Nadando 157 días alrededor de la Gran Bretaña

    Nadando 157 días alrededor de Gran Bretaña

    Conoce la historia de Ross Edgley y su aventura en el océano enfrentando más de 3 mil kilómetros.

    Autor: Michelle Prats 27 junio, 2019


    FOTO: Harvey Gibson / Red Bull Content Pool

     

    Por Keith Gordon

     

    Ross Edgley es un profesional fitness que ha llevado al máximo las pruebas de resistencia, por ejemplo, nadar durante 157 días alrededor de la gran bretaña.

     

    El waterpolo tiene una mala reputación como un deporte no apto para los débiles de corazón. Combina el nado con la resistencia que implica cualidades físicas debajo del agua (incluso violencia) entre sus oponentes. Es un deporte en el que se forjan atletas como el acero inoxidable, fuertes y cómodos en el agua. Naturalmente es aquí en donde la leyenda de Ross Edgley puede ser rastreada.

    Ahora autor de best-sellers y profesional de fitness, Edgley ha encontrado una coincidencia en una serie de retos en apariencia disparatados e intentos de récords mundiales. El hilo común en sus aventuras y logros inverosímiles es la exigencia de llevar al límite, tanto como sea posible, al cuerpo humano y el deseo de usar estas hazañas en la recaudación de fondos para la caridad. Edgley ha traído a la comunidad fitness a la ciencia, haciendo una carrera en la mundialmente conocida Loughborough University School of Sport, Exercise and Health Sciences.

     

    FOTO: Red Bull Content Pool

     

    Mientras que ha demostrado ser un pionero en la ciencia del entrenamiento físico, y competido con atletas de clase mundial, trabaja en sus propias ideas inverosímiles en las cuales realmente capta la atención del mundo. Por ejemplo, mientras muchas personas entrenan para correr un maratón para la caridad, él decidió que correría un maratón mientras jalaba un vehículo Mini Countryman de 1,400 kilos detrás de él (terminó en menos de 20 horas) para recaudar dinero para causas nobles.

    Tal vez uno pueda entender mejor a Edgley, sus metas y motivaciones por cómo reaccionó a este esfuerzo del maratón más fuerte del mundo (y su impacto caritativo) contándole a Redbull.com que esta carrera “recaudó mucho dinero para la caridad, pero también me dejó con esta capacidad de trabajo recientemente adquirida. Algunas horas en el cuarto de pesas o golpear el pavimento ya no parecía tan divertido. Entonces, le llamé al Teenage Cancer Trust, compré una cuerda, encontré un árbol y puse una fecha en el diario”.

     

    FOTO: Red Bull Content Pool

     

    Lo que vino después fue igualmente súperhumano, Edgley se propuso escalar una cuerda de 10 metros tantas veces como fuera necesario para ascender a la altura del monte Everest. Poco después de eso, Edgley trajo su tenacidad y dedicación del gimnasio de vuelta al agua, estableciéndose en el deporte Strongman Swimming. Esta actividad consiste en trabajar con la resistencia al nadar largas jornadas, añadiendo la diversión de jalar un tronco de 45 kilos consigo en cada paso o brazada durante todo el camino. Edgley navegó aguas traicioneras en el Caribe llenas de medusas, tiburones y otros residentes no tan amigables; al final completó 40 kilómetros entre las islas de Martinica y Santa Lucía.

    Consumiendo unas 15,000 calorías al día para mantener su nivel de energía, Edgley admitió qué tan inusual tenía que ser su entrenamiento y régimen alimenticio. “También vale la pena señalar que tenía que comer mucho. [El Strongman Swimming] era realmente una competencia de comer con un poco de nado para alimentar las locas horas necesarias para volverte bueno en eso”.

     

    FOTO: Harvey Gibson / Red Bull Content Pool

     

    Después de esto, sentía que aún había más y más retos frente a él. Pero aún cuando él podía no haber predecido el éxito en su más reciente aventura acuática, Edgley se propuso nadar alrededor de toda Gran Bretaña, siendo no solo una mayor distancia, sino aguas menos cómodas que los mares cálidos que había encontrado en el Caribe. Después de todo, su éxito en el Strongman Swim ya se había hecho sentir.

    Pasar un tiempo prolongado en el agua salada provoca una resequedad extrema en la boca, lo que causa que la garganta y la lengua se inflamen, algo que no es ideal cuando se necesita consumir calorías constantemente. Además, cada pequeña ola recibida era como ser golpeado por horas una y otra vez, las manos y pies se desgastan, como una pesadilla de las yemas de los dedos arrugadas de un niño en la bañera. Fueron 157 días de nado alrededor de las tierras de la Gran Bretaña, lo que significó un reto de resistencia sin precedentes, incomodidad, dolor y miseria.

    El 4 de noviembre de 2018 llegó a Margate, y con ello el fin de su circunnavegación de la Gran Bretaña, fue un logro que honestamente pocos podrían haber predecido, en especial por los retos involucrados. Enfrentar los más de 3 mil kilómetros de agua, aunado al frío e implacable clima, sin contar con la tortuosa convivencia de esa agua con los aguijones de las medusas, doblegaría incluso a los hombres más rudos. Edgley admite que no fue diferente para él. Mientras se sumergía por periodos de 6 horas, dos veces al día, se aseguraba de obtener la nutrición adecuada (de hasta 15,000 calorías por día) y descansar lo necesario (dormía en un bote que le daba sombra en su viaje en el mismo lugar de donde emergía).

     

    FOTO: Craig Maddison / Red Bull Content Pool

     

    Hacia el final del viaje, el mar comenzó a hacer estragos en el joven británico, hasta el punto en el que estaba perdiendo pedazos de su lengua debido a la exposición al agua salada, sin contar el constante tratamiento para mantener sus manos y pies lo suficientemente funcionales para intentar terminar de nadar. Por lo tanto, fue con mucho alivio que el mundo fue testigo del acercamiento de Edgley a Margate, su punto de partida y línea de meta, después de 157 días en el mar. Cuando completó el inverosímil logro físico, era un hombre claramente maltratado por el océano, el sol, la exposición a las medusas y los golpes del agua salada, pero también reflejaba la tranquilidad de haber concluido su extraordinaria carrera.

     

    FOTO: Olaf Pignataro

     

    AHORA LEE: POR QUÉ NO DEBE FALTAR EL REMO EN TU RUTINA

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Conoce la historia de Ross Edgley y su aventura en el océano enfrentando más de 3 mil kilómetros.