El auto, la carretera y el playlist perfecto para un fin de semana con ella

    El auto, la carretera y el playlist perfecto para un fin de semana con ella

    El plan y el playlist perfectos para pasar un fin de semana lejos de la ciudad y darse al camino con esa persona especial.

    Autor: Manolo Saldaña 11 febrero, 2021


    La banda sonora del lago

    Modelo: Michaela Theibel (@michaelatheibel)

    Fotografía por Jonas (@cobracow)

    Tiene que parecer un contratiempo muy casual. Así que bajas a la cochera y desmontas la llanta de refacción para guardarla en casa. Afinas detalles con el neumático trasero izquierdo, lo dejas a una presión aceptable para llegar a unos 100 kilómetros de la ciudad. Ella viene a casa seguido dejando varios cambios de ropa, y tú has aprovechado para ponerla en una gran bolsa de la lavandería, junto con tu ropa, olvidada casualmente en la cajuela.

    Con los primeros destellos del día, levantas el móvil para avisarle por llamada que te harán una entrega cerca del sur: por fin conseguiste el disco de acetato de Prince (The Black Album), pero tendrás que hacer viaje para tenerlo en tus manos, además de despedirte de los ahorros del mes. La invitas a hacerte compañía para que te sea leve el camino. Tras estos días en casa, seguro te dice que sí. En realidad ya tienes un pie arriba del auto y no la dejas que se adentre en su rutina casi religiosa para arreglarse. Le dices: “Un baño rápido, ropa cómoda y paso en 25 minutos”.

    Aun con el cabello húmedo, ella sale de casa, terminándose de poner un top bra y ajustando la cintura de sus jeans, como aquella primera ocasión que se te quedó grabada en los recuerdos hasta ahora, y seguro para siempre. Después de un beso matutino sientes las manos un poco entumecidas, enciendes de nueva cuenta el auto y comienzas el verdadero camino.

    En el primer semáforo haces como que tienes que confesar algo: “La verdad no está nada más al sur… Tenemos que agarrar carretera, calculo que nos haremos un poco más de una hora”. “Está bien, ya estoy aquí de cualquier manera”, te contesta relajada.

    Evidentemente reservas el playlist para la carretera, mientras tanto pones bajito las noticias, a un volumen en el que se genere una atmósfera mañanera pero que tampoco sea invasivo en la plática; lo que menos quieres es seguir enterándote de estadísticas o metidas de pata por parte de este o aquel politiquillo.

    Continúas preparando el terreno platicando de la película que supuestamente comenzaste a ver ayer por la noche: “un tipo iba caminando mientras rodaba su llanta ponchada por la orilla de una autopista, hasta encontrar un pequeño pueblo de solo dos manzanas en donde por fin le hacen la reparación”. Destacas de la película lo peculiar del pueblo, el cual se encuentra en la falda de una montaña tapizada de vegetación, con una neblina que le da misticismo y elegancia. Pero confiesas que cerraste los ojos un segundo y después ya te sentías aturdido por los infomerciales. Cambias de tema, de uno a otro, hasta llegar a la carretera, donde le das “play” a la lista de reproducción. Cantan, toman fotografías y sobre todo dejan atrás la cotidianidad.

    Te orillas varios kilómetros adelante, simulando un desperfecto con la llanta y te bajas para terminar de sacarle todo el aire a la misma. A unos metros hay un pequeño lago, y como a un kilómetro se alcanza a ver algo de civilización. En el mapa te arroja un par de teléfonos de vulcanizadoras cercanas y haces la llamada para que vengan a asistirte. Mientras tanto, le dices a ella que caminen hacia el lago. Ambos forman un camino en medio del pasto que tiene pequeñas gotas de agua en su superficie.

    Al otro lado del agua —que no hace otra cosa mejor que reflejar las nubes y el sol—, se divisan algunas cabañas. Es evidente que aquel hombre de la vulcanizadora no llegará. Ni siquiera lo has llamado. Después de una hora, también haces como que “pospones la entrega del vinilo para otro día”, y mejor invitas a ella a caminar hacia las cabañas, donde  de manera fortuita tienen un pequeño restaurante. Falta poco para el mediodía. Así que es como un holograma en el desierto. O bueno, una cabaña junto al lago.

    Te tomas tu tiempo en la sobremesa e indagas con el mesero los pormenores del lugar. Las cabañas casualmente son para hospedarse. Volteas a verla y con solo la mirada le preguntas: “Pues es viernes, no existe mejor plan que estar aquí contigo, ¿qué te parece si nos quedamos y volvemos a la ciudad el domingo?”. Ella, también con la mirada, te responde: “Por supuesto que sí, necesito más tiempo junto a este lago”.

    Reservas dos noches. Caminan de vuelta al auto y al llegar propones lo siguiente: “toma algunos cambios de ropa y ve a darte un baño a la cabaña; yo llevaré la llanta a reparar al lugar donde me dijo el recepcionista”. La ves andar de vuelta al lago y tú has creado el sendero perfecto para un gran fin de semana.

    Por la noche, retomas tu playlist en la cabaña; con malvaviscos y vino incluidos. Y dejas que pase lo que el azar disponga.


    Es evidente que basta decir tres cosas: el mago no revela sus trucos, los buenos accidentes sí existen y crear tu propia película es posible, con banda sonora incluida.

    PLAYLIST:

    1. Don’t You Want Me – The Human League
    2. Young Turks – Rod Stewart
    3. Crazy Little Thing Called Love – Queen
    4. Everybody Wants To Rule The World -Tears For Fears
    5. Treat Her Right – Roy Head
    6. I Ran (So Far Away) – A Flock Of Seagulls
    7. You Never Can Tell – Chuck Berry
    8. Showroom Dummies – Senor Coconut
    9. One Headlight – The Wallflowers
    10. Island In The Sun – Weezer
    11. Dreams – Fleetwood Mac
    12. L’amour l’amour l’amour – Mouloudji
    13. Le Temps Est Bon – Bon Entendeur y Isabelle Pierre
    14. Love Me – Elvis Presley
    15. Goodnight Moon – Shivaree
    16. Hold Tight -Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich
    17. Everybody Needs Somebody to Love – The Blues Brothers
    18. Kiss You Forever – Poolside
    19. Dancing – Mellow Fellow
    20. I Say a Little Prayer – Aretha Franklin
    21. Across The Multiverse – Dent May
    22. Verdis Quo – Daft Punk
    23. Blue Skies – Jamiroquai
    24. Study War – Moby
    25. Golden Brown – The Stranglers

El plan y el playlist perfectos para pasar un fin de semana lejos de la ciudad y darse al camino con esa persona especial.