles, desde una elegante y sofisticada Pagoda de Mercedes-Benz SL hasta un divertido y económico Volkswagen Golf GTI. Pero nos quedamos impresionados cuando vimos su juguete más nuevo, un Ford Mustang Boss 302 personalizado, de 1970, que encargó a la tienda SpeedKore Performance Group con sede en Wisconsin.

     

     

    Alterar un Mustang Boss 302 de primera generación, que ahora es un codiciado artículo de coleccionista, tuvo que requerir agallas. El Boss 302 fue la respuesta de Ford al Camaro Z/28 de Chevrolet, que en ese momento dominaba la serie de carreras Trans-Am del Sports Car Club of America. Ford produjo un número muy limitado en dos años, modelos 69 y 70, desarrollando su Mustang en torno a un motor de alto rendimiento: un robusto V-8 de 302 pulgadas cúbicas con cabezas más grandes de lo usual, con casi 300 caballos de fuerza. Con esta nueva arma en mano, Ford tomó el título de la serie Trans-Am en 1970, y floreció la fama del Boss 302.

     

     

    Los fanáticos pensarán que la decisión de Downey de modificar este clásico es un sacrilegio, pero su innovación puede hacer que cambien de opinión. El actor comenzó arrancando el legendario motor del Mustang e intercambiándolo por un moderno V-8 de 5.0 litros con un supercargador de doble tornillo, un paquete que produce 667 caballos de fuerza. “Nuestro enfoque para este tipo de proyecto restomod es el “estilo herencia”, dice Dave Salvaggio, cofundador y constructor principal de SpeedKore, quien trabajó con Downey para ayudar a realizar la visión del actor. “Agregamos la eficiencia y la confiabilidad de los componentes modernos para crear autos de alto rendimiento con apariencia retro que manejan muy bien y tienen todas las características de confort que ahora esperamos”.

     

     

    SpeedKore revisó todos los rincones de este Boss 302. El auto ahora está construido sobre un marco de aluminio del mercado de Detroit Speed, que también proporcionó la suspensión QuadraLink “pro touring”. “La postura es el elemento más importante al ver un auto de alto rendimiento, y creo que lo hemos logrado”, dice Salvaggio. La suspensión personalizada tiene a este vehículo en el lugar correcto, pero son las ruedas de una HRE las que hacen que destaque el Mustang de RDJ. “Robert y el equipo trabajaron con HRE para crear un diseño de rueda único que aún mantiene la herencia”, explica Salvaggio. “Es una reminiscencia de la rueda Panasport de los 60. La clave fue modernizarlo pero conservando un aspecto nostálgico”.

     

     

    Mezclar el estilo vintage con la tecnología contemporánea es de lo que trata este Boss 302. Un tablero analógico y un volante simple de tres radios complementan un interior actualizado. La mayoría de los páneles de acero originales fueron reemplazados por piezas de fibra de carbono. El cofre, las defensas, los parachoques, la tapa de la cajuela, el alerón delantero y las extensiones a los faros son moldes personalizados. Downey y el equipo de SpeedKore revisaron 10 colores exteriores antes de decidirse por la pintura amarilla caqui llamada toscana.

     

     

    “Estamos muy orgullosos del auto”, confiesa Salvaggio. “Resultó como lo planeamos, y Robert está muy feliz con el resultado. Escuchar que un cliente va a ayudarte en un proyecto a menudo es innecesario, pero ha sido un placer trabajar con él debido a su creatividad… Es súper creativo. Espera hasta que veas su BMW 1972 que estamos diseñando ahora”.

     

    Si eres amante de los Mustang, te dejamos las fotos del nuevo Mustang Shelby GT500 2019.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Los fanáticos pensarán que la decisión de Downey de modificar un Boss 302 es un sacrilegio, pero su innovación puede hacer que cambien de opinión.