Súper Menú Maxim para los grandes eventos | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Súper Menú Maxim para los grandes eventos

    El mejor pretexto para lucir tus dotes de cocinero y preparar un manjar con tus amigos.

    Autor: Víctor Léycegui 19 mayo, 2018


    Corte Cowboy en su jugo
    Shutterstock.

     

    Cuatro sencillas recetas que capturan la esencia de la cocina estadounidense.

     

    El menú Maxim incluye cuatro sencillas recetas que capturan la esencia de la cocina estadounidense y, por supuesto, su exquisita relación con el deporte de contacto más popular del mundo.

     

    Cowboy steak

     

    El menú Maxim para los grandes eventos no podría dejar fuera a uno de los cortes más populares de México y Estados Unidos, el rib eye. Sólo que en esta ocasión hemos decidido presentar la versión que incluye el hueso de la costilla (cowboy), ya que incrementa su potencial testosterónico en una noche de deportes.

     

    Ingredientes:

     

    Cowboy Steak corte grueso (pedir al carnicero que sea de una pulgada)

    Sal y pimienta

     

    Preparación:

     

    Te mostraremos la forma de preparar este delicioso corte en la estufa de tu casa, en caso de que no tengas a la mano un asador de carbón o leña. Calienta a fuego alto una plancha, sartén o comal de hierro. Asegúrate de que el cowboy se encuentre a temperatura ambiente y rocíalo con sal y pimienta. Inmediatamente después engrasa el sartén y coloca el corte. Estás tratando de sellar la carne para que no pierda sus jugos, debe estar bastante caliente.

     

    Sella el corte hasta que la corteza se vea dorada y perfectamente cocida; tomará aproximadamente tres minutos por cada lado.

     

     

    Porterhouse a las brasas

     

    Este corte es uno de los más jugosos y suaves, es primo hermano de uno de los steaks más populares en Estados Unidos y México: el T-bone. Al ser un corte para asador que conserva el hueso, éste le agrega aún más sabor y consistencia.

     

     

     

    Ingredientes:

     

    Porterhouse corte grueso (pedir al carnicero que sea de una pulgada de grosor y que quite los excesos de grasa)

    Sal gruesa

    Pimienta negra

     

     

    Preparación:

     

    Te recomendamos limpiar el asador y prender el carbón al menos una hora antes de que quieras cocinar la carne, ya que nunca debes asar mientras el carbón o la leña mantiene una llama viva; deberás hacerlo una vez que se vuelve brasa y se encuentra al rojo vivo. De la misma forma, se recomienda salpimentar la carne una hora antes de la cocción y dejarla reposando a temperatura ambiente.

     

    Una vez que la brasa esté en el punto, aceita la parrilla para evitar que la carne se pegue y coloca el porterhouse. No deberás moverlo durante exactamente cinco minutos. Una vez transcurridos, voltea la carne y déjala otros cinco minutos para que quede término medio.

     

    Si prefieres que la carne quede “tres cuartos”, deberás dejarla aproximadamente tres minutos más de cada lado. Lo ideal es usar tu instinto carnívoro. Recuerda que hay varios elementos que juegan en función de lograr un asado perfecto, tales como intensidad de la brasa, altura de la parrilla respecto a la fuente de calor, tiempo, etcétera.

     

     

     

    Pulled Pork Sandwich

     

    Este sencillo platillo requiere de mucha paciencia, ya que su cocción es lenta. Prepáralo desde la mañana al tiempo que las cervezas se enfrían en la hielera. Una de las recetas más representativas de la comida casual norteamericana que es indispensable dentro del menú Maxim. Como todos los grandes platillos, cada quien tiene su receta. Nosotros te presentamos la nuestra, que pretende ser sencilla y deliciosa.

     

    Ingredientes:

     

    Una pieza grande de carne de cerdo (aprox. 1.5 kg); puede ser aguja, hombro, espaldilla y mezcla de diferentes cortes.

     

    Para cocinar la carne:

    Una cebolla picada

    4 dientes de ajo

    2 cucharaditas de chile en polvo

    2 cucharaditas de comino

    2 cucharadas de mostaza tipo Dijon

    3/4 de taza de vinagre blanco

    2 cucharitas de paprika (pimentón)

    1/3 de taza de cátsup

    2 cucharitas de salsa inglesa

    1/3 de taza de azúcar mascabado

    2 cucharaditas de laurel seco en polvo

     

    Preparación:

     

    Muele todos los condimentos en la licuadora hasta que se vuelvan una pasta. Cubre la carne con la mezcla y déjala reposar en el refrigerador; tapada, durante toda la noche. Coloca la pieza de carne en una olla grande y agrega un litro de agua. Cocina a fuego alto hasta que comience a hervir, después baja la temperatura al mínimo posible y continúa cocinando la carne condimentada por un mínimo de tres horas y hasta que la carne se desprenda fácilmente al desgarrarla con un tenedor.

     

    Una vez que esté lista, sácala de la olla, espera a que se enfríe y desmenúzala de forma irregular.

     

    Mézclala con la salsa BBQ y sirve en los bollos.

     

    Se recomienda acompañar esta receta con la tradicional ensalada de col.

     

    Philly Cheese Steak

     

    La receta original de Philadelphia que te pondrá a ti y a tus amigos a tono perfecto para el fin de semana más esperado del año; sencilla de preparar y de comer. La idea es tener carne de buena calidad cortada en tiras, asada con cebollas y pimientos. Después, colocarla en un pan alargado y cubrirlo con algún tipo de salsa de queso. Las variantes entre el tipo de carne, pan y queso generan una enorme cantidad de posibilidades. Aquí te dejamos nuestra versión favorita.

     

    Ingredientes:

    4 piezas de rib eye cortadas en tiras

    Una cebolla grande picada en cuadros

    2 pimientos morrón cortados en tiras

    Sal y pimienta

    Para la salsa de queso:

    Una cucharada de mantequilla

    Una taza de leche

    250 g de queso manchego en cubos

    150 g de queso parmesano rallado

    Una pizca de nuez moscada

    Sal y pimienta

    4 baguettes o cualquier otro bollo alargado

     

     

    Preparación:

     

    Cocina la cebolla y los pimientos en un sartén caliente con poco aceite, cuando estén ligeramente salteados agrega la carne y sal y pimienta al gusto. Ten cuidado de no cocinar demasiado el rib eye para no resecarlo. Para la salsa, coloca la mantequilla en una olla pequeña y derrítela, después vierte la leche y una vez caliente agrega poco a poco los quesos, removiendo constantemente y esperando a que la salsa tome una consistencia ligeramente espesa. Condimenta con sal y pimienta, y una pizca de nuez moscada.

     

    Sirve la mezcla de carne, cebolla y pimiento dentro de los panes y cubre con la salsa de queso.

     

     

     

     

     

     

     

    Temas relacionados con esta nota: ,

El mejor pretexto para lucir tus dotes de cocinero y preparar un manjar con tus amigos.