Tu rutina de ejercicio en cara
-->

    Tu rutina de ejercicio en cara

    Cuida tu rostro.

    Autor: Redacción Maxim 8 mayo, 2020


    FOTO: Shutterstock

     

    Por Doctor Arturo Vela

     

    Podemos hacer gran esfuerzo por comer saludable o ejercitarnos, pero ¿qué hay de la dinámica para cuidar nuestro rostro?

     

    El uso de ungüentos y aceites en la piel está descrito hasta en los papiros de Egipto, pues se consideraba importante ya que los egipcios gustaban de cuidar el cuerpo. Esto ha estado presente hasta nuestros días, tiene un gran valor para nosotros tener una apariencia que refleje nuestra vitalidad y salud, con un rostro libre de arrugas y manchas.

     

    Por eso es importante señalar que  la falta de una rutina de cuidado facial puede acelerar el proceso de envejecimiento. Y en realidad no es tan difícil, solo hay que seguir algunos pasos como: limpieza, hidratación, prevención, corrección y protección.

     

    Primero:

    Hay que tener en cuenta que no basta con lavarse la cara solo por las mañanas para eliminar el sebo producido durante nuestras horas de sueño, también es importante el lavado por las noches, pues te ayuda a eliminar todas aquellas partículas acumuladas en tu jornada, especialmente las derivadas de la contaminación. Existen limpiadores para todo tipo de piel (grasa, seca y mixta), debes tener en cuenta que al ser productos especiales para la cara son libres de jabón —ya que éste puede resecar— y contienen aceites y ácidos que ayudarán a hidratar y mejorar la textura de tu piel.

     

    Una piel sin hidratación es más susceptible al envejecimiento, esto debido a que se debilita su barrera protectora. Es recomendable que utilices hidratantes por lo menos una vez al día, de preferencia por las mañanas después de haber limpiado tu cara.

     

     

    Prevención:

    La prevención va a evitar la aparición de signos de la edad; manchas, arrugas, cicatrices. Diferentes productos se aplican tanto para evitar las marcas de acné, como para el proceso de envejecido per se. La vitamina C, conocida por ser uno de los mejores antioxidantes, te ayudará a prevenir arrugas y a iluminar la piel, además de brindar protección contra los rayos ultravioleta.

     

    Si sufriste de acné o tienes manchas secundarias por exposición al sol, es momento de iniciar con la corrección de tales imperfecciones. Y no todo son manchas y cicatrices, también existen productos especializados al área del cuello, ojeras y labios, productos diseñados para sanar y reparar tu piel.

     

    Si bien la limpieza es el paso más importante, la protección solar no se queda atrás en la rutina. Hay que recordar que una piel sin protección se quema al cabo de 15 minutos, mientras que con un SPF 30 tardará 30 veces más en enrojecer. Es primordial su aplicación cada 4 horas, por lo menos tres veces al día y sobre todo en tus momentos de mayor contacto directo con el sol.

     

     

    Si bien esta rutina puede consumir cierto tiempo o puede parecer complicada, lo recomendable es iniciar por las llamadas cremas universales, las cuales hidratan, protegen y reparan en una sola aplicación —claro, sin omitir el lavado de cara, que es esencial—.

     

    Una vez dominado lo anterior, podrás escalar a un cuidado más específico y completo. Porque una piel limpia es una piel sana, y el rostro es tu carta de presentación.

     

     

    Consejos para esta cuarentena, CÓMO CORTARTE EL PELO EN CASA SIN MORIR EN EL INTENTO

     

     

    Temas relacionados con esta nota: , , ,

Cuida tu rostro.