Visitamos el taller de Helio Ascari, donde arte significa bicicleta

    Visitamos el taller de Helio Ascari, donde arte significa bicicleta

    Cuando Ralph Lauren quiere una bicicleta personalizada, ¿a dónde va?

    Autor: Redacción Maxim 7 octubre, 2016


    Fotos: Cortesía Ascari Bicycles Inc.

    Fotos: Cortesía Ascari Bicycles Inc.

    Por Jason Chan

     

    Ahí va una trivia: cuando Ralph Lauren —el de gusto conquistador y discernimiento— quiere una bicicleta personalizada, ¿a dónde va? La respuesta es a Ascari Bicycles (te perdonaríamos por no conocer el nombre), la creación de Helio Ascari, un nativo brasileño de 40 años que ha estado creando las bicicletas más cotizadas desde 2011. Antes modelo de Ferragamo y Gianfranco Ferré, Ascari tiene el porte de alguien que habita su físico sin esfuerzo alguno, resultado de pasar su juventud trabajando con sus manos en una fábrica de acero y más tarde con madera. Decidió poner su experiencia mecánica en reparación de autos para fabricar bicicletas personalizadas, y hace algunos años, una presentación con Lauren transformó su empresa.

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    A simple detail in a humble machine.

    Una publicación compartida por Ascari (@ascaribicycles) el


    “Un hombre como Lauren ha visto casi todo lo que hay que ver en el mundo”, dice Ascari, sujetando un manubrio dorado en su estudio perfectamente organizado al sur de Williamsburg. “Sabía que tenía que crear algo especial. Nos sentamos por una hora y media para hablar de todo —diseño, pero también de la vida en general—, y para mí, un tipo del sur de Brasil, el encuentro con Ralph fue el gran comienzo para mi sueño”. La bici —un año y medio de producción— ahora está en la oficina del Sr. Lauren.

     

    Ver esta publicación en Instagram

    A simple detail in a humble machine.

    Una publicación compartida por Ascari (@ascaribicycles) el

     

     

    Más que tótems de estilo, las bicicletas de Ascari son encarnaciones físicas de sus habilidades técnicas. Él crea a mano el manubrio, los frenos y los guardabarros de cada pieza y usa partes que satisfacen hasta al más exigente: bielas de Rene Herse de Boulder, Colorado; concentradores de Chris King en Portland; audífonos del dealer Curtis Odom en San Diego; llantas de madera de Ghisallo en Como, Italia.
     

     
    La mayoría de sus marcos están construidos mediante el proceso de soldadura de filete, un método de baja temperatura de unión de tubos que resulta en conexiones más fuertes que las soldaduras, lo que lleva el precio de una de sus creaciones a unos $20,000 dólares (opciones de soldadura convencionales están disponibles a $6,000 dólares).
    Para Ascari, cada proyecto empieza con una idea, que es más grande que sus partes. Recientemente completó una pieza única para un cliente japonés, inspirada en la fabricación de un Bugatti Atlantic. “Me encanta comparar mi trabajo con coches clásicos, el tipo de objeto que tal vez sólo manejes los fines de semana y el resto del tiempo lo pones en exhibición”, dice. “Es como una pieza de arte funcional”. Para el cuerpo, Ascari usó tubos de Columbus cromados de Milán y anillos de bronce niquelados alrededor de los guardabarros; aplicó manualmente oro blanco, ébano y diamantes (decisión del cliente) en los frenos. El proceso completo tomó cuatro meses, y al visitar al maestro en su estudio se puede ver por qué. Aunque tiene dos ayudantes, Ascari opera casi todo por sí sólo, moviéndose de una operación a otra en su pequeño atelier, envolviendo con cuidado cuero alrededor del manubrio y tallando las palancas de cambio de freno de madera. Una pieza única toma tiempo, y la mayoría de los proyectos llevan varios meses en completarse, desde la selección de piezas hasta la pintura y el acabado, que puede incluir materiales como rubíes y bronce.
    Pero, de hecho, entrar a la lista de espera toma mucho más tiempo: Ascari actualmente está aceptando citas de un año en adelante. Asegúrate de decirle que nosotros te mandamos, y puede ser que te dé preferencia.

     

    Ver esta publicación en Instagram

    The Royal Blue. Pic by @fernandofreire

    Una publicación compartida por Ascari (@ascaribicycles) el


     

    Temas relacionados con esta nota:

Cuando Ralph Lauren quiere una bicicleta personalizada, ¿a dónde va?