Meca del surf | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Meca del surf

    Puerto Escondido guarda maravillas naturales en sus aguas que llevan la pasión por el deporte a niveles celestiales.

    Autor: Yazmani Reyes Hernández 7 noviembre, 2016


    Fotos: Cortesía Secretaría de Turismo de Puerto Escondido.

    Fotos: Cortesía Secretaría de Turismo de Puerto Escondido.

     

     

    Un recinto sagrado para los fieles del surf se encuentra en el grandioso estado de Oaxaca, al sur de México, un destino de culto a nivel mundial para practicar esta disciplina.
    Se puede pensar en gastronomía, arte, cultura, naturaleza y gran recibimiento cuando esta región entra a la conversación, pero cuando se trata de Puerto Escondido, también se habla de gloriosos paisajes con olas perfectas.
     
    El surf es para todos, pero no todos son para el surf; es una disciplina y, para muchos, un estilo de vida. En Puerto Escondido se abren las posibilidades a cualquier interesado en dominar las olas; sus diferentes playas reservan inconmensurables niveles de acción.
     
     

    Adrenalina a tu medida

     
    La playa de Bacocho es por excelencia la opción para los dinks y principiantes del deporte extremo. Se localiza a cuatro kilómetros al oeste de Puerto Escondido y su baja actividad de oleaje es el carácter que la hace ser una opción para ganarse la confianza de este resguardo del Pacífico mexicano. Otra opción para vivir la atmósfera de la corriente surfista en su faceta para principiantes es Carrizalillo, a 600 metros de Bacocho, un punto de equilibrio entre un momento de relajación y dosis de adrenalina.

     

    En el camino encontrarás un hot spot obligado, una alberca natural llamada Puerto Angelito, ideal para nadar y practicar esnórquel. Una actividad que literalmente cambiará tu perspectiva del mayor océano del planeta.
     
    Subiendo el nivel de acción, Manzanillo es una playa para principiantes, pero no por eso fácil de dominar. A 30 metros de Puerto Angelito, es una opción que impulsa a los emprendedores del deporte acuático; a lo lejos se ven pequeñas lanchas de pescadores. Es un espacio del mar del sur en donde todavía se atesora la pesca para consumo local, además de ser un deporte del que hay un club en la localidad.
     
    Este prestigioso destino de arena que seduce al mundo cobra su gloria en la playa de Zicatela, un espacio para expertos en este deporte de alto rendimiento. Aquí la disciplina se admira en la técnica con la que se dominan majestuosas olas de hasta seis metros de altura. Para quienes están más sumergidos, la playa de Zicatela es un paraje bárbaro, rápido y peligroso, razón por la que este recinto acuático ha visto desarrollarse a personajes mexicanos que emprendieron en Puerto Escondido su carrera en el surf profesional, como el victorioso Ángel Lozano, quien fue laureado en el Pxm Vans International Pro, donde asombró con su destreza, y en 2009 alcanzó el tercer lugar del Quiksilver Puerto Escondido Pro.
     
     

    mazunte-3

    El paradisíaco Mazunte se encuentra a una hora de Puerto Escondido.

     

     

    Pipeline mexicano

     
    Aquí se encuentra el corazón del Poseidón Azteca; con sólo ver el temperamento aumenta el pulso cardiaco. Denominada como el Mexpipe, la ola clímax de Zicatela es el desafío que todo surfista tiene que visitar obligadamente, la meca en donde se concentra la máxima preparación para los torneos de Hawái. El Pipeline de Hawái es el sistema de olas utilizado como parámetro para las demás olas y su mérito de autoridad es manifestar la ola más letal de la Tierra, pero sólo por muy poco, pues el Mexpipe tiene un rompimiento más intenso que una granada y su impredecible banco de arena siempre tiene la disposición de sorprender al levantar olas de hasta ocho metros.
     
    Por el movimiento del planeta, la mar del sur tiene su temporada cúspide para encontrar los monstruos de agua en julio y agosto, meses en los que se desarrollan los torneos Zicatela Pro y Quicksilver Pro. En este último, el premio ronda los $85,000 dólares, justas que logran congregar a las máximas personalidades de este deporte extremo a nivel mundial.

     

    Después de surfear, a celebrar

     
    Ganar $85,000 dólares o ver uno de los espectáculos más imponentes del deporte es motivo para festejar. La solemnidad con el estilo de vida surfista se encuentra en el famoso Bar Fly, en este punto de referencia termina la noche y en ocasiones se recibe el amanecer en su terraza El Morro, que permite gozar la atmósfera de Zicatela. Aquí no importa si eres el rey de las olas o no, Bar Fly es para todos, un espacio de culto para cerrar con broche de oro y una cerveza el viaje por este prodigioso destino.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , ,

Puerto Escondido guarda maravillas naturales en sus aguas que llevan la pasión por el deporte a niveles celestiales.