¿Quieres un rostro más masculino? La medicina estética puede ser tu opción.

    Rostro Áureo

    Los términos de belleza y simetría son subjetivos, pero la proporción áurea no solo es utilizada en el arte, también es aplicada de manera objetiva en la medicina estética.

    Autor: Arturo Vela 9 febrero, 2021


    Si bien desde los egipcios, griegos y en nuestra sociedad actual tratamos de encontrar una definición precisa de la belleza, ésta dentro de la medicina estética llega a tener sus parámetros y objetivos bien establecidos. 

    via GIPHY

    Como he mencionado antes, no todo es recuperar volumen y ganarle al tiempo, también es necesario lograr una armonía facial, basándonos principalmente en el número Phi -1.618- (llamado así en homenaje al escultor griego Fidias), el número áureo, golden ratio, la divina proporción o el número más bello, no solo rige las proporciones perfectas en la naturaleza, también ha sido estudiado y utilizado por grandes pintores y en la medicina es aplicada a la armonización facial al momento de la utilización de rellenos faciales, más comúnmente los fillers de ácido hialurónico.

    Un rostro masculino va más allá de una mandíbula bien delineada y fuerte, así como de un mentón prominente y cuadrado.

    Los pómulos, aunque los pasemos por alto, son rectos y ocupan la misma distancia que la que se utiliza de lado a lado de la mandíbula. En el estudio del rostro se divide en tercios (superior, medio e inferior) siendo estos tres de la misma medida, así como los quintos que dividen la cara de manera vertical, guardando entre sí la misma distancia; estas dos características son esenciales para un rostro armónico.

    ¿Quieres un rostro más masculino?

    Si bien los tratamientos estéticos están diseñados principalmente para tratar el envejecimiento, pero el aumento de volumen para resaltar facciones es cada día más demandado. Mandíbula de Hollywood, mentón de rockstar, eso tú lo puedes lograr. Lo primero y más importante es una valoración precisa, ya que estos tratamientos si bien son para todos, algunos tendrían una ventaja mayor con la cirugía estética. 

    via GIPHY

    De arriba a abajo

    ¿Has notado un hundimiento lateral a tus cejas? En esa zona (“los templos”) el relleno con ácido hialurónico es de gran utilidad para devolver esa rectitud a las cejas, abriendo la mirada y haciéndola sentir más fresca. Por su parte, la zona de los pómulos debe ser tratada algunas veces a la par que las ojeras, pero su técnica consiste en reposicionar de tal manera que estos revelen fuerza, que sean prominentes sin llegar a ser redondos o con exceso de volumen. 

    Los ángulos mandibulares también son otra característica de virilidad, la forma de tratar esta área es delimitando el ángulo en 100-120 grados, no más allá,  ya que de tal manera aunque quede definido tendería a la feminización. Un mentón cuadrado da un balance al tercio inferior de la cara.

    via GIPHY

    Y por último, sin carecer de importancia, los labios deben tener un ratio 1 a 1, es decir, que midan lo mismo el labio superior que el inferior, en este caso si existe temor a que los labios se vean inflamados, hay técnicas donde solo se hidratan y aportan algo de volumen sin llegar a ser exagerados. 

    Recuerda que tanto tu médico estético y tú van juntos en los tratamientos antiaging, lo más importante es saber lo que tú quieres y dejarte escuchar por la opinión del experto. 

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

Los términos de belleza y simetría son subjetivos, pero la proporción áurea no solo es utilizada en el arte, también es aplicada de manera objetiva en la medicina estética.