Stephanie del Toro, colombiana de exportación

    Stephanie del Toro, colombiana de exportación

    Amante de estar frente a las cámaras.

    Autor: Aarón Martínez 8 abril, 2020


    FOTO: @santiquiceno

    Conversamos con la una mujer latina llena de propósitos en la industria del modelaje y la actuación.

    Su infancia le sabe a mango con sal, pimienta y mucho limón, y huele a eucalipto. Stephanie nació y creció en una pequeña ciudad de la costa atlántica colombiana llamada Sincelejo.  “Pasé casi todos los fines de semana que fueran posibles en el agua; en las playas del  Golfo de Morrosquillo o en la fantástica Cartagena de Indias. Tuve una infancia mágica, de esas que quisiera que todos los niños del mundo tengan”.

    Desde esos años, tenía algunas ideas para su futuro, confiesa que quería ser modelo y también le agradaba la idea de ser patinadora artística, incluso profesora de niños. La vida le puso en el camino ser modelo, actriz y abogada, y lo tomó. “La vida nos pone en el lugar perfecto a la hora correcta. Mi mamá es una muy prestigiosa e intachable abogada, y creo que yo siempre quería ser tan dulce pero a la vez tan profesional como ella”. 

    Al graduarse, tuvo intenciones de ejercer y seguir los pasos de su madre; sin embargo, “entre el corre corre de las clases y horas de consultorio jurídico, cargaba mis tacones y vestido de baño para hacer castings, luego estuve en algunas campañas publicitarias de mi país y, de una manera que es difícil expresar con palabras, empecé a disfrutar ¡estar enfrente de las cámaras!”.

    Después de su graduación, viajó a Nueva York para estudiar inglés, ahí fue donde internacionalmente la descubrieron como modelo y empezó su carrera, “estuve representada por una agencia en Miami y luego esa agencia la compró una más grande en Italia y me invitaron. Estuve allá y tuve el privilegio de trabajar con marcas súper importantes”.

    Más adelante, firmó su representación en otros países, y fue en uno de sus regresos a Nueva York que conoció al director de cine Geoff Ryan, con quien trabajó y descubrió su interés por su otra faceta, la de actriz. Entre otros proyectos, recuerda su primera película, De regreso al colegio (2017), como una llena de aprendizajes: “ha sido una súper experiencia en donde pude trabajar al lado del gran actor colombiano Marlon Moreno, aprendí mucho de él, de su profesionalismo. Al igual de los extraordinarios Matthew Windey, Ariel Levy, Luisa Fernanda  W y todo el equipo que lo hizo posible”.

    Para Stephanie, ser y representar a una mujer latina es un orgullo y gran responsabilidad. “Porque lo que nos hace únicos muchas veces puede llegar a ser cuestionado o puede ser tratado de moldear o de cambiar. Y en esta nueva era la mujer latina tiene el poder de mostrar nuestra identidad y nuestra raza en el mundo, valga decir que las latinas somos extrovertidas, auténticas, determinadas (si queremos algo nos empeñados y lo conseguimos) divertidas, perseverantes, súper recursivas y chingonas, como dirían ustedes en México”. 

    Al despedirnos, le preguntamos sobre dónde se ve en un futuro tal vez no muy lejano, y ella confiesa: “Mi sueño es conocer al mundo y que el mundo conozca mi talento. Mi sueño es inspirar y vivir haciendo lo que amo”. 

    No te pierdas la entrevista y fotos con nuestra portada, 

Temas relacionados con esta nota: , , ,

Amante de estar frente a las cámaras.