Sé como un Tiburón Blanco y llega directo al éxito | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Sé como un Tiburón Blanco y llega directo al éxito

    Tu profesión, tu trabajo, tus relaciones, son como un tiburón blanco, para tener éxito debe estar movimiento constante.

    Autor: Juan Pablo Jiménez 31 mayo, 2017


     

     

    El gran tiburón blanco no tiene pulmones y para respirar, tienen que moverse en todo momento. El movimiento hacia adelante permite que el agua rica en oxígeno pase a través de las delgadas paredes de diminutos capilares entrelazados y salga a través de las ranuras branquiales.

     

    Si deja de avanzar, sus branquias no funcionarían, no podría respirar y se hundiría hasta el fondo y moriría. Este sistema se denomina ventilación carnero.

     

    En la vida diaria

     

    Todos hemos estado en puntos de nuestra vida cuando sentimos que tenemos problemas para conseguir un poco de ‘aire’. Estamos sofocados haciendo lo que estamos haciendo.

     

    Para estos momentos, hay algo muy simple que nos puede revivir: avanzar.

     

     

    A veces eso significa conseguir un nuevo trabajo o tomar el toro por los cuernos con el trabajo que tenemos. Pero siempre significa tener mira más allá de donde estamos actualmente y nadar en esa dirección.

     

    No importa si vamos en línea recta para llegar allí, siempre y cuando nos movamos. Dejar de moverse, es morir. Seguir moviéndonos, es vivir. Así de simple.

     

    Tomar decisiones

     

    Para mantenernos saludables, necesitamos saber a dónde vamos; necesitamos tener un propósito, una causa o una creencia, una razón para levantarnos de la cama. Sin una motivación para nadar… ¡MORIMOS!

     

     

    Para innovar, tener ideas y contribuir, necesitamos hacer cosas fuera de nuestras especificaciones de trabajo: leer, ver películas, viajar, conocer gente nueva y romper la rutina.

     

    Para avanzar, necesitamos ejecutar nuestras ideas y pasar a la acción. Si gastamos nuestro tiempo tratando de hacerlo perfecto, postergando y sin concretar… ¡MORIMOS!

     

    Quedarse atrapado y sofocado es una elección, cambiar y avanzar es también una elección.

     

    Así que la próxima vez que alguien te pida el secreto de tu éxito en la vida, confiésales que es simple, eres un tiburón blanco.

    Temas relacionados con esta nota: ,

Tu profesión, tu trabajo, tus relaciones, son como un tiburón blanco, para tener éxito debe estar movimiento constante.