El Bolide de Bugatti: un superauto de lujo a más de 480 mph

    Meteorito en el horizonte: el Bolide de Bugatti

    La nueva bola de fuego absolutamente liviana de Bugatti, el Bolide, eclipsa fácilmente a más de 480 mph.

    Autor: Sin autor 5 abril, 2021


    Texto por Nicholas Stecher

    La zona cero de la tradición de Bugatti.

    Hace un par de años visitamos la tierra sagrada del castillo San Juan en Molsheim, Francia. Este increíble espacio verde que alberga la casa que el diseñador italiano de muebles y joyas Carlo Bugatti construyó en 1856 para su familia.

    El Bolide

    Esa visita fue para presenciar la construcción y personalización del Chiron. Ahora, la marca francesa ha levantado el velo sobre la versión más loca y rápida de este: el Bolide, que significa bola de fuego, o «meteoro extremadamente brillante que explota en la atmósfera».

    Construido alrededor del mítico motor de 8.0 litros y 16 cilindros, que ha sido el corazón de todos los Bugatti desde que la marca relanzó la producción en 2005, el Bolide es la solución final al desafío de producir el superauto radicalmente más liviano posible, con una relación de potencia más parecida a la de un coche de F1 que a cualquier otro anterior.

    Insignia automotriz de lujo

    Decir que Bugatti es la insignia automotriz más lujosa del planeta no es una exageración, porque combinan la notable atención y personalización de Koenigseggs, Singers y Paganis —insignias que anualmente elaboran unidades de un solo dígito—, además de un gran capital y capacidad intelectual del conglomerado automotriz más avanzado en el planeta, el Grupo VW.

    Bugatti aprovechó esta generosidad de ingeniería para lograr el Bolide. Con un peso seco similar al de Kate Moss de 2,734 libras. Esto fue impulsado principalmente por innovaciones en materiales, procesos de producción y componentes de grado aeroespacial. Luego tenemos el W16, el motor de combustión interna más poderoso de la Tierra (ajustado para 1.825 caballos de fuerza), y materiales de lujo moldeados a mano, igualados solo por los Bentley y Rolls-Royce personalizados del mundo.

    Características únicas, innovación mundial.

    Otros trucos de ingeniería incluyen el desarrollo de cuatro nuevos turbocompresores equipados con palas optimizadas que aceleran la presión de sobrealimentación y la potencia; la piel exterior de la toma de aire del techo se puede modificar, lo que significa que cuando se conduce a baja velocidad, la pala permanece suave, pero a la velocidad, la superficie se hincha con burbujas para reducir la resistencia aerodinámica y la sustentación.

    Afirman que este flujo de aire activo es una innovación mundial. Y el estilo exterior del Bolide es un nexo radical de conductos de aire, rejillas y formas en picada cuya fascia abierta insinúa más a un piloto de F1 que al Chiron.

    Medidas y diseño exclusivo

    El Bolide mide solo 39 pulgadas de alto, exactamente igual al Type 35 de Bugatti, con más de 2 mil victorias a su nombre: el auto de carreras más ganador en la historia del automovilismo. ¿Fue esta altura exacta un objetivo al que apuntaron como un homenaje al legendario Type 35?

    «Fue una feliz coincidencia con la que estamos muy contentos», afirma el Director de Diseño de Bugatti, Achim Anscheidt.

    Afirma el Director de Diseño de Bugatti, Achim Anscheidt.

    Quizá las señales de diseño más destacadas del Bolide son las formas en «X» esparcidas por todo el automóvil, de manera más prominente en la espectacular ejecución de la luz trasera forjada en LED.

    Al ramificarse desde los tubos de escape, el diseño hace que el Bolide se parezca menos a un auto de carreras del mundo real y más a un vehículo que los X-Men podrían conducir.

    Espectacular forma que sigue al rendimiento

    A pesar de lo espectacular que es la parte trasera, Anscheidt explica que es solo otro ejemplo de cómo la forma sigue al rendimiento: “Todo lo diseñado en la parte trasera está dedicado al flujo aerodinámico… El Bolide es un absoluto rebelde, que su único objetivo es transmitir la potencia pura del motor W16 en una forma visual y técnica no adulterada: reducida, cruda y auténtica «.

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

La nueva bola de fuego absolutamente liviana de Bugatti, el Bolide, eclipsa fácilmente a más de 480 mph.