El club de bikers Las Marías te cuentan su historia | Maxim México

    Las Marías MC más que un club de bikers

    Texto: José Luis Ramos Fotografía: Jorge Ramírez Posada   La Ciudad…

    Autor: Yazmani Reyes Hernández 7 junio, 2017


    Texto: José Luis Ramos
    Fotografía: Jorge Ramírez Posada

     

    La Ciudad de México es tan surreal como impresionante, un lugar en donde el tránsito, las multitudes y su ruido se encuentran con el arte y la cultura; hay imágenes del pasado y el presente conjugadas sobre el calor del asfalto. Para cualquier club de bikers, salir a rodar por las calles es todo un reto que puede ser mágico y peligroso. El rugido de las motocicletas como Harley Davison invita a darse al camino y abandonar los laberintos de la urbe. A toda velocidad el tiempo se dispara sobre las avenidas, la adrenalina fluye y arde en la sangre. Así es el día a día de Las Marías MC, un club de bikers exclusivo para mujeres.

     

    En 2014 Carla Henkel, a.k.a. “Blackbird”, se recuperaba de un accidente en moto; paradójicamente, lejos de renunciar a su pasión sobre ruedas, tuvo la inquietud de crear un club de motociclistas sólo para mujeres. Así nacieron Las Marías MC, un crew que ha roto con los estereotipos. Muestra de ello es que organizan el International Female Ride Day desde hace tres años.

     

    Es cierto que no hay nada más bello que una mujer dueña de sí misma. Ahora imagina a todo un grupo de mujeres con esta característica, pero además bikers. Con chamarra de cuero y un tache distintivo en la espalda que simula unas trenzas cortadas, estas chicas no tienen miedo de hacer y decir lo que quieren: We like it dirty and we got titties.

     

    Las Marías platicaron con Maxim sobre su particular estilo de vida y el porqué son un grito de libertad. Por supuesto, antes de la conversación te presentamos a sus integrantes.

     

    Ellas son Las Marías

     

    Blackbird

    Carla Henkel

    Presidenta

     

     

    Con mirada penetrante y corazón de fuego, esta ave nocturna extiende sus alas para comenzar a rodar sobre su Triumph Thruxton 900. Carla piensa que la vida es como el camino: “Puedes montar al camino o el camino te montará”; el carácter de “Blackbird” se ha forjado con la velocidad. Es presidenta y fundadora del club de bikers Las Marías MC; su crew, sinónimo de libertad, coraje y hermandad. Además de ser una intrépida motociclista, se desempeña como mercadóloga, diseñadora gráfica y de modas. Tiene una marca de ropa, Black Dakota, toda una línea de básicos unisex al estilo minimal gotic: “Va con mi personalidad, es un poco misteriosa si la queremos llamar así”. En su faceta como mercadóloga, ha colaborado con BMW, y se dedica al desarrollo de marcas, tal es el caso de Las Marías MC y Black Dakota. Todos los días, “Blackbird” desafía los límites, es una mexicana sin fronteras y de altos vuelos que nació para rodar.

     

    Stick

    Mariana Patlán

     

     

    “Pasión por las motocicletas” es otra manera de decir Mariana Patlán. Es diseñadora, sin embargo, se dedica al marketing. Ha colaborado con Triumph pero ahora colabora como marketing specialist para Indian Motorcycle: “Yo vivo de las motos, como motos, ando en moto, todo motos, básicamente esa es mi historia”. “Stick” conduce una Indian Scout 1100 y una Triumph Bonneville 900. Es fanática del diseño de objeto, las artes plásticas como la escultura y la pintura. Sin embargo, para Mariana es imposible ver su vida sin las motos, no importa si se trata de trabajo o por hobbie, el ADN de Stick es de biker purasangre.

     

    Gummy Bear

    Andrea Torre

     

     

    A bordo de su BMW F800 gs y con tantos sabores como las Gummy Bears. Andrea Torre es la más joven del grupo, con apenas 24 años ha incursionado como modelo, DJ, y actualmente se desenvuelve como chef en el restaurante de sushi Zoku: “Siempre me ha gustado mucho la comida, al día de hoy no sé qué me gusta más, si cocinar o comer”. Comenzó a experimentar con los sabores en una cocina pequeña, sin embargo, pronto hará prácticas en restaurantes de talla mundial que están dentro de la lista de los fifty best. El platillo que más disfruta hacer son los donburis. Su personalidad es atractiva y seductora, ama viajar y conocer lugares nuevos, nada es capaz de impedir que se suba a su moto.

     

    Mrs. Powers

    Romina Lyle

    Vicepresidenta

     

     

    A toda velocidad, Romina Lyle monta su Harley-Davidson 883 como a un caballo salvaje, audaz y libre, “Mrs. Powers” es la vicepresidenta y una de las fundadoras del club de bikers Las Marías MC, con quienes lleva tres años rodando. Le encanta escuchar bossa-nova, hacer yoga y beber mate; más allá del camino, también le apasiona la producción de cine y las series de televisión. Se desempeña como asistente de dirección o planeadora. Actualmente incursiona en el rodaje de la serie Julio César Chávez y antes participó en el remake de la serie colombiana Rosario Tijeras. Mrs. Powers lucha por sus sueños e invita a otros a hacer lo mismo.

     

    Savage

    Ananda Mora

     

     

    Tan salvaje como el motor de su Yamaha Teneré XT660. Ananda Mora vive a su manera, le importa poco lo que la gente pueda pensar. Ama la fotografía tanto como el buceo libre; disfruta los días en el taller y por el momento está trabajando en la modificación de una moto. Le apodaron “Savage” desde su primera rodada: “Vengo de la montaña, algo de salvaje tengo en la sangre”. Adora rodar a máxima velocidad, dejar atrás todo y disfrutar de la naturaleza.

     

    Poleani

    Johanna Lovera

     

     

    “Poleani” trabaja con el baile en Yoni Shakti: “Llevo 10 años con un estudio de pole dance, que para mí bailar, hacer ejercicio, la música y además conectar con la feminidad y la sensualidad, es importantísimo y súper sano”. Para Johanna es fundamental el balance de la polaridad entre  la energía femenina-masculina. Subirse a su moto y bailar son su peculiar dualidad, su ying yang. Tomar su moto y salir de la ciudad es de las cosas que más le alegran el corazón. Al ritmo de una BMW S650 gs Jhoanna Lovera se abre camino por la ciudad.

     

     

    Maxim: ¿De dónde viene el nombre “Las Marías”?

     

    Carla: Hay una leyenda de dos hermanas durante el Porfiriato, María Paula y María Luisa, quienes salían todos los días a caminar por la plaza, y un día les dijeron que no hicieran porque iba a haber toque de queda, pero ellas decidieron salir como siempre. La gente las veía por la ventana y les gritaba: “Las Marías, las Marías, un grito de libertad”.

     

    Romina: Además creemos que “Las Marías” es un nombre muy significativo de México, por las Marías que existen normalmente, nos gustó y de ahí adoptamos el nombre.

     

    Carla: Es un nombre fuerte y claro, que lo dice todo.

     

    Maxim: ¿Por qué Las Marías MC son un grito de libertad?

     

    Romina: Más allá de que la moto sea un grito de libertad, creemos que hay un patrón muy claro a seguir, que dice que las motos son de los hombres y no de las mujeres, entonces de alguna manera sentimos que estamos desafiando esto.

     

    Carla: De ahí viene toda esta parte de que las Marías son revolucionarias, las “Marías” van en contra de lo convencional, las Marías se arriesgan, siempre están en el límite de las cosas por el simple placer de rodar.

     

    Maxim: Son un club de bikers muy exclusivo; ¿cuántas Marías lo integran?

     

    Carla: Ahorita somos alrededor de 10, estamos las originales cinco y tenemos un club de riders al que se han ido sumando nuevas integrantes; creo que siempre es importante que tengamos cualidades que nos unan como mujeres. No porque una mujer ande en moto significa que pueda ser una María. Cuando estamos rodando tiene que haber esa complicidad y la confianza que debemos tener una con otra.

     

    El club de bikers tiene intenciones de mayores alcances, esto es una oportunidad muy grande para poder transmitir nuestras inquietudes como mujeres y también como motociclistas con este estilo de vida. Entonces la idea es seguir creciendo, abarcar más lugares de la República, hacer rodadas más largas.

     

    Maxim: Rodar en el extranjero, por ejemplo.

     

    Carla: Nos encantaría hacer varias rutas que hay en Estados Unidos que están padrísimas, y a lo mejor al momento de ir creciendo nosotras, tener más apoyo de patrocinadores que se sumen al proyecto. Lo más importante ahora sería ser congruentes con nuestra imagen y con lo que hacemos.

     

    Maxim: ¿Qué necesita una mujer para ser una María?

     

    Ananda: Tener una moto y ganas de comerse al mundo.

     

    Romina: Una moto y el amor a rodar. Para nosotras lo bonito es que nos conocimos casualmente y compartimos algo en común; aunque todas somos muy diferentes y buscamos cosas distintas, nos hemos ido acoplando. Lo padre de las Marías es que formamos una hermandad.

     

    Carla: Para mí una María es una mujer que siempre empuja los límites de lo convencional, es valiente, única y fuerte. Cada una de nosotras tiene una personalidad muy definida y eso es lo que nos hace únicas.

     

    Maxim: ¿Cuál es el principal reto de un club de motos integrado sólo por mujeres en la CDMX?

     

    Ananda: El organizarnos para salir todas juntas, el ritmo de la ciudad lo vuelve difícil y siendo puras mujeres, más (ríe).

     

    Carla: El reto se sigue viviendo día a día, el sacrificar cosas de nuestra vida diaria para rodar.

     

    Romina: Nos enfrentamos igual que todos, a una ciudad muy caótica. A las personas enojadas que van por la vida aventándote el coche y a veces no les importa si eres mujer, si eres hombre, si vas en moto, si vas en bici.

     

    Encuentra la charla completa con Las Marías MC en nuestra edición de motor del mes de junio y continúa sorprendiéndote con estas intrépidas mujeres.

    ¡Descubre más sobre este estilo de vida en Maxim México!

     

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

Texto: José Luis Ramos Fotografía: Jorge Ramírez Posada   La Ciudad…