Los verdaderos trajes impecables | Maxim México tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la vida | Maxim México

    Los verdaderos trajes impecables

    Mientras que las tendencias van y vienen, los sastres británicos en Huntsman se enfocan en lo que hacen mejor: trajes que durarán para siempre.

    Autor: Redacción Maxim 19 abril, 2018


    Trajes Hunstman

     

     

    por Priya Rao

     

     

    Gracias a Kanye West y Justin Bieber, quienes imponen estilos, parece que la moda masculina de hoy sólo se concentra en lo sport e informal. Pero mira más allá de los Yeezys y verás que algunas marcas clásicas se mantienen firmes. Piensa en la ropa británica Huntsman, que se especializa en trajes hechos a mano en Savile Row, y cuenta con Clark Gable, Gregory Peck, Paul Newman y Steve McQueen entre su clientela icónica. La marca está prosperando al hacer lo que siempre hace: que los hombres se vean geniales.

     

    Trajes Hunstman hechos a mano

     

     

    Pierre Lagrange, quien compró la empresa en 2013 luego de una carrera en Finanzas, resalta la importancia del estilo discreto y un gran traje, en medio de la revolución de la ropa de calle informal. “Uno en realidad no puede decir por qué, pero un traje hecho a la medida se ajusta bien. Es algo que nadie más tiene, está hecho para ti”. Lagrange admite que incluso él solía comprar sus trajes antes de unirse a la marca, pero ahora es Huntsman hasta los huesos. “Comprar a la medida es un regalo para uno mismo”, puntualiza.

     

    Trajes Hunstman

     

    Ubicado entre los establecimientos más caros de la calle Savile Row (los precios para un traje hecho a la medida del cliente van desde 7 mil 500 dólares, y hecho a una talla, que se ofrece raramente, comienza en 4 mil 500), la historia de Huntsman inició en el número 126 de la calle New Bond, donde el fundador Henry Huntsman combinó elementos de sastrería con ropa de trabajo ecuestre. La caza, la equitación y las piezas deportivas se convirtieron en un sello distintivo de la casa en el siglo XIX, tanto que aristócratas como el príncipe Alberto, el rey Eduardo VIII y Winston Churchill usaron sus piezas. Hollywood hizo lo mismo, con Gregory Peck a la cabeza. Entre 1953 y su muerte, el actor encargó casi 200 trajes a Huntsman.

     

     

    Trajes Hunstman

     

     

    Aunque la firma apenas ha tenido presencia en Estados Unidos, se prepara para una gran invasión. En meses recientes, la marca abrió una tienda en la famosa Calle 57 de la ciudad de Nueva York (la gran tienda Bergdorf Goodman está a la vuelta de la esquina), donde el director creativo Campbell Carey, antiguo sastre del competidor Kilgour, puede ser encontrado trabajando. “Lo fantástico es que nuestros clientes estadounidenses han sido los guardianes de la tradición británica”, dice Lagrange. “Comparten, basado en los valores en términos de uno mismo, lo que es un hombre elegante, lo que es ser un hombre poderoso y atractivo”.

     

     

    Trajes Hunstman

     

     

    Carey está de acuerdo: “Nuestro cliente estadounidense quiere destacarse en Park  Avenue o Madison Avenue, y lo hace con nuestro corte británico”. Carey explica que el corte que los caracteriza, una especialidad de Huntsman, es un traje de dos piezas hecho a la medida, con un solo botón, sisa alta y cintura larga.

     

     

    Hay diferencias en el arte de los patrones, ya que los hombres estadounidenses prefieren un patrón a cuadros más marcado en sus trajes. (Hay 38 personalizaciones estándar para elegir). Pero en general, los clientes estadounidenses vienen a Huntsman por las mismas razones que la base británica de la marca: ‘¿Por qué ir a Ferrari y pedir un Porsche?’. Nuestros hombres saben lo que quieren cuando vienen con nosotros”.

     

    Trajes Hunstman

     

    Huntsman también ha lanzado espectáculos a corto plazo en EUA en lugares como Dallas, Houston y Palo Alto (Atlanta será parte del circuito el próximo verano). Lagrange le da la razón del repunte en el negocio en los Estados Unidos (20% de la base de clientes de la marca proviene de ese país) a los hábitos de compra de los hombres.

     

     

     

    “A los clientes estadounidenses, especialmente, no les gusta comprar con demasiada frecuencia, por lo que es muy bueno hacer un producto que vas a tener por 10, 20, 30, 40 años. Les encanta que puedan comprar cosas que durarán para siempre”.

     

     

     

    Trajes Hunstman

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Mientras que las tendencias van y vienen, los sastres británicos en Huntsman se enfocan en lo que hacen mejor: trajes que durarán para siempre.