Placer en evolución | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Placer en evolución

    El Ferrari Portofino M tiene una identidad propia que lo contrasta significativamente de otros GT, con espíritu de spider pero también de coupé.

    Autor: Redacción Maxim 31 diciembre, 2020


    Es un coche con dos almas, pues el techo retráctil mantiene las líneas y el color de la carrocería, de manera que cuando se cierra, lo que era un spider, ahora se vuelve un coupé totalmente. Sus líneas juegan entre dos conceptos, deportividad y elegancia. Además, posee un rendimiento aerodinámico superior, lo cual es visible en las líneas que inician en la parte frontal y que se extienden hacia los costados.

    Este superauto lleva la “M” en su nombre por ser modificado, y se trata de la evolución del Ferrari Portofino. El aquí presente está repleto de innovaciones técnicas y de diseño, incluyendo la caja de cambios de doble embrague y ocho velocidades, y un manettino de cinco posiciones, una primicia en los modelos descapotables Gran Turismo de la Casa de Maranello.

    Su motor pertenece a la familia de turbo V8 cilindros merecedora por votación del galardón International Engine of the Year durante cuatro años consecutivos. Entrega 620 CV, veinte más que el Ferrari Portofino, gracias a los nuevos perfiles del árbol de levas y a la introducción de un sensor de velocidad en el motor, diseñado para medir la velocidad de rotación de la turbina. En el sistema de escape, el nuevo filtro de partículas permite cumplir la normativa Euro 6D sin afectar al placer de conducción. En síntesis, un 0 a 100 km/h en 3.45 segundos.

    Nuevas emociones llegan al apreciar sus interiores, donde la división del salpicadero del Ferrari Portofino M en diferentes niveles, obtenida al restar en lugar de agregar volúmenes, permitió organizar los elementos técnicos y los dispositivos del automóvil con un efecto muy racional y, al mismo tiempo, definir su arquitectura característica de ancho completo. La construcción del tablero cuenta con dos módulos diferenciados que incorporan todos los componentes técnicos y un puente que conecta visualmente el área del pánel de instrumentos (una pantalla táctil de 10.25”) con el túnel central para que el pasajero también desempeñe un papel activo. Los asientos del Portofino M han sido renovados también, con una innovadora estructura interior de magnesio, mientras que el acolchado de diferente densidad y un perfil de respaldo ultra compacto también ha liberado espacio para los ocupantes traseros, cuya mayor habitabilidad se aprecia de inmediato al observar la disposición del habitáculo. 

    Por su parte, los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) disponibles como opcionales para el Ferrari Portofino M son, entre muchos que descubrirás en cada viaje, el Control de Crucero Adaptativo (Adaptive Cruise Control) con función Stop&Go para conducir en tráfico intenso o parado, Cambio Automático de Luces (Automatic High Beam), Detector de Ángulo muerto (Blind Spot Monitoring), Alerta de cambio involuntario de carril (Lane Departure Warning), Sistema de frenado de emergencia predictivo (Predictive Emergency Brake System), Alerta de Tráfico Trasero y Sistema de visión envolvente 3D (Surround View) con visualización en 3D.

El Ferrari Portofino M tiene una identidad propia que lo contrasta significativamente de otros GT, con espíritu de spider pero también de coupé.