La tercera ronda del Pininfarina
-->

    La tercera ronda del Pininfarina

    Automobili Pininfarina, autos sustentables y de lujo.

    Autor: Redacción Maxim 17 julio, 2020


    FOTO: Cortesía

    Texto por Nicolas Stecher

    En su nonagésimo año, la casa de diseño italiana Pininfarina ayuda a marcar el camino hacia una nueva generación de lujosos superautos.

    Mientras la legendaria casa italiana de diseño entra a su tercera etapa de una existencia de casi un siglo, una nueva marca, Automobili Pininfarina, se ha unido a la familia, con el objetivo de producir los autos más sustentables y de lujo que el mundo haya visto. Su primera creación, el auto cero emisiones llamado Battista, presume de un rendimiento impecable, con cifras impresionantes como 1,900 caballos de fuerza, una velocidad máxima de 350 km/h y una velocidad de aceleración de 0 a 100 en menos de dos segundos. Sin embargo, Pininfarina aspira a metas que van más allá que simplemente tener uno de los autos más veloces del planeta: para 2025 planean presentar toda una nueva categoría de vehículos llamada S-LUV (Sustainable Luxury Utility Vehicle), y tratar de convertirse en el fabricante de autos sustentables de lujo único en el mundo.

    “Esta es la historia de una empresa y de una familia”, Paolo Pininfarina, Presidente de Pininfarina S.p.a., dice de forma orgullosa mientras habla con una audiencia en una soleada galería de uno de los museos de la firma. “Mi abuelo tuvo la visión de continuar con su empresa después de su vida. ‘¡Mi vida es demasiado corta!’, dijo, ‘quiero que la empresa sobreviva’, así que entrenó a mi padre, Sergio, para que se convirtiera en el siguiente presidente de Pininfarina. Y cuando mi hermano y yo nacimos, mi abuelo se puso muy contento, y dijo ‘¡ahora que tenemos a estos dos nuevos Pininfarinas, sueño con que nuestra empresa sea proyectada hacia el siguiente siglo!’. Y ahora, aquí estamos, en el 2020”.

    Estamos todos reunidos en un atrio rodeado de cristales brillantes en la sede de Pininfarina en Cambiano, Italia, rodeados de algunos de los autos más deseados en la historia de la humanidad: el Cisitalia 202, El Ferrari P6 y el Berlinetta Boxer, el Alfa Romeo Giulietta Spider y el auto concepto 2uettottanta. Al caminar entre estas curvilíneas obras de arte de acero, queda bastante claro que esta es realmente tanto la historia de una familia como de una empresa. En el majestuoso panteón de diseño automotriz hay muy pocos nombres que tengan el peso que Pininfarina. Por supuesto que hay otros nombres que se avecinan, como el Bertone, el Giugiaro, el Zagato, y otros, pero ninguno tiene la fuerza y la antigüedad de una de las casas de diseño más históricas de Turín.

    Creada en 1930 por Battista Farina —un hombre nacido a los pies de los Alpes italianos en 1893—, la Carrozzeria Pininfarina rápidamente cobró fama diseñando autos de exquisito balance y elegancia. Corto de estatura y el décimo de once hijos, el apodo de Battista “Pinin” (el más pequeño de la familia) pronto se volvió inseparable de su propio mito.

    La historia de Pininfarina es realmente una trilogía, escrita en tres diferentes libros. Libro I, el génesis y la era fundacional bajo el mando de Battista; Libro II, su evolución y la colaboración de más de medio siglo con Ferrari bajo el liderazgo del hijo de Battista, Sergio; y finalmente, hoy nos reunimos en Turín para leer los primeros capítulos del Libro III, probablemente titulado como “Un trabajo en proceso”.

    Esta tercera etapa realmente comenzó en 2012, sin lugar a dudas una fecha de transformación para Pininfarina. La muerte de Sergio en julio de ese año puso punto final a lo que muchos consideran una era idílica para la empresa. Media década de aumento de deuda también convirtió a ese año en uno de reconstrucción corporativa bastante dolorosa. Finalmente, y tal vez la parte más preocupante, fue la creación de la casa de diseño de Ferrari, Centro Stile. El F12berlinetta, el cual debutó en 2012, marcó la última producción de Ferrari en usar el diseño de Pininfarina, terminando así con una racha que comenzó en los años setenta, cuando casi cada producción de Ferrari era diseñada por Pininfarina (con la sola excepción del Bertone 308 GT4).

    En 2015 el conglomerado Indú  Mahindra Group compró a Pininfarina S.p.a. salvándolo de una aparente insolvencia. Es importante recalcar que la asociación con Ferrari inmortalizó a Pininfarina, de eso no hay duda. Pero la casa de diseño se hizo de renombre años antes de que la marca del caballo existiera, así que hay muchas razones para creer que continuará floreciendo. Por esta razón Mahindra creó Automobili Pininfarina, para imaginar, diseñar y construir vehículos con la marca de Pininfarina.

    Y todo comienza con el Battista, un superauto eléctrico imaginado para llevar a Pininfarina a la mente (y los garajes) de los más exigentes y adinerados coleccionistas. Pero la historia no termina aquí. Al final del tour en el museo, nos llevaron a la parte baja para ver el siguiente auto de la cuadra de Automobili Pininfarina, el PURA Vision, un concepto de diseño que pretende predecir una nueva línea de vehículos bajo la marca “PF”. Y mientras el Battista trae su sistema de propulsión de la fábrica croata de híper autos Rimac, estos nuevos automóviles serán fabricados en el norte de Italia, con plataformas recientemente desarrolladas al igual que los sistemas de potencia.

    No hay mucho que podamos divulgar de esta vista preliminar, pero lo que sí podemos decir es que el PURA Vision es un objeto de espectacular belleza que hace uso de ciertos elementos de algunos de los autos más icónicos de Pininfarina. Una especie de quimera —mitad shooting brake, mitad SUV—, la S-LUV luce una silueta única con guardabarros altos y el toldo bajo del Dino. Muy corto de altura con una parte trasera en cabina muy estrecha, su simplicidad en líneas hace eco al Alfa 2uettottanta y sus aleros cortos, así como a las proporciones del Cisitalia.

    El diseñador en jefe de Pininfarina, Luca Borgogno, asegura que la cabina de cristal del PURA Vision proviene del excepcional Alfa Romeo 6C Superflow IV de 1953. Sus partes laterales están muy marcadas, pero bien pulidas para estar lisas, casi como los pómulos de una  supermodelo. “Queremos darle un tipo de sensualidad al auto,” explica Borgogno. “Son como las caderas de una mujer, que, en mi opinión, son las partes más atractivas”.

    Además de los sistemas de potencia que son con cero emisiones, se han hecho verdaderos esfuerzos sustentables para incluir una “economía circular” en la que restos de aluminio y cuero han sido transformados en materiales únicos. Algunos elementos como el tapiz están hechos de redes de pesca rescatados ylas partes de cuero están curtidas con agentes orgánicos cuyo origen son hojas podadas.

    Dado el tamaño y las estrechas ventanas del PURA Vision, pregunté si el diseño del techo de cristal fue diseñado para mitigar la sensación de claustrofobia debido a la pequeña cabina. El amigable diseñador sonrió y negó con la cabeza. “La inspiración fue el poder tener una verdadera percepción del medio ambiente que nos rodea tanto como sea posible,” aclaró Borgogno. “Está vinculado con nuestro aspecto de sustentabilidad. Así que la cabina de cristal tiene que ver con disfrutar el ambiente tanto como sea posible, y poder mirar hacia afuera, la sensación, el color y la belleza de la naturaleza”.

    Si el PURA Vision augura lo que el equipo de Automobili puede llevar a las exposiciones, entonces el tercer libro de Pininfarina podría convertirse en un best seller. Quién sabe, tal vez pueda hasta generar una segunda trilogía.

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Automobili Pininfarina, autos sustentables y de lujo.