Las fotos que no viste de Daniela Botero en Maxim México

    Las fotos que no viste de Daniela Botero en Maxim México

    Podemos seguir esperando más de esta divinidad colombiana de alma gitana.

    Autor: Aarón Martínez 15 julio, 2019



    Fotografía por Turner & Palma

     

    Fotos de la modelo colombiana Daniela Botero en Maxim

     

     

    Supimos de Daniela Botero cuando nos adentramos en la búsqueda de las nuevas promesas del modelaje internacional. Fue nuestra portada de marzo de 2016. Ella sobresalía con sólo mirarla en las fotos, al ver su rostro quedamos absortos. En aquellos días, hacía una afirmación constante: “estar en el momento y lugar indicados”.

     

     

    Un asunto de saber aprovechar los hechos fortuitos de la vida, pero también de saber llegar a los mismos. La historia, hasta entonces, describía su trayectoria en el modelaje como exitosa, contaba con participaciones para marcas como Springfield, Givenchy, Promod, Women’secret, y recientemente con Lacoste, Studio F y Calvin Klein. Con un camino explorado en este ámbito, desde entonces ya nos anticipaba que estaba mirando mucho más alto a largo plazo.

     

     

    Establecimos contacto de nuevo con ella para invitarla a nuestra Fiesta Maxim en Tulum. Después de revisar su agenda que la lleva a Milán, Nueva York, Londres y Barcelona, aceptó estar con nosotros para la fecha. En la charla surge el tema de su carrera profesional, y es ahí donde otra vez nos sorprende al confirmar su papel como actriz en la segunda temporada de la serie La hermandad, de Claro video.

     

     

    Tal acontecimiento no puede quedarse así; le proponemos: “¿Celebramos con una portada?”. Botero acepta encantada. (Esto sucedió en verano de 2017 pero ahora te compartimos toda la sesión de fotos).

     

     

     

    Ópera prima con sello mexicano

     

    En septiembre de 2016, Daniela estuvo en el Festival Internacional de Cine de Morelia, evento al que decidió asistir para empaparse de lo que estaba produciéndose en el séptimo arte mexicano. “Fue una experiencia increíble, no sólo porque Morelia es una ciudad encantadora y los michoacanos son maravillosos, sino también porque empecé a ver un poco a los directores y lo que estaba sucediendo en la producción. Para mí, México es la capital de Latinoamérica. Si triunfas aquí, no sólo te abres las puertas en América latina, sino también en Estados Unidos y el mundo”.

     

     

    De inmediato tuvo empatía con el medio y cuando terminó el festival, ya tenía la propuesta para hacer el casting que consistía en un par de escenas, “las hice y se demoraron como dos semanas en llamarme, y luego ya empezamos a grabar. Estuve viajando a México durante dos meses para trabajar en la producción”.

     

     

    Previo al rodaje, Daniela se esforzó por hacerse de su personaje: “Estuve viendo películas clásicas como Basic Instinct, Scarface, además de observar a actrices como Audrey Hepburn, de donde aprendí mucho”.

     

     

    También, como ella misma reconoce de sí, gracias a su capacidad de observar, se enfocó en analizar cuál era la relación del personaje con su entorno. “Analicé hasta los microgestos que puede tener este tipo de persona que trabaja en un bar de noche, de vida alegre, que no es una prostituta, pero tiene que trabajar como stripper para sobrevivir”. Al recibir el guion, Daniela se sentó y comenzó a desglosar las escenas, poniéndole matices a cada línea; incluso,“estuve yendo a clases de striptease para poder soltarme a la hora de bailar. Ésta fue una decisión mía, para poder crear un personaje”.

     

     

    Más adelante, se mira encarnando papeles de acción, pero explica que primero buscará hacer más experiencia, hasta terminar en una de esas películas que abarrotan en sus estrenos. “Me interesa empezar con cosas así, con personajes pequeños que me vayan dando seguridad frente a la cámara e ir aprendiendo”.

     

     

    Su objetivo es hacer películas de mujeres con carácter. De belleza imponente y personalidad fuerte, “Me veo haciendo comedia romántica, por mi tipo de sweet latina, chistosa, sexy, pero además también quiero ese tipo de personajes de chicas malas”.

     

     

    Estar en el lugar y momento indicados

     

    Daniela Botero no cree en las casualidades. “Conoces a las personas que vas a necesitar, o ellas a ti. Y también, mucho de lo que ha pasado en mi vida es por disciplina, y cuando me propongo algo no me muevo del renglón hasta que lo cumplo”. Esa conducta de la que habla comienza cuando se levanta, desayuna saludable y hace una o dos horas ejercicio. Después está la parte del equilibrio: “el éxito también está en la tranquilidad, de entender que necesitas un balance. Trabajo intenso durante dos o tres semanas, pero después tengo un descanso en que me dedico a relajarme y estar con mi familia”.

     

     

    Es verdad, en su cuenta de Instagram (@danielaboterofficial) se le ve en actividades que van desde una campaña de moda, pasando por sesiones de pilates y hasta sus tiempos libres. Daniela vive en Miami, lugar que eligió para estar cerca de sus actividades, tanto si tiene que volar hacia Nueva York, como si tiene que hacer visitas a México o su natal Colombia. “Me gusta como base para vivir porque me puedo mover con facilidad a otros lados”. Y mientras eso ocurre y su carrera crece, nosotros estuvimos con ella en el Caribe mexicano. Desde las lagunas adentradas en Akumal, hasta nuestra fiesta de primavera y el glamping en Tulum. Durante la sesión, el fotógrafo y el equipo teníamos que decir poco; en el modelaje, como en su vida general y ahora en la actuación, esta mujer de encanto místico, belleza natural y personalidad asombrosa, sabe estar en el momento y lugar indicados.

     

     

     

     

    Fotografía por Turner & Palma; Asistente de foto, Enrique Aguilar; styling, Nathalie Rosenfeld; MUA, Tatiana Sada; CABELLO, Kim Garduno for MoroccanOil; Producción, Maxim México.

     

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Podemos seguir esperando más de esta divinidad colombiana de alma gitana.