Nick Foles y otros quarterbacks suplentes que llevaron a su equipo al Super Bowl

    Nick Foles y otros quarterbacks suplentes que llevaron a su equipo al Super Bowl

    Comenzaron la temporada como suplentes y al final se llevaron la gloria.

    Autor: Redacción Maxim 24 enero, 2018


    Photo by Patrick Smith/Getty Images

     

    Las Águilas de Filadelfia fueron el equipo sensación de esta temporada NFL, ya pasaron de ser un equipo regular a convertirse en imbatibles, en gran medida por el desempeño de su quarterback de segundo año: Carson Wentz.

     

    Justo cuando mejor jugaba el equipo, Wentz sufrió una lesión de rodilla en la semana 14 frente a los Carneros de L.A. Parecía que la gran temporada de las Águilas se vendría abajo, sobre todo porque el quarterback suplente, Nick Foles, aunque cumplidor, no lucía como un mariscal de campo que superara el difícil camino rumbo al Super Bowl.

     

    Sin bien la temporada de Wentz había sido sorprendente, la temporada de Foles fue más que asombrosa. Cerró bien la temporada, venció a los mismos Carneros que dejaron fuera a Wenz y también despachó a los Vikingos. No solo no echó a perder todo lo construido sino que está ante la posibilidad de levantar el trofeo Vince Lombardi con todos los merecimientos.

     

    A propósito de la gran temporada de Nick Foles, quisimos homenajear a todos esos extraordinarios quarterbacks que comenzaron la temporada en la banca y se echaron al hombro al equipo hasta llegar al Súper Tazón:

     

    1. LOS GIANTS DE 1990

     

    Phil Sims era el QB titular de aquellos Gigantes, los había hecho ganar el Super Bowl cuatro años antes y llevaba un récord de 11-2 antes de su lesión. En el juego de temporada regular frente a los implacables Bills de Buffalo de esa época, Simms sufrió una fractura de pierna. Parecía el final. Sin embargo apareció Jeff Hostetler, su eterno suplente, quien no solo llevó a su equipo a los playoffs sino que los hizo ganar el Super Bowl frente a los mismos Bills que habían lesionado a su compañero. Tuvo una gran defensiva que lo respaldaba, pero gozó de la gran capacidad de no equivocarse y saber continuar el trabajo. Después no pasó nada más con él pero nadie le quita ese gran triunfo.

     

     

     

    2. LOS RAMS DE 1999

     

    Antes de iniciar la campaña los ‘carneros’ de San Luis lucían como un buen equipo, comandado por el QB Trent Green, sin embargo no parecía que fueran a romper la liga. En un juego de pretemporada Green sufrió una rotura de ligamento en la rodilla y el buen equipo ahora parecía sin esperanzas. El suplente era Kurt Warner, con experiencia en Europa y en el futbol americano arena, pero sin fogueo en la NFL. Warner se transformó en un fenómeno, terminó ganando el Super Bowl ese año y convirtiéndose en un histórico de los Rams.

     

     

    3. LOS 49ERS DE 2012

    Esa campaña Alex Smith era el QB titular y su desempeño era de aceptable hacia arriba, capaz de llevar a su equipo a los playoffs pero sin grandes proezas. En la semana 10 sufrió un fuerte golpe en la cabeza contra los Rams. Sólo estaría fuera del emparrillado algunas semanas. Cuando Alex Smith sanó hubo controversia sobre si debía volver, sin embargo el prácticamente desconocido QB de segundo año, Colin Kaepernick, comenzó a hacer pedazos a las defensivas rivales hasta llegar al Super Bowl. La controversia se acabó, Smith se fue a Kansas y Kaepernick se fue apagando entre mal desempeño y polémicas políticas. Ahora espera una segunda oportunidad.

     

     

    4. LOS PATS DE 2001

     

    Antes de esta temporada los Patriotas eran una franquicia perdedora. En la semana 2, frente a los Jets, el QB Drew Bledsoe sufrió una fuerte tackleada que le provocó una hemorragia interna. La situación era grave para el QB y para el equipo. El suplente era Tom Brady, un novato elegido en la sexta ronda que aún no mostraba si tenía el fuelle para sobresalir en la NFL. No sólo si tuvo el fuelle sino que ganó el Super Bowl esa temporada y, poca cosa más, transformó a la franquicia (junto a Bill Belichick, claro) en un equipo ganador.

     

     

     

     

    5. LOS STEELERS DE 2004

     

    Está bien, sabemos que esos Steelers no llegaron al Super Bowl, pero casi. El QB titular era Tommy Maddox, de quien no se esperaba demasiado pero tenía un buen equipo como para acceder a playoffs. En la semana tres se lastimó el codo derecho y lo que parecía una mala noticia se convirtió en la esperada renovación de los “acereros”. Ben Roethlisberger entró a la cancha y no soltó la titularidad hasta estos días. A pesar de su falta de experiencia, ese año llevó a los Steelers hasta la final de la conferencia americana, la cual perdió ante los Pats. Al año siguiente sí ganaron el Super Bowl.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Comenzaron la temporada como suplentes y al final se llevaron la gloria.