Nueva campeona de tenis | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Nueva campeona de tenis

    Por segundo año consecutivo, Giuliana Olmos llegó a la final del Abierto Mexicano de Tenis, y en esta ocasión se tomó revancha de la derrota sufrida en 2019.

    Autor: Elizabeth Rivera 31 diciembre, 2020


    A tan solo cuatro días de cumplir 27 años, el 29 de febrero de este año Giuliana Olmos, junto con Desirée Krawczyk, se coronaba como la ganadora del Abierto de Acapulco al vencer en dobles a la ucraniana Kateryna Bondarenko y a la canadiense Sharon Fichman en dos sets con parciales de 6-3 y 7-6 (7/5) en una hora con 33 minutos y 37 segundos. Este hecho histórico la convirtió en la primera mujer en levantar el trofeo del certamen de Acapulco. Con este resultado, Olmos igualó lo hecho por Leonardo Lavalle, quien hasta ese momento había sido el único tenista mexicano en ganarlo y quien hoy es uno de sus entrenadores junto con Agustín “El Bebé” Moreno.

    “Fue muy duro cuando perdimos la final el año pasado. Nos dolió mucho, pero hubo muchas cosas que nos dejaron una lección. Perdimos esa final, pero aprendimos mucho y creo que por eso tenemos ya dos títulos de WTA”, afirma Giuliana.

    Su afición por el tenis surgió gracias a su padre, quien le inculcó el amor por este deporte. “Cuando tenía cinco años empecé a jugar y entrenaba todos los días, pero realmente no me gustó el tenis sino hasta que tuve 11 años, cuando fui a un torneo nacional en San Diego. Viajé por avión, me quedé en un hotel y allí nació este placer y esta vida de viajar por el mundo y jugar. Eso me inspiró a echarle más ganas y a la edad de 15 años comencé a jugar torneos internacionales y eso también me encantó y la pasé muy bien. Ahora estoy muy feliz de poder hacer esas dos cosas al mismo tiempo”. 

    A partir de ahí, comenzó su interés por jugar profesionalmente, aunque jamás pensó en que podría llegar a ser la número 60 del ranking WTA. “Empecé a jugar de manera más profesional cuando me gradué de la universidad. Me planteé jugar unos dos o tres años para ver cómo me iría, y como me ha ido muy bien, eso me hizo muy feliz y decidí continuar, y lo voy  a seguir haciendo lo más que pueda”.

    Giuliana, o “Gugu” como la llaman sus más cercanos, recuerda a sus maestros, los coaches de la universidad con quienes pasó cuatro años y medio y con quienes aún tiene contacto para recibir de ellos consejos sobre cómo entrenar y prepararse. “Recuerdo que cuando era universitaria ellos me entrenaban y actuaban conmigo como si yo ya fuese una profesional y siempre me decían que si quería jugar profesionalmente tenía que empezar desde la escuela. Eso me ayudó mucho a pensar y actuar como una verdadera profesional. Sí, creo que ellos me ayudaron a tener el éxito que tengo ahora en mi carrera”.

    Olmos lleva más de un año trabajando con Leonardo Lavalle y más de tres con Agustín “El Bebé” Moreno en los Ángeles, quien la ayudó mucho el año pasado cuando estuvo en Wimbledon. Y para inspirarse y seguir por el camino del éxito, Giuliana toma como ejemplo a Rafael Nadal y Roger Federer. “Los dos han ganado muchos torneos, muchos Grand Slams y aunque son los números uno del mundo, siguen queriendo ganar más y más, y seguir siendo competitivos. Ellos trabajan igual cada día, desde que se iniciaron o quizás más aún. Eso es  un gran ejemplo para mí, por esa  competitividad, ya que a pesar de tener alrededor de 20 Grand Slams, todavía no dejan de querer más y creo que es eso lo que me causa una gran admiración y crea en mí ese deseo de querer ser cada día mejor y no contentarme en donde estoy”.

    Sin duda, esta sed de triunfo fue lo que la hizo ganar en el Abierto Mexicano de Tenis y el momento definitorio de su carrera fue justo cuando se colocó, junto con su compañera, en championship point.  “Cuando ocurrió ese momento, me dije: ‘no voy a pensar que es match point y voy a enfocarme en que estamos jugando otro punto y solamente la bola, y no ir más allá de eso, no ir por mucho pero tampoco por nada, o sea, jugar normal’. Pegué una derecha y dos reveses cruzados y Desirée se cruzó, pero no alcanzó la bola y las rivales tiraron un globo que finalmente fallaron. Ambas estábamos muy felices, contentas, realmente muy emocionadas”.

    Olmos, integrante de la escuadra Copa Federación, fue nombrada por la revista Forbes México dentro del grupo de “Las 100 mujeres más poderosas de México 2020” junto a personalidades como Claudia Sheinbaum, Yalitza Aparicio, Natalia Lafourcade y Salma Hayek. Esta es la primera vez que una tenista mexicana sobresale en la lista de tan prestigiosa revista.

    Con estos logros, Giuliana se ha convertido en el perfecto modelo a seguir para miles de mujeres. “Creo que muchas cosas en la vida son un poco más difíciles para las mujeres,  pero lo bueno es que siento que ahora más mujeres se están uniendo y formando un equipo sin importar si es en el deporte, trabajo o cualquier otro ámbito. Mientras nos unamos y podamos hacer más cosas juntas, nos va a ir mejor que si lo hacemos individualmente”.

Por segundo año consecutivo, Giuliana Olmos llegó a la final del Abierto Mexicano de Tenis, y en esta ocasión se tomó revancha de la derrota sufrida en 2019.