Morat y sus efectos secundarios | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Morat y sus efectos secundarios

    La banda colombiana Morat ha sido recibida de brazos abiertos en nuestro país. Después de su tercer Sold Out consecutivo, regresa al Auditorio Nacional el 11 de marzo.

    Autor: Valeria Aparicio 7 marzo, 2018



    Fotos: Rodrigo Palma.

     

     

    Uno de los grandes retos que experimentan los músicos, compositores y artistas al comenzar su camino hacia el éxito es encontrarse con las personas correctas. Tal es el caso de Morat, una banda con una propuesta inigualable que ha salido de la gran Colombia. Con sonidos que navegan entre el pop, el rock y el folk, Morat se ha posicionado en nuestro país y a sólo unos años del lanzamiento de su primer sencillo “Mi nuevo vicio”, ya estuvo presente en las nominaciones a los Grammy Latinos en la categoría de Mejor nuevo artista, y ya ganaron el Premio 40 Music Award a Mejor artista nuevo.

     

     

     


    Juan Pablo Isaza.

     

     

     

    Juan Pablo Villamil (bajo, guitarra y voz), Juan Pablo Isaza (teclados, guitarra y voz), Martín Vargas (percusión, batería y voz) y Simón Vargas Morales (bajo, guitarra y voz), se sentaron en la redacción de Maxim, y nos hablaron de una niñez invadida por la magnificencia del arte sonoro: “Siempre, en cada una de nuestras casas, estuvo presente la música. Simón y Martín estaban en clases de chelo y batería desde que tenían uso de razón”, asegura Pablo Villamil y continúa: “En mi casa no hubo un domingo en que mi papá no pusiera música,  era el más melómano del mundo. Podría decirse que el interés por la música empezó desde muy chiquitos, respaldados por nuestras familias y se fortaleció hasta que se volvió un punto de unión entre nosotros”.

     


    Juan Pablo Villamil.

     

     

    No sólo reguetón

     

    De manera reciente, a Colombia se le conoce por grupos o solistas que caracterizan al país sudamericano con géneros muy definidos como el reguetón, pero Morat, desde que empezó, hasta su último éxito: “Besos en guerra”, donde unen su talento con Juanes y lograron más de 71 millones de vistas en YouTube, dejan en claro que vienen a marcar una diferencia rítmica. “Somos parte del grupo de músicos colombianos que no hacemos reguetón, y es que Colombia está en un momento muy importante en cuanto a la música que está sonando; las bandas se están perdiendo un poco, ya hay muchos solistas o grupos de cinco personas que sólo cantan y bailan; cada vez hay menos bandas que tocan instrumentos, y nos enorgullece saber que nosotros estamos firmes en este concepto, que nos encanta y que lo vamos a seguir haciendo”, añadió Juan Pablo Isaza, remarcando que lo más importante para esta agrupación es conservar su esencia: “Nosotros nunca nos vamos a destacar por ser los más bonitos, pero en verdad deseamos hacerlo por cómo tocamos”.

     


    Martín Vargas.

     

     

    El sello de Morat

     

    Cuando se habla de una agrupación podría imaginarse que el proceso creativo es por lo regular sencillo. Pero al confrontar cuatro mundos, con influencias musicales diversas, Morat encontró un reto más que, sin duda, ha sabido superar: “para nosotros hay tres maneras de hacer canciones: la primera es hablar de cosas que no quieres que te pasen; la segunda, de las que te están pasando; y al final, de las que quieres que te pasen. Las ideas llegan de alguno de los cuatro y procuramos dar una vuelta entre todos, cada uno aportar lo que pueda, yo creo que esto al final como que pone un sello, el de Morat”, reveló Martín Vargas.

     

    La banda nació como un fenómeno que invadió México incluso antes de su debut en el Auditorio Nacional el pasado 16 de octubre, se agotaron los boletos a una velocidad insólita, lo que los hizo volver a principios de año y ahora preparar una nueva fecha para el 11 de marzo, algo que ellos agradecen y pagan la deuda a la hora de pararse en el escenario.

     


    Simón Vargas.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

La banda colombiana Morat ha sido recibida de brazos abiertos en nuestro país. Después de su tercer Sold Out consecutivo, regresa al Auditorio Nacional el 11 de marzo.