Platicamos con Andy Palmer CEO de Aston Martin

    Platicamos con Andy Palmer CEO de Aston Martin

    El futuro de la compañía de autos británica, Aston Martin.

    Autor: Redacción Maxim 18 julio, 2019


    FOTO: GettyImages

     

    El genial CEO de Aston Martin está lanzándose para el segundo aire de la marca con un plan tan simple como ambicioso.

     

    Enderezar el barco de Aston Martin ha sido un proceso muy largo y un reto monumental, ¿que tan lejos están del destino final?

    Siempre pensamos que cuando ofertáramos los valores públicos en la bolsa, estaríamos a la mitad del recorrido. Eso significa que podríamos estar logrando un hito en la historia de Aston Martin, pero al mismo tiempo tendremos que demostrar que habrá un montón de ventajas para los nuevos inversionistas a nivel de ganancias.

    Pero si estuviera hablando sobre dónde estamos, en términos de lo que hemos hecho, diría que estamos en la tercera fase. Ya hicimos el producto, hemos estabilizado la compañía, prácticamente el DBS representa la renovación del portafolio, ahora lo que buscamos es expandirlo.

     

    Ahora están expandiendo su oferta con el DBX SUV,los súperautos de motor “mid-engine” y los Lagondas.

    Así es, la estructura base ha sido reemplazada [con los DB11, Vantage y DBS], lo que sigue es la flamante presentación de los DBX a finales de 2019. Se estarán construyendo en una fábrica completamente nueva en Gales, que ya tiene el taller de pintura terminado y las pruebas de choque ya se han realizado en distintos prototipos. Estamos muy emocionados por el nacimiento de este nuevo auto.

     

    Hablé con el vicepresidente de la compañía Simon Sproule sobre los mercados emergentes, afirmó que la falta de conocimiento institucional de Aston Martin es algo positivo en China. Esto me parece ilógico porque lo único que la empresa siempre ha mantenido a su favor es el legado que le ha dejado a la cultura occidental: el DB5, la conexión con James Bond, etcétera.

    En absoluto, si se quiere hablar del legado de la marca, la mejor analogía es ponerse en los zapatos de sus fundadores, Bamford y Martin. Cuando pensaron en su primer vehículo, el “Coal Scuttle”, no miraron hacia atrás, solo fijaron la vista hacia los futuros compradores, quienes usualmente eran hombres que deseaban fervientemente pisar el acelerador. Esto es un claro ejemplo de progreso, creo que cuando se habla de la herencia de la marca no hay manera de mirar hacia atrás. Lo que necesitamos es retomar el alma histórica de la compañía, eso significa llevar las cosas hasta el límite, lo que conlleva tomar decisiones difíciles y hacer máquinas que no se habían hecho en el pasado, entendiendo que Aston va hacia el progreso, sus autos siempre han sido técnicamente muy avanzados en las áreas de mayor importancia, como lo son la aerodinámica y la reducción del peso. Ir con el progreso también es mirar hacia los distintos tipos de compradores. Contrario a lo que se cree, Aston siempre ha sido relativamente fácil de conducir en comparación con Lamborghini o Ferrari, es solo que históricamente la gente ha construido muchos mitos en torno a nuestros autos deportivos, por lo que pueden resultar intimidantes y pareciera que son más difíciles de conducir, pero la verdad es que nunca lo han sido.

     

     

    El legado de la compañía se construyó en una plataforma GT, y el punto de un Gran Turismo es poderlo conducir cómodamente en un largo viaje. También has dicho durante mucho tiempo que nunca has competido directamente con Ferrari, no obstante ahora estás entrando a su territorio junto con McLaren y Lamborghini con tus súperautos “mid-engine”. ¿Qué me puedes decir sobre la entrada a este nuevo campo de batalla?

    Acabas de decir la palabra exacta, es un campo de batalla, un lugar difícil para estar. Ahora, es importante reconocer que Ferrari también está entrando en nuestro territorio con su Portofino y sus derivados, por lo que obviamente no nos podemos quedar quietos, y la ofensiva siempre es la mejor defensa. En segundo lugar, no puedes esperar entrar a ese campo de batalla sin buscar ganarte el respeto para ser entendido por los compradores, entonces tienes que empezar con eso desde muy temprano en el juego, esa es la razón por la que hacemos el Valkyrie y el Fórmula 1 con el equipo de Red Bull. Estamos sembrando y fertilizando el campo para la entrada de un auto que llegará en el 2020 que podrá competir con el 488.

     

    Ahora, ustedes ofertan en la bolsa de valores de Londres, tienen un plan para el segundo siglo de la marca que parece indestructible, una gran cantidad de productos nuevos en el mercado y la asociación con AMG que ha perfeccionado los dispositivos electrónicos. Los autos son bastante rentables.

    La razón de que el plan se llame Second Century Plan, es porque busca retomar los aprendizajes positivos del primer siglo, que son fundamentalmente los relacionados con la marca para después poder cerrar ese capítulo y afirmar: “de ahora en adelante nuestros segundos 100 años se tratan de crear la única compañía de autos británica”. Espero que se convierta en la primer compañía británica del nuevo siglo, somos la única firma de autos que está en el mercado de acciones; todas las demás se encuentran dirigidas por extranjeros, estamos creando la Ferrari británica, si así lo quieres ver, pero creo que incluso podemos ir más lejos.

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

El futuro de la compañía de autos británica, Aston Martin.