Las mejores batallas de autos en la historia de la Fórmula 1

    Las mejores batallas de autos en la historia de la Fórmula 1

    Estas son las razones por las que nos fascina esta competencia.

    Autor: Elizabeth Rivera 15 octubre, 2019


     

    ¿Por qué la Fórmula 1 es el deporte motor por excelencia?

     

    Las carreras de autos no han dejado momento si inolvidables, llenos de adrenalina y emoción. 

     

    Aquí te vamos a mostrar algunas que a nosotros nos recuerdan la razón por la que el automovilismo es uno de nuestros deportes favoritos. 

     

     

    Fangio en el Gran Premio Alemania 1957

     

    En este premio se vivió la que es considerada como la mejor carrera de todos los tiempos. Juan Manuel Fangio libró una batalla impresionante contra Mike Hawthorn, Peter Collins el cronómetro.

     

    Fangio, quien iba delantero tras arrancar tercero, pasó de pronto por boxes. Al volver al  asfalto lo hizo con 45 segundos de desventaja con respecto a los Ferrari de Hawthorn y Collins. Faltaban 10 vueltas para el final y parecía imposible que lograra algo. 

     

    Fangio le metió velocidad seguro con el desempeño de las llantas nuevas de su Maserati. Metro a metro reducía la distancia con los primeros lugares, y con tres vueltas cerca del final, alcanzó a los dos automóviles rojos. 

     

    En el penúltimo giro superó a Collins, y en el último a Hawthorn. Así Fangio, obtuvo su quinta corona mundial

     

     

     

     

    Arnoux vs Villeneuve en Francia 1979

     

    Uno de los mejores ejemplo de un mano a mano se dio en Dijon. Luego de varios adelantos y algunos ruedas contra ruedas, este momento marcó historia. Al final de la carrera, se dijo que ambos autos llegaron casi sin frenos ni llantas. El primer lugar se lo llevó Jean Pierre Jabouille pero esta lucha por el segundo lugar fue más épica.  

     

     

     

    Senna contra Mansell, Monaco Grand Prix 1992

     

    Sena sumó aquí su cuarta victoria consecutiva y para lograrla contuvo durante tres vueltas a Nigel Mansell. El británico buscaba un espacio para superar a Senna, pero el brasileño no se lo permitía. 

     

    Al final venció Senna. Mansell no se podía mantener en pie y tuvo que ser ayudado para salir de su coche.  

     

     

     

     

    Alonso y Schumacher en el GP de San Marino 2005

     

    Michael Schumacher  llegaba a la cita como el gran favorito. Sin embargo, un Alonso de 23 años impartió lección de cómo se defiende una posición. Una carrera que a muchos los pone al borde del asiento. 

     

     

    Ahora es momento de que veas estos DOCUMENTALES PARA VIVIR LA PASIÓN DEL AUTOMOVILISMO.

     

    Temas relacionados con esta nota: ,

Estas son las razones por las que nos fascina esta competencia.