Shanina Shaik: Divino Crisol

    Shanina Shaik: Divino Crisol

    Checa la entrevista completa y todas sus fotos.

    Autor: Redacción Maxim 16 julio, 2019



    Fotografía por Gilles Bensimon

     

    Mira todas las fotos y la entrevista de Shanina Shaik en Maxim México

     

    Descubre a uno de los nuevos Ángeles de Victoria’s Secret, quien se distingue en la escena del modelaje por sus capacidades multifacéticas y exotismo inconfundible.

     

    En un mundo que parece estar lleno de “supermodelos” solo hay una Shanina Shaik. Sus llamativos ojos color avellana lanzan una mirada seductora. Su piel impecable es de un bronce resplandeciente espolvoreada con unas lindas pecas.

     


    Camisa y pantalones, Maison Alaïa; aretes, Sydney Evan.

     

     

    A pesar de su inusitado éxito, la diversidad de su pasado —una madre lituano-australiana y un padre pakistano-saudi— no siempre fue una ventaja. Si bien sus llamativos rasgos ahora son celebrados y resultan objeto de deseo para los diseñadores de todo el mundo, al principio de su carrera su genética incierta, era un obstáculo. “A veces el hecho de ser de un origen étnico tan diverso me impedía conseguir trabajo, ya que el público no podía ubicarme dentro de una categoría”, confiesa Shaik, “lo que me parecía absurdo y realmente desafortunado”. Por suerte, esos días ya han quedado atrás y ahora esta chica bellísima es uno de los rostros más codiciados y reconocidos en el medio; “estoy muy feliz de poder ser una inspiración para las chicas jóvenes que no necesariamente encajan en una categoría específica”.

     


    Sombrero, Eric Javits; lentes de sol, Acne Studios; bra y tanga, For love & lemons; anillo y brazalete, Sydeney Evan.

     

    Al nacer y crecer en Australia, “tú siempre estabas al aire libre pedaleando tu bicicleta o jugando con otros niños”, anota, “Siempre vestía ropa deportiva y me gustaba llevar mi cabello recogido. Era una chica poco femenina y mi deporte favorito era el baloncesto, los hombres siempre me elegían para ser parte de su equipo antes que la mayoría de los otros chicos de mi clase”.

     

    Aunque se proclamó como una chica “poco femenina”, Shanik supo desde muy pequeña que quería ser modelo: “Cuando cumplí 14 años floreció mi lado femenino. Mi madre era la que siempre me decía que me metiera al modelaje, después me buscaron diversos representantes que me recomendaron lo mismo”. Entonces, decidió cambiar su ropa deportiva por el glamour, y se movió rápidamente hacia las pasarelas de moda cambiando su país de origen por Nueva York para alcanzar su sueño, tras protagonizar el reality australiano Make Me a Supermodel.

     


    Suéter y zapatillas, Maison Alaïa.

     

    Desde que hizo su debut en el New York Fashion Week en 2009, ella no ha dejado de pasar por los eventos de Chanel, Oscar de la Renta y Tom Ford, de hecho, recientemente posó para el portafolio de este último, entre otros trabajos de alto perfil. En la cima de su temprano éxito, tuvo un gran cambio cuando quedó comprometida con su primer Victoria’s Secret Fashion Show en 2011, lo que le dio un giro a su carrera para siempre. “Antes de modelar en el Show, siempre había pensado que ‘era demasiado comercial’ y no me atrevía a pasear en los desfiles de ese tipo de moda. Eso cambió después del Victoria’s Secret Show”.

     

     


    Todo el look, Chrome Hearts.

     

    Recientemente tuvo que caminar en su quinto desfile Victoria’s Secret, pero Shaik ya se ha habituado a la famosa pasarela de la prestigiosa marca de ropa interior femenina, aunque sabe que la euforia que sintió en su primera presentación nunca se desvanecerá:

    “No podía creer que me estaban llamando. Mi mamá lloró cuando se lo dije, porque ella sabía que eso era algo que realmente quería. Siempre recordaré ese día, fue una experiencia mágica”.

     

    Más allá del modelaje, Shaik ha incursionado en la industria del cine, destacando especialmente en el papel de una princesa árabe en 2017 con la película The Mummy, estelarizada por Tom Cruise. “Actuar me ha parecido mucho más difícil que modelar”, relata. “Me encantó la experiencia y el desafío, espero hacer más películas en el futuro”. Con una cinta importante en su haber, en noviembre terminó la filmación de otra en la que trabaja junto con las estrellas de cine Isla Fisher y Steve Coogan; se trata de una sátira llamada Greed.

     


    Suéter y zapatillas, Maison Alaïa.

     

    A pesar de tener una agenda llena, con eminentes sesiones fotográficas y eventos glamurosos que la mantienen ocupada alrededor de todo el mundo, para Shaik es una prioridad hacerle tiempo a uno de los más grandes placeres que tiene en la vida: dormir. “Necesito dormir por lo menos de 8 a 10 horas todos los días”, confiesa, así que si ella algo puede llegar a celar, eso es su sueño. Mantener sus hermosos ojos cerrados es solo una manera con la cual se mantiene saludable, radiante y con la figura de una supermodelo. La salud de su asombroso cuerpo también se debe a que hace pilates, salta la cuerda y le encanta bailar.

     


    Vestido, 3.1 Phillip Lim.

     

     

    “La mayoría de mis sesiones de entrenamiento son con mis entrenadores favoritos o con amigos, lo que me mantiene motivada y hace que sean divertidas”. Es cierto que las cosas están funcionando bien para Shaik, desde su éxito como modelo en todo el orbe hasta su prometedora carrera como actriz, sin embargo ella apenas está iniciando. Después de visitar las confortables playas de Baja California Sur el año pasado, salir en la portada de Maxim puede ser un hito importante, para que también pueda conquistar esta parte del mundo.  “He hecho una lista con todas las cosas que sueño y quiero lograr en mi vida”, expresa, “en alguna parte de esos planes estaba ser la portada de Maxim. Ya puedo tachar esto en mi lista de deseos, ha sido un honor trabajar con Gilles Bensimon, el fotógrafo de America’s Next Top Model. Él trabaja solo con los mejores y ha creado algunas de las imágenes más hermosas e icónicas que he visto, estoy extremadamente feliz de estar frente a su cámara. Esto será algo para mostrarle algún día a mis nietos”.

     

     


    Vestido, Alberto Zambelli.

     

    Los planes de Shanina Shaik aguardan impacientemente por llevarse a cabo, estos incluyen estar a cargo de su propia firma. Dentro de cinco años, se imagina: “Me gustaría tener un contrato de belleza, participar en más películas y ser la jefa de mi propia compañía”. Definitivamente podemos ver todo eso y más en el futuro de esta hermosa modelo, que tiene como principal virtud una espontánea inteligencia.

     

     

     

    BUSCA SHANINA SHAIK  EN EL NÚMERO DE JULIO DE LA REVISTA MAXIM MÉXICO, EDICIÓN MOTOR. YA A LA VENTA.

     

     

     

     

     

    Styling, Caroline Christiansson; asistente de styling, Rap Sarmiento; maquillaje, Steven Canavan; cabello, Yoichi Tomizawa.

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , , ,

Checa la entrevista completa y todas sus fotos.